Consejo de Ministros. 
 Señor Liñán: el pueblo español ha perdido a su almirante, pero seguirá el rumbo marcado por su caudillo     
 
 Informaciones.    22/12/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SEÑOR LIÑAN: «EL PUEBLO ESPAÑOL HA PERDIDO A SU LMIRANTE, PERO SEGUIRÁ EL

RUMBO MARCADO POR SU CAUDILLO»

MADRID, 22. (1NFORMACIONES.) -«Hoy es un día e profundo dolor. Catorce años de mi vida

junto al almirante Carrero Blanco justifican ante ustedes que esa sea mi primera frase de hoy, dolor que se

une al de todos, al dolor de España entera y de toda la opinión mundial a nivel de Gobiernos y a nivel de

pueblos».

Con estas palabras inicio ayer el ministro de Información y Turismo su habitual rueda de Prensa con los

redactores políticos de los medios de difusión nacionales. La acostumbrada reunión del Consejo de

ministros de los viernes tuyo ayer un carácter excepcional por los trágicos acontecimientos registrados.

Esta excepcionalidad se reflejó en la conferencia de Prensa del señor Liñán. No hubo preguntas ni

respuestas, sino una exposición oral del ministro, quien además dio lectura al decreto por el que se

concede al almirante fallecido el póstumo título nobiliario de duque de Carrero Blanco.

El señor Liñán dijo también en su breve discurso:

«Esos catorce años me han enseñado de forma indeleble la suprema lección del hombre de Gobierno que

acabamos de perder: el servicio. Su muerte fue un acto más de entrega a España en que nuestro presidente

del Gobierno supo convertir toda su vida.

Su presencia y su mensaje siguen con nosotros. España mantiene su repulsa total por el crimen. Este es

otro servicio más a España del almirante Carrero.

En esa misma y única línea de servicio y entrega no puedo ahora sino referirme "desde el dolor de

España", como iniciaba ayer el presidente en funciones del Gobierno su mensaje a la nación, a los

conceptos básicos de ese mensaje: confirmar que hoy como ayer "el orden es completo en todo el país y

será mantenido con la máxima firmeza"; reafirmar que "nuestro dolor no turba nuestra serenidad", porque

"la serenidad es en estos momentos la mejor expresión de nuestra fortaleza", e insistir en el cimiento

firme de nuestra victoria.

El pueblo español lo ha re-conocido así aún antes de poseer los detalles del crimen, y su reacción ha sido

en frase del presidente, "propia de su nobleza". El pueblo español, unido como siempre en torno a

Francisco Franco, ha perdido a su almirante, pero sigue y seguirá, sin desviación posible, el rumbo

permanente marcado por su Caudillo.»

 

< Volver