Mil personas en el funeral por Carrero Blanco     
 
 Ya.    21/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Mil personas en el funeral por Carrero Blanco

Asistieron familiares del almirante, la viuda e hija de Franco y varios ex ministros * Terminado el acto

religioso, numerosos jóvenes se manifestaron y dieron gritos despectivos contra los más altos cargos del

régimen actual

A primera hora de ayer tarde se celebró una misa por el alma del almirante Carrero Blanco en el cuarto

aniversario del atentado que le costó la vida.

El acto religioso se ofició en la iglesia de San Francisco de Borja, de los jesuitas de la calle de Serrano,

por el padre Javier de Santiago, que ofició también la última misa a la que asistió el señor Carrero Blanco

y poco después de la cual se produjo el atentado.

Han asistido unas mil personas, entre ellas la viuda y familiares del fallecido; doña Carmen Polo de

Franco, viuda del anterior jefe del Estado; la duquesa de Franco y su esposo, el marqués de Villa-verde; el

ex presidente del Gobierno don Callos Arias Navarro; el presidente del Consejo de Estado, don Antonio

María de Oriol y Urquijo; los ex ministros teniente general don Julio Salvador y Díaz Benjumea, don José

García Hernández, don Julio Rodríguez, (quien poco antes de comenzar la misa puso sobre el altar mayor

cinco rosas rojas), don Raimundo Fernández Cuesta, don Enrique García-Ramal, don Tomás Allende y

García-Báxtrer, don Agustín Cotorruelo Sendagorta, don Tomás Garicano Goñi, don Manuel Arburúa y

don Femando Liñán y Zofío, y otras personas, como don Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva; señorita

Pilar Primo de Rivera, el teniente general Iniesta Cano, don Juan García Carrés y don Mariano Sánchez-

Covisa. También acudieron, a título personal, algunos jefes de la Policía Armada y varios jefes y oficiales

de la Marina.

Homilía del padre Javier de Santiago

El padre Javier de Santiago, párroco de la iglesia de San Francisco de Borja en el momento de ser

asesinado el almirante Carrero Blanco y amigo persona] de su familia, en el transcurso de la homilía dijo,

entre otras cosas, que se encontraban allí reunidos movidos por la amistad hacia el almirante

desaparecido, y se refirió a sus cualidades, destacando "la santidad de su vida, el heroísmo de. su muerte,

y la pureza de sus ideales, lo que le convierte en un válido intercesor ante Dios".

"Muchas cuestiones - señaló más adelante - habrá que resolverlas en la calle, pero aquí nos hemos,

reunido para orar, como lo hacía Luis Carrero Blanco."

"Pidamos a Dios - concluyó - que nos ayude para que volvamos a encontrar el camino de la salvación

para. España y para nosotros mismos."

Manifestación

Finalizada la misa se cantó el "Cara al Sol" en la puerta del templo y se dieron gritos tales como

"Gobierno, dimisión", "Blas Piñar", "Franco". "Prieto", "Gobierno, dimisión por perjuro y por masón",

"Mañana, España será de Fuerza Nueva", así como frases despectivas para los más altos cargos de la

nación.

A continuación, unas quinientas personas - muchas de ellas jóvenes - marcharon en manifestación a la

calle de Claudio Coello - detrás de la iglesia -, y ante la lápida que conmemora el lugar donde murió el

presidente Carrero Blanco se cantó varias veces el "Cara al Sol" y volvieron a repetirse los mismos gritos

citados.

La Policía mantenía cierta vigilancia y procedió a la disolución de los manifestantes, no sin cierta

dificultad, ya que los manifestantes les aplaudían, daban vivas a la Policía, gritaban "Policía, únete" y

trataban de explicar a los agentes del orden la política del Gobierno, lo cual produjo momentos de

confusión. (Logos y Europa Press.)

 

< Volver