En la basílica de San Francisco el Grande. 
 Franco preside los funerales por Carrero  :   
 Le acompañaba el Príncipe de España. 
 Informaciones.    22/12/1973.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

INFORMACIONES

En la basílica e San Francisco e! Grande

LE ACOMPAÑABA EL PRINCIPE DE ESPAÑA

MADRID, 22. (INFORMACIONES.) Su Excelencia el Jefe del Estado ha presidido esta mañana las

solemnes honras fúnebres que por el alma del capitán general de la Armada, don Luis Carrero Blanco, se

ha oficiado en la iglesia de San Francisco el Grande.

El Jefe del Estado llegó ante el templo a las doce de la mañana en un coche en el que le acompañaba Su

Alteza Real el Príncipe de España. A su legada le fueron tributados los honores de ordenanza y fue

saludado por e1 presidente en funciones del Gobierno don Torcuato Fernández-Miranda; e1 presidente de

las Cortes y del Consejo del Reino, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel y los miembros del Gobierno.

A la puerta del templo fueron recibidos por los cardenales don Marcelo González y arzobispo de Madrid-

Alcalá, Víctor Enrique y Tarancón, quien dio a besar a Su Excelencia el Jefe del Es-ta do el «lignum

crucis».

Se celebró seguidamente un solemne funeral al término del cual se entonó en responso. Finalizado el

solemne acto religioso, el Jefe del Estado y el Príncipe de España fueron despedidos por las

personalidades allí presentes y se les rindieron los mismos honores que a la llegada.

EL SEPELIO

Los restos mortales del presidente Carrero Blanco recibieron sepultura esta tarde en el

cementerio de El Pardo. El Príncipe de España, que contaba la representación del Jefe

de Estado, levemente aquejado de gripe, presidió el acto y arrojó la primera palada de tierra sobre la

sepultura. Al entierro, que se celebró en orden y paz, asistieron los ministros del Gobierno, Cuerpo

diplomático, representantes de los organismos nacionales, autoridades civiles y militares y

representaciones extraordinarias del extranjero. Entre otras personalidades estuvieron presentes el

vicepresidente de los Estados Unidos, Gerald Ford, y el jefe de Gobierno portugués. Marcelo Caetano.

Una gran muchedumbre contemplaba respetuosamente en silencio el paso de la comitiva fúnebre por el

paseo de la Castellana hasta la plaza de Gregorio Marañón, donde se despidió elo. Hubo algunas

gritos de «Justicia» y «Carrero, presente», y se cantó dos veces el «Cara al sol». Prevaleció el grito de

«España por encima de todo» y «Franco, Franco, Franco».

 

< Volver