En el Palacio de El Pardo. 
 Franco presidió el juramento de los tres nuevos consejeros del Reino  :   
 El presidente, señor Rodríguez Valcárcel, dedicó un sentido recuerdo al capitán general Carrero Blanco. 
 ABC.    23/12/1973.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

ABC. DOMINGO 23 DE DICIEMBRE DE 1973.

EN EL PALACIO DE EL PARDO

FRANCO PRESIDIO EL JURAMENTO DE LOS TRES NUEVOS CONSEJEROS DEL REINO

El presidente, señor Rodríguez de Valcárcel, dedicó un sentido recuerdo al capitán general Carrero Blanco

A las once de la mañana de ayer y ante Su Excelencia el Jefe del Estado se celebró en el Palacio de El

Pardo la solemne ceremonia de juramento de su cargo de consejero del Reino de los señores don

Alejandro Fernández Sordo, secretario general de la Organización Sindical; don Miguel Ángel García-

Lomas y Mata, alcalde de Madrid, y don Ángel González Álvarez, rector magnífico de la Universidad

Complutense.

La ceremonia se celebró en el despacho del Caudillo y en presencia del Consejo del Reino en pleno.

El presidente del Consejo, don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, fue llamando, por el orden indicado, a

los tres nuevos consejeros que juraron el cargo, pronunciando las palabras de ritual S. E. el Jefe del

Estado.

En el acto estuvieron presentes los jefes de las casas Civil y Militar y ayudantes de campo del

Generalísimo.

El presidente, señor Rodríguez de Valcárcel. pronunció unas palabras dedicando nao sentido recuerdo al

capitán general don Luis Carrero Blanco, vilmente asesinado, que fue propuesto en terna, por el Consejo,

para el cargo de presidente del Gobierno hace escasos meses.

Expresó la sentida condolencia por tan sensible pérdida, en nombre del Consejo, cuyo sentimiento quería

hacer llegar a Su Excelencia.

El Caudillo contestó con emocionadas palabras dando las gracias al Consejo, de cuya asistencia y labor

siempre espera tanto.

CONSTITUCIÓN DEL CONSEJO

Con la jura de estos tres nuevos miembros, el Consejo del Reino queda constituido así:

Don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, presidente; don Pedro Cantero Cuadrado (prelado más antiguo

entre los procuradores en Cortes); don Manuel Díez-Alegría Gutiérrez (jefe del Alto Estado Mayor); don

Luis Navarro Garnica (teniente general en activo más antiguo); don Valentín Silva Melero (presidente del

Tribunal Supremo) ; don Antonio María Oriol y Urqui-jo (presidente del Consejo de Estado); don Manuel

Lora Tamayo (presidente del Instituto de España), todos ellos miembros del Consejo del Reino en razón

del cargo.

Además, elegidos por los distintos grupos, son consejeros don José Antonio Girón de Velasco y don

Miguel Primo de Rivera y Urquijo, por los consejeros nacionales; don Luis Álvarez Molina y don

Alejandro Fernández Sordo, por la Organización Sindical; don Juan María de Ara-hice Villar y don

Miguel Ángel García -Lomas y Mata, por los procuradores de Administración Local; don Pío Cabanillas

Gallas y don Enrique de la Mata Gorostizaga, por los procuradores de representación familiar; don Ángel

González Álvarez, por los rectores de Universidad, y don Iñigo de Oriol e Ybarra, por los colegios

profesionales.

Secretario del Consejo del Reino es don Pío Cabanillas Gallas. El Consejo tendrá que elegir ahora de

entre sus miembros un vicepresidente, puesto vacante desde el fallecimiento de don Joaquín Bau, que lo

desempeñaba.

FUNCIONES DEL CONSEJO DEL REINO

El Consejo del Reino asiste preceptivamente con su dictamen al Jefe del Estado, entre otras cosas, para

proponer a las Cortes la ratificación de tratados o convenios Internacionales que afecten a la plena

soberanía o a la integridad del territorio español; pedir autorización a las Cortes para declarar la guerra o

acordar la paz; adoptar medidas excepcionales cuando la seguridad exterior, la independencia de la

nación, la integridad de su territorio o el sistema institucional del Reino estén amenazados de modo grave

e inmediato; someter a referéndum nacional los proyectos de ley trascendentales cuando ello no sea

preceptivo, y aceptar la dimisión de los presidentes del Gobierno, de las Cortes, del Tribunal Supremo,

del Consejo de Estado, del Tribunal de Cuentas y del Consejo de Economía Nacional.

Asimismo, entre sus funciones figura el proponer al Jefe del Estado la terna para el nombramiento de

presidente del Gobierno. Esta terna habrá de ser elevada quince días antes de expirar el mandato del

presidente del Gobierno o en el plazo de seis días, a partir del cese, si éste se produjere por cualquier otra

causa.

También es de la competencia del Consejo del Reino proponer al Jefe del Estado la declaración de

incapacidad del presidente del Gobierno, apreciada por los dos tercios de los consejeros; las ternas para el

nombramiento de presidente de las Cortes, del Tribunal Supremo, Consejo de Estado, Tribunal de

Cuentas y Consejo de Economía Nacional. y la declaración de incapacidad de estos presidentes, apreciada

también por las dos terceras partes de sus miembros.

 

< Volver