Sepelios del inspector de policía y del conductor muertos en el atentado  :   
 Anteriormente se celebraron misas en la Dirección General de Seguridad y en el Parque Móvil de los Ministerios. 
 ABC.    22/12/1973.  Página: 28-29. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

SEPELIOS DEL INSPECTOR DE POLICÍA Y DEL CONDUCTOR MUERTOS EN EL ATENTADO

Anteriormente se celebraron misas en la Dirección General de Seguridad y en el Parque Móvil de los

Ministerios

Una misa «corpore insepulto» en sufragio del alma de don Juan Antonio Bueno Fernández, muerto en

acto de servicio en el atentado al presidente del Gobierno, se ofició ayer mañana en el salón «Canalejas»

de la Dirección General de Seguridad. Presidieron el duelo familiar, informa Pyresa, la esposa del policía

fallecido, doña María Victoria Quirós Rivas, su hijo, don Alejandro Bueno, y sus padres, y el duelo

oficial, el capitán general de la I Región Mi-litar, teniente general Campano López: subsecretario de la

Gobernación, señor Rodríguez de Miguel; el ex ministro don Raimundo Fernández Cuesta; el director

general de Seguridad, señor Blanco, y el gobernador civil y jefe provincial del Movimiento, señor López

Cando. Acudió a testimoniar su pésame a la familia el alcalde de Madrid, señor García Lomas, altos

cargos del Ministerio de Educación y Ciencia y otras numerosas personalidades, así como gran número de

compañeros del finado.

Durante la noche habían acudido a la capilla ardiente instalada en la citada dependencia de la Dirección

General de Seguridad los ministros de la Gobernación, de Hacienda, Agricultura e Industria, así como

numerosas Personalidades y compañeros del extinto.

La misa fue oficiada por el capellán de la Policía Armada, padre Torrente, y al término de la misma el

subsecretario de la Gobernación impuso sobre la bandera que cubría el féretro de don Juan Antonio

Bueno Fernández, la medalla de oro al Mérito Policial, concedida a título póstumo, según orden del

Ministerio de la Gobernación publicada en el «Boletín Oficial del Estado».

ENTIERRO

Los ministros de Gobernación, Justicia. Marina, Obras Públicas y Vivienda, así como el vicesecretario

general del Movimiento; el capitán general de la I Región Militar, el director general de Seguridad, el

alcalde de Madrid, el gobernador civil y jefe provincial del Movimiento, han presidido, junto a los

familiares del extinto, el sepelio del inspector de Policía don Juan Antonio Bueno Fernández, que partió a

mediodía de ayer desde la capilla ardiente instalada en la Dirección General de Seguridad.

Unas tres mil personas aguardaban en la explanada situada frente a la Dirección General de Seguridad la

salida del féretro, que era portado por compañeros del inspector fallecido y, en tanto se constituía la

presidencia del duelo, algunos grupos de personas entonaron el «Cara al Sol». La comitiva se dirigió

inmediatamente por la calle Arenal hacía la iglesia de San Ginés, y ante la puerta del templo se rezó un

responso. En Arenal esquina a la calle Hileras tuvo lugar la despedida del duelo. El público desfiló ante el

féretro que contenía los restos mortales del inspector Bueno Fernández, que a continuación fueron

introducidos en un coche fúnebre, el cual los trasladaría posteriormente hasta el cementerio de El Pardo.

ENTIERRO DEL CONDUCTOR DEL AUTOMÓVIL

El cadáver de don José Luis Pérez Mojeda, conductor del automóvil del presidente del Gobierno y que

murió con él en el atentado, ha sido inhumado en el cementerio de la Almudena.

La cartilla ardiente de donde partió el entierro había quedado instalada en la Escuela de Aprendices del

Parque Móvil, en los números 3 y 5 de la calle de Cea Bermúdez. Compañeros suyos velaron el cadáver

durante toda la noche y en la mañana de ayer.

El señor Pérez Mojeda contaba treinta y tres años de edad, había nacido en Madrid y estaba casado con

doña María Grados, de la que tenía dos hijos: José Luis, de ocho años y Conchita, de cuatro.

 

< Volver