Un pensamiento de Carrero. 
 El deber hasta el límite, prescindiendo del peligro  :   
 La vida está siempre en manos de Dios. 
 Ya.    21/12/1973.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Un pensamiento de Carrero

EL DEBER HASTA EL LIMITE, PRESCINDIENDO DEL PELIGRO

LA VIDA ESTA SIEMPRE EN MANOS DE DIOS

EL almirante Carrero fue elegido vocal de la primera Junta Nacional de Acción Católica que se organizó

después de la guerra civil, en 1940. Entonces fue fundada la revista "Excelencia", cuyo primer director

adjunto, Ruiz-Giménez, solicitó de Carrero un artículo de colaboración, que se anunció en el número cero

y apareció de hecho en el número ocho de la revista, correspondiente a la Pascua de Resurrección de

1941.

Versaba sobre "Honor, duelo, suicidio" y en él se alzaba e1 autor contra los prejuicios incompatibles en la

carrera militar con la fe católica. El articulo terminaba con esta afirmación de que nuestra vida está

siempre en las manos de Dios:

"El verdadero valor del militar está precisamente en cumplir su deber hasta el límite, prescindiendo en

absoluto del peligro que le rodea. Debe obrar en medio del fuego o entre la más desaforada, tempestad en

el mar, como si su vida no corriera el menor peligro; que, en realidad, y para un verdadero cristiano, la

vida está siempre en manos de Dios, y lo mismo se conserva después de los mayores riesgos que se pierde

en un instante por una angina de pecho en el lugar más tranquilo y seguro de la tierra, Y si las

circunstancias, en la figura de los designios de la Providencia, le obligan a afrontar una situación penosa

sobre toda ponderación, mayor muestra de valor es aceptarla que rehuirla por el camino del suicidio,

condenando su alma y dejando tras sí el rastro de un fatal ejemplo."

 

< Volver