El ministro de Justicia defendió en las Cortes el proyecto de compilación del derecho balear  :   
 Don Esteban Bilbao hizo un resumen de la labor legislativa en la etapa que terminó ayer. 
 ABC.    19/04/1961.  Página: 41-44. Páginas: 4. Párrafos: 61. 

ABC. MIÉRCOLES 19 DE ABRIL DE 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 41

EL MIIISTRO DE JUSTICIA DEFENDIO EN LAS EL PROYECTO EL COMPILACIÓN DEL

DERECHO BALEARç

Don Esteban Bilbao hizo un resumen, de la labor legislativa en la etapa que terminó ayer

ENTRE LOS PROYECTOS APROBADOS EN LA SESIÓN, FIGURA EL QUE OBLIGA A LOS

FUNCIONARIOS PUBLICOS A PRESTAR JURAMENTO DE FIDELIDAD A LOS PRINCIPIOS

DEL MOVIMIENTO

Las Cortes Españolas celebraron ayer última sesión de la actual etapa legisla-va. A las cuatro y

cuarto de la tarde ocupó la presidencia D. Esteban Bilbao con el vicepresidente, marqués de la

Valdavía; los secretarios y el oficial mayor, D. Felipe de la faca.

Leída el acta de la sesión anterior, y los nombres de los procuradores que por diversas razones justificaron

su ausencia, se procedió, con el ceremonial de costumbre, al juramento de los siguientes, señores: don

Justo Pastor Asensio Mochales, D. Enrique Bárceló Carlés, D. Agustín de Barcena Reus, D. Pío

Cavanillas Gaya, D. Marcelo Catalá Ruiz, D. Antonio Chozas -Bermúdez, don Emilio García Martí, D.

Pedro García Ormaechea, D. Antonio González Sáez, don Antonio Ibáñez Freiré, D. Santiago López

González, D. Jesús Marina Martín, don. Manuel Mendoza Ruiz, D. Luis Mombiedro Latorre, D. Jesús

María del Moral y Pérez Zayas y D. Antonio Rueda Sánchez Malo.

En él banco del Gobierno se hallaban los ministros del Ejército, Marina, Aire, Vivienda, Industria, Obras

Públicas, Educación Nacional y Asuntos Exteriores.

INTERVENCIÓN DELMARQUES DE LA VALDAVIA

Ocupa la tribuna el marqués de la Val-davia para dedicar un cálido recuerdo a la memoria del procurador

fallecido D. Tomás Rodríguez Bolonio, que fue presidente de la Diputación de Toledo.

Por su parte, D. Esteban Bilbao también dedico, sentidas frases necrológicas a los señores García

Berasain y Gallego Burín, encareciendo la personalidad de ambos procuradores, que siempre laboraron

entusiásticamente por el engrandecimiento de la Patria y prestaron una asidua colaboración a la tarea de

las Cortes.

Compilación del Derecho civil especial de Baleares

DEFENSA DEL SEÑOR VILLALON-GA BLANES

Después de leerse el dictamen de la Comisión de Justicia sobre el proyecto de compilación del Defecho

civil especial de las islas Baleares, el Sr. Villalonga Blanes, presidente de la Diputación dé Pahua de

Mallorca, pronunció un discurso en defensa del mismo, explicando los términos en que se desarrolló sa

estudio en el seno de la Comisión y de la ponencia. También justificó las razones del proyecto y fue muy

aplaudido.

Discurso del ministro de Justicia

El ministro dé Justicia, D. Antonio Itur-niendi, pronunció el siguiente discurso:

"Ya en dos ocasionas anteriores tuve el honor de ocupar esta, tribuna para defender ante el Pierio de las

Cortes la política compiladora del Gobierno en .orden a los Derechos forales o especiales. Con mejor o

peor fortuna, aunque con positivo, resultado, hice mención entonces de las razones históricas y técnico-

jurídicas justificadoras. Al requerir hoy el voto de los señores procuradores, en favor de la Compilación

balear se me ofrece una nueva oportunidad para insistir en algunos matices de unas y otras razones, con Ja

esperanza de no agotar el crédito ni el tiempo que vuestra benevolencia me otorgan.

Nada me, complacería más que resaltar en esta Cámara los perfiles singulares del Derecho civil de las

Islas, el más directo heredero del romano justinianeo que ha pervivido en las Baleares, asistido del

escrupuloso respeto que merece su estructura histórica. Pero acabáis de oír la autorizada palabra del

represéntante de la Comisión de Justicia, cuya minuciosa y cuidada exposición me exonera de más

amplias consideraciones sobre el contenido y significación dé sus intrucciones, sin perjuicio de que aluda

después a algunas de las más caracterizadas.

MOTIVACIONES PE ORDEN JURÍDICO Y SOCIOLÓGICO

Estimo que las motivaciones de orden, jurídico y sociológico que abonan nuestra política compiladora

deben merecer, en este trance una nueva puntualizáción.

La permanencia de,un Derecho privado, especial y propio de los territorios ferales es una realidad hoy tan

actual como lo fue en 1889. Nada ha variado, sustancia1-mente para ellos desde su reconocimiento

expreso en el Código civil. Las deliberaciones y conclusiones del Congreso tía civilistas reunido en

Zaragoza, en 1946 reafirmaron aquella realidad y propugnaron la política legislativa consecuente, acogida

coft vigorosa decisión por S. E..eí Jefe del Estado en su decreto de 12 de junio de 19.47, que se traduce en

estas Compilaciones. Partimos, pues, de una realidad, histórica y actual, avalada por la constatación

doctrinar y jurisprudencial: más autorizada, por lo que nuestra tarea compiladora apenas consiste en otra

cosa que en instrumentar técnicamiente aquella iniciativa, con la ,_ayuda capacitada, y decidida de los

juristas, tan aforados como de Derecho común. Tengo la creencia de que las discrepancias que merezca

nuestra obra ni han de referirse al fondo de la cuestión entrañada en la dicotomía Derecho común-

Derecho foral, sino al mayor o menor acierto que haya presidido nuestros trabajos, en orden a la

decantación de las instituciones vivas as ese Derecho civil especial _y a las ingentes dificultades que

semejante tarea lleva ínsitas.

PERVIVENCIA DE LAS INSTITUCIONES ESPECÍFICAS

Nadie que haya vivido en los territorios españoles de Derecho especial ha dejado-ue percibir el profundo

celo y amor de los en ellas nacidos para con las singu-laridades de su propio Derecho privado. jii.ro

revela, de un lado, la pervivencia de ¿us intruciones especificas. en. el espíri-tu, asi pueblo, y de otro, la

legitimación ue su vigencia en la mejor de ias razones en que un ordenamiento jurídico-privado puede

justificarse: en que realmente se vive.

Mas, paralelamente, habríamos de con-cretar también la gravedad de los pro-blemas de aplicación que

estos Derechos civiles suscitan, en razón a la multiplici-dad de sus normas, al carácter consue-•¡/tmlnario

de muchas de ellas, a su. i´alta aa coordinación, a veces,, y al conocimien-to de ia necesidad y vigenncia

cié sus ins-trucciones. Principalmente por´, lo que a este ultimo extremo.se refiere,-pues por grande q¡ue

sea la simpatía ´hacia insti-tuciones hoy en desuso, -por legítimos que ruerán su´origen, y. abolengo e

intensa la, nostalgia qoie inspiraran, ni e! Congreso Nacional dé Derecho Civil de Zaragoza, en .el año

1946, ni hoy el .legislador, podrían propugnar la resurrección de instituciones ya fenecidas por su

inadecuación, -a . las exigencias de la realidad social, económica y. jurídica de nuestro tiempo. Por ello,

se imponía distinguir lo que subsiste y alienta, Jo. que la actividad íác-tica revela vivo ´y operante por

decisión espontánea´ de" las gentes .que. lo .practican, de lo que tía perdido-ya su virtual realis-mo,

deslindando así el área de. las parcelas que respectivamente corresponden .al,jurista y al historiador.

De otro lado, la superposición de prag-máticas,.-privilegios, ordenanzas, costum-bres,:acuerdos de-

.Cortes y otras disposi-. ciones menores hacían de los Derechos forales algo realmente difícil de manejar,

entender y -aplicar, .a los problemas de hermanéutica.. condicionantes de todo orden´ jurídico,- se

sumaban aquellos otros particulares ´de las vigencias, interpolaciones, y con frecuencia, antinomias. En

ocasiones, ni los abogados ni los jueces podian, con seguridad, desentrañarlos. No hablemos ya de los

justiciables, colocados´ ´en la-posición teórica de destinatarios de unas normas, sentidas y necesarias, pero

sólo accesibles a ellos en la versión de los intérpretes. Dificultades éstas que, sin embargo, no empañaban

el vigor social y legal de sus instituciones peculiares, firmemente arraigadas en el espíritu del pueblo.

En toase a estas consideraciones, fueron los propios foralistas los que solicitaron, durante lustros, de los

Gobiernos de la- nación la puesta en. marcha de esta labor compiladora, que -sólo la penetrante intuición

del Caudillo y los amplios horizontes de un Movimiento como el nuestro han po-dido asumir, con la

responsabilidad del que sabe que-este rica variedad de matices de nuestro Derecho patrio sirve

vigorosamente, a la. empresa de nuestro común destinó desde su .peculiar personalidad.

CLARIDAD Y CERTEZA EN IAS ORDENACIONES CIVILES

Hacíase necesario, por tanto,´ dotar de claridá4´y certeza -a´ ordenaciones civiles no sólo vigentes,, sí «ue

también, asistidas ´´a una proyección. histórica y´->ie´-uina. per-• durabilidad-íea´I. Esta, unida ´ a´´-

la.´.convi-. vencia y sistematización´ de IpS. Derechos, hispanos en ..el proyectado ´Código -Civil ge-

neral, han sido la causa y rarón de ser de la. política compiladora, que ha dado a luz las Compilaciones ,de

Dereho civil.foral de Vízcaya y Álaya;.y dé Derecho civil es-pecial de Cataluña´,, y que alumbra áliü´ra

&:qu-e deñominamós Compilacíón;-de De-recho.´civil especial de la´í Islas Baleares, para .distinguirla del

Derecho. común ;>íue da contenido a nuestro:.-´Gódigo-, civil, -si. bien reconozcamos que la -

imprégnacíón romanista de que están saturadas las instituciones civiles baleáricas, salvó algunas

particulares de su -propia creación, imprime en ellas un carácter de universalidad que sustancíalmente

encaja en la unidad rectora del total ordenamiento privado español,, nacida de la, común procedencia del

tronco- romano-canónico, el cual constituye la «cimentación: última y la sólida estructura sobre .las que

se asienta, nuestro Derecho civil.

La cSrectriz señalada de ceñirse al .criterio selectivo y orientador de sistematizar las Instituciones

históricas del . Derecho privado balear, "tejiendo en cuenta su vigencia y aplicaibiUdtad, etí relación con

las necesidades y exigencias del momento presente", explica la ´aparente parquedad de la Compilación

balear. Justo y debido es reconocer que los -juristas insignes de tan entrañables islas, desde que el

jurisconsulto mallorquín ,>ion Pedro Bipoll. y Fa-láu redactara, en cumolimiento del real decreto.´ de 2 de

febrero de 1882, su "Memoria sobre las Instituciones de Derecho civil de las Baleares", han procurado, en

el largo proceso.de laboriosos y estimabilísimos informes y anteproyectos, animados del mejor espíritu de

colaboración, espigar, de entre la rica gama de sus instituciones históricas, las. que pueden, reputarse de

realmente, vividas hoy para trasplantarlas al _articulado del proyecto. El. mismo criterio selectivo ha sido,

observado por la Comisión General- de Codificación. en su encomiable y certero dictamen.. Y, por su

liarte, la Comisión de Justicia de estas Cortes, y, dentro de ella, una distinguida Ponencia, se han

esforzado, .asimismo,- €fn esa labor depuradora, realizada con pulcritud, competencia y deseo de acierto,

dignos -también de la gratitud que recen los juristas de ayer y de hoy que ,11 cooperado en esta´ obra

ingente y merití-siihá, culminada en el texto´ de la Coanpi-la-ción de Derecho civil balear´que sometemos

a vuestra consideración.

REGIMEN ECONÓMICO CONYUGAL Y SUCESÍON HEREDITARIÁ.

Lucen ´en; e] proyecto de Compilación dos instituciones fecundas y delmayor relieve en el ámbito

jurídico familiar: el régimen económico-conyugal y la sucesión hereditaria. Por lo que afecta al ´primero,

se jnantiene el amplio cauce de´.libertad d>s. estipiüación en capitulaciones matrimoniales,- y.en su

defecto, se entiende contraído el matrimonio bajo el sistema de separación, absoluta de bienes, dentro del

cual se acentúa la autonomía patrimonial de e-m-bos consortes, régimen éste identificado con la

estructura- económica, de la familia y los hábitos del ;pu-eblo .balear. Y en cuanto a la sucesión

hereditaria, además de deferirse por testamento o´por ley, se admite también. 3a´ forma contractual, me-.

dianba-la donación universal da bisne´s; y . "para- caracfcerigar la esencia del peculiar sistema sucesorio,

se llevan al articulado los principios informadores de la sucesión romana, en orden a la incompatibilidad

de ambas ramas sucesorias, a la eseíicialidad de la institución de herederos y -a la naturaleza jurídica tíe la

porción legítima".

SE HA SíUSDO DE SOLUCIONES EXTRAVAGANTES

Si en alguna ocasión ha sido preciso adoptar actitudes resolutorias, ss ha procurado huir tíe soluciones

extravagantes en la Compilación de un Derecho por naturaleza histórico, limitándonos a prescindir de las

instituciones incursas en caducidad por desuso, a completar las insuficientemente desarrolladas y a

determinar o fortalecer las soluciones nías acordes con las exigencias del bien común y la justicia, conio

sucede, entre otras: con la exclusión del "excreix" (aumento .de dote), salvo el reconocimiento

potestativo, y en cuantía limitada, que de él se hace para el régimen económico-matrimonial aplicable en

las islas de Ibiza y Fcrmeiitera:-- con la regulación del "derecho da acrecer", dé mptío que los instituidos

en una misma cláusula testamentaria y llamados a mismo bien o porción señalada -de bienes acrezcan

entre sí -respecto a ellos, sujetándose por lo .demás al Código civil, y con la.previsora medida de que

si.por la aplicación -de la legislación común resul-. taren porciones vacantes, c.on ellas"1 ss in-

crementarán • proporcionalriiente las cuotas de todos los coherederos; con la restricción de que, en las.

sustituciones íidci7 comisarias de carácter ´f amiliar, los llamamientos sucesivos sólo podrán hacerse en

favor de personas que ño pasen de la segunda generación; con los requisitos que deberán cumplirse para,

que- el fiduciario pueda detraer la llamada "cuarta trebeliá-nica"; con.la sujeción de los legados al Código

civil, sin perjuicio de la especial regulación que merece la "cuarta íalciclia", en relación con equéllos; con

la aproximación al Código civil, en todo lo que permite la elasticidad del sistema, do los derechos

sucesorios del cónyuge viudo y de la prole ilegitima; con el definitivo, estado´ tíe derecho que se cía al

Código civil en 3 a^ sucesión abintestató, salvaii las especialidades contenidas, en la Compilación--, y can

la sencillez de los preceptos reguladores del estatgé, censos, alodios y derechos resales de naturaleza

análoga, a los- que se haca extensiva la normativa del Código civil en lo 110 previsto expresamente en

ellos, y en la declaración de la redimibllidad del alodio, que permitirá la eliminación de esa

carga éntorpeeedera cíe la transmisión de la propiedad" afectada.

Preocupación, especial ha sido la´ de integrar en la Compilación el Derecho civil peculiar, de cada una de

las islas del Archipiélago! balear, para lo cual se ha señalado, el ámbito tíe aplicación territorial de Btís

preceptos, a través de los tres Libros en que se divide la Compilación.

LA DENOMINABA "SOCIEDAD RURAL" .

Esta acoge, consecuentemente, la denominada "sociedad rural" menorquina,´aplicable también en las islas

de Ibi¿a y Por-mentera, de la que ss ocupó ya el Anteproyecto de 1C49, Como institución fuertemente

arraigada,´ propulsora del progreso agrícola y de la .armonía entre propietarios y cultivadores, de la que ´.

es. vexpo-nente el hecho de que en muchos años no se haya planteado litigio alguno .entre ellos.

Era necesario, sin embargo, subsanar el olvido de las peculiaridades que _en el conjunto del "Derecho

civil balear tienen vida propia en Ibiza y Fermentara, orientadas acusadamente hacia la Tmiñcación con

las nornias. dsl Código civil, de las que sólo habían merecido consideración singular los ´"heredamientos",

pactados en Capitulaciones matrimoniales, -a. favor de los hijos naosderos. Hoy el proyecto contempla lo

que tienen de común y diverso con Mallorca y Menorca, y da entrada a una Capitulación matrimonial

verdaderamente típica y entrañable, especialmente entre las familias campesinas, denominada ´"espo-lits",

comprensiva da un conjunto de contra tos unidos a la. ley d& sucesión familiar, que, no obstante su

complejidad, se eesen-Vueive en un ambiente .de secular respeto y observancia.

Í.O ,que en la Compilación balear, se re-, fleja, en .síntesis, es un estado de derecho, fundamentalmente

´consuetudinario, transmitido de generación en generación y arraigado en la conciencia jurídica .balear,

pero • que por las infiltraciones producidas en el sistema, durante el proceso, de los´tiempos y las

exigencias de la "vida, ya no puede tener la pretensión tís totalidad.

La alusión, que a la tradición jurídica balear, encarnada en las antiguas´ leyes, costumbres y doctrina, se

hace en el texto compilado es, a efectos de la mejor .interpretación da sus normas, ya que sin su natural

encaje en el sistema as donde proceden carecerían de explicación lógica las instituciones eme sobreviven,

acreedoras a nuestro respeto - como obra que soa, de hombres y tierras de España. Eso es lo que significa

el párrafo segundo del artíeu-3o 2 del Proyecto, de claro carácter metodológico.

Él orden de fuentes en la Compilación queda, por tanto, establecido de un modo diáfano; jipiío a ella, y

para lo no previsto en ella, el Código civil. Las. antiguas leyes, costumbres .y´ doctrina, sólo servirán en lo

sucesivo, como instrumento" de interpretación de sus propias instituciones. Ésta es 3a razón tíe que

queden derogadas o sustituidas por la- normativa tíe la Compilación. Creemos haber dotado, con ello, al

Derecho civil de Baleares de un ponderado equilibrio, en. que &3 combinan, por igual, el respeto y la

realidad.

Probablemente,´ apenas habré sabido infundir en vuestro ánimo el -propósito de autenticidad que iiiiplica

la política legislativa del Gobierno, con relación a Ips Derechos ferales o especiales, premisa necesaria:

para que cristalice en sa día ese gran Código civil general de España, que sepa integrar en un solo cuerpo

la-hoy .variada y rica gama constitucional del Derecho privado patrio.

Mas lo .que sí puedo deciros—y con. ello t-ern~.mo—es que. a .mi juicio, esta de-purañón y fijación .dé

las normas de vida civil leí pueblo batear, reaíiaacia con solvencia científica y amor por varias gene-

raciones tíe eminentes juristas, procura servir con fidelidad los anhelos y necesidades de sus convicciones

jurídico-priva-das, por baleares, honda y entrañablemente, cenan ni sus v al sfi.r¡í.irjr> nf>vnwnfiPta v

abierto de la historia nacional, interesada en> mantener • cuanto constituye sustancia y perfil dé nuestra

(personalidad y en hacer de ´España la resultante -viva, firme y poderosa de nuestros más gemirnos va-

lores."

El señor Iturmendi fue largamente aplaudido al finalizar su importante discurso.

Él proyecto quedó aprobado por unanimidad. .

Discurso de D. Esteban Bilbao

TRES MIL LEYES APROBADAS DESDE EL FUNCIONAMIENTO DE LAS CORTES

E"} presidente de las Cortes, D. Esteban Bilbao, pronunció a Continuación un discurso, en .el que hizo el

resumen de la labor ´´legislativa llevada a cabo en 3a etapa que atora termina. .Después de subrayar que la

nación .española está constituida en verdadero Estado de derecho, con .la participación de todas- las

actividades deí país, dijo que -él balance de la función legislativa es de -tres mil leyes vigentes, -muchas

de las cuales él Sr. Bilbao citó, como fecunda labor, de las Cortes Españolas.

Luego hizo un parangón entre esta labor serena y constructiva .en servicio del bien común; de la justicia

social, de la paz interior y de una auténtica democracia, con el espectáculo que ños ofrece hoy un mundo

conturbado1 por la inquietud del mañana o por la tragedia de un día.

Aludió a Cuba, escenario de - una nueva guerra civil, a la libertad escarnecida por un rebelde insensato,

que apoderándose de un buque ultrajaba a los pasajeros y tripulante^ para sonrojo de la justicia interna-

cional, al pfopio. tiempo-quesera asesinado uno de los jefes, mártir glorioso .del deber. También recordó

cómo, otro pueblo- que un día aplaudió jubilosamente a sus- Monarcas en da .fecha de su boda, al .día

siguiente planteaba una huelga revolucionaria frente al Parlamento,; al nacimiento de la V República

francesa, remedio -necesario contra Ja ceguera de sus parlamentos y la pasión cíe sus partidos políticos, y

también se refirió a la fundación de las nuevas Repúblicas asiáticas y africanas que celebran su inde-

pendencia con una orgía de crímenes,, y, por último, a la Asamblea de 3a Sociedad dejas Naciones, en la

que todavía resuen; la voz agria de un jefe de. Gobierno que anatematizando los colonialismos, esgrimí su

zapato como símbolo* liberador.

España no .podía quedar inmune e_n medií de este diluvio de calumnias e injusticias y España y. Portugal

son hoy Jas .víctima; preferidas, Vivíamos—agregó—en paz y amistad ce, nuestros vecinos del pueblo

musulmán. Les dimos todo lo que había que dar y, sin embargo, no se nos corresponde con la debida

gratitud.

Recuerda las palabras de Franco en 1949 ai referirse a que no habría paz mientras no se rectificaran, y

recobrarán su independencia las doce naciones que en Europa sufren la más bárbara esclavitud. Pues bien

—dice—; esas doce naciones siguen padeciendo la más> bárbara esclavitud. También recuerda el-Sr.

Bilbao las palabras de´Vázquez de Mella-acerca del-bolchevismo desbordado, y cómo su advertencia fue

inútil-.

Por último, también recordó las frases del Caudillo al inaugurar la etapa l´egisla-tiva que hoy termina, y

en las que dijo que las tribus de los nuevos Estados asiáticos y africanos eran elegidas por los soviets para

el segundo acto de la tragedia, sin que Occidente opusiera nada a todo ello.

Finalmente, ,el presidente de las_ Cortes iludió a.la promulgación, de los principios leí Movimiento,

entendida como comunión íe todos los españoles y ;en servicio de> la midad, grandeza y libertad de la

Patria. Por todo esto yo os agradezco cómo habéis practicado y entendido este propósito en fa-.´pr.de una

España grande, y libre, la España lúe preconizó Franco en la inauguración de ta sexta etapa de .las Cortes

Españolas.

El Sr. Bilbao fue largamente aplaudido ú finalizar su discurso.

PRO´YIECÍOS DE LEY Y DECRETOS-LEYES APROBADOS

A continuación fueron leídos y aprobados, sucesivarñente los siguientes proyectos, de ley y décretos-

leyes:

Oe la Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del ¿o&ierno—´Otorgando la cbrislcieración de ex

ministro a los miembros de la Junta de Defensa Nacional, y de la Junta Técnica del Estado; organización

y régimen jurídico de la provincia "de Sahara, y desarrollo del artículo 2." cíe la ley fundamental de 17 de

mayo de 1958.

De la Comisión de Asuntos Exteriores.— Protocolo adicional al Convenio sobre Seguridad Social entre

.el Esta.do español y-la República Federal de Alemania; Convenio •d´uáneró relativo al transporte

internacional de mercancías al amparo de los cuadernos T. I. R´.. (Convenio. Tir};^ Acuerdo multilá--terat

relativo a los certificados de aeronave-gabilidad de las aeronaves importadas; Con-venio de.Bruselas de

15 de diciembre de 1950 sobre el valor en aduana de.las mercancías y sob´re nomenclatura para la

clasificación de aquéllas en los aranceles aduaneros; internacional, de Telecomunicaciones; números 112,

113 y 114 de Organización Internacional del Trabajo sobre edad mínima, examen médico y contrato de

enrolamiento de los pescadores; Acuerdo de Migración entre ..España y los Estados Unidos del Brá-íil;

Tratado de Amistad entre el Reino de Arabia y España;´Convenio Cultural entre si´ Gobierno de España y

el Gobierno del Reino. Unido de Gran Bretaña e Irlanda .iel Norte; convenios .y acuerdos aprobados-:>or

el VIII ´Congreso de la Unión "Postal de .as Américas -y España-, y Convenio de la Drganización de

Cooperación y de Desarro-lo Económicos (O. C. D. E.).

De la Comisión de Defensa Nacional.— Declaración de aptitud .para, el ascenso y iscensos .en régimen

ordinario de, los ofi-;iales generales y particulares en él Grupo le Mando .de Armas y sus asimilados de a

Escala Activa del Ejército de Tjerra; oncesión del .empleo de general de brigada contraalmirante,

respectivamente, a los. oroneles.del extinguido Cuerpo de Inváli-t>s y coroneles y capitanes de navio

pefte-ecientes al Benemérito Cuerpo de Mutilados de Guerra por la Paíría que .sean caballeros laureados

de San Fernando o posean la Medalla Militar, Naval o Aérea individual, y regulando el abono de servicios

en campaña por .las operaciones militares en •Ifni y Sahara.

De la Comisión de Presupuestos.—Pensión extraordinaria a doña María Patrocinio Arregui del Campo,

viuda de don Manuel Duran de Cottes; transmisión a doña Inés María Beunz´a Sáeis de la pensión que

percibía doña María Asunción Sáez Oro-quieta, viuda, de don Joaquín Beunza Re-dín; aumetito de la

plantilla del Cuerpo de Ingenieros. Industriales al servido del Ministerio de Hacienda; reforma de la plan-

tilla del Cuerpo de..Estadísticos Facultativos, y disponiendo que los haberes correspon-´dientés a los

médicos titulares de primera y segunda categ´oría se hagan efectivos COD cargo al Presupuesto General

del Estado.

CRÉDITOS EXTRAORDINARIOS Y SUPLEMENTOS DÉ CRÉDITO

Fueron aprobados los siguientes: De i.ooo.ooo de pesetas, al Ministerio de Justicia,- para los gastos dé

celebración de la--canonización del Beato Juan -de Ribera; de 3.322.775-pesetas, al Ministerio del. Aire,

para satisfacer asistencias hospitalarias en el presente ejercicio del personal dependiente del -

Ejército .del.Aire;, de 401.526,59 pesetas, .al Ministerio -de la Gobernación,, para´ satisfacer

hospitalidades del p´ersonaí de la.Policía Armada en 19:9; de 762.380 pesetas,-al Ministerio de

Industria, para gastos del. segundo .semestre de 1960 para eá funcionamiento de Ja Agregadu-ría Indus-

trial en Washington.; de 151.053,58 pesetas, al Ministerio de Asuntos. Exteriores, para abono de -

diferencias de emolumentos´ de dos auditores españoles en el Tribunal de la Rota Romana de los años

1950 y 1960; de pesetas 809:137,01, al Ministerio de la Goberna-ci-ón, para gastos de alimentación y

atenciones del ganado al servició dé la Policía´ Armada durante 1959; de 2.493.949,99 pesetas, a ´los -

Ministerios de Justicia y Educación Nacional,´-para dotaciones de 1-960 del -Instituto de Derecho

Canónico en el Estudio General de´Navarra. Universidad Pontificia •de Salamanca y -Pontificia

Facultad .de Teología1 de la Cartuja de Granada, y de 135.316,57 pesetas; a la Presidencia del Gobierno,

para abonar emolumentos del personal del Cuerpo, a extinguir, de Taquí-.grafos - Mecanógrafos de

la -Dirección- General de Plazas y Provincias.Africanas de los año-s 1954 a 1956; de i.ooo.oqo ´de -pe-

setas, al Ministerio ´de Asuntos Exteriores, para atenciones ..extraordinarias e imprevistas del

Departamento; de 37.687.000 pesetas, a la Presidencia del "Gobierno, para ´ -pago de gastos ´

originados por la formación d-el censo de- población y viviendas de España; de 4.551.430,74

pesetas, al Ministerio del Aire, para abono de devengos del- año 1960 a personal militar-por s-u pase ´a

la situación B; do 689.611.265 pesetas,´al Ministerio de Hacienda, para la suscripción ,de 1.339.0.51

acciones >íe la Compañía Telefónica Nacional, de .España por. aumento de capital- acordado en 21 de

novi-ení-bre de 1960; de 75o.ooo´.ooQ de. pesetas, para aten-cicínes´derivadas de.los Convenios de ayuda

econórfíica, militar, y especial, suscritos´entre .los Estados Unidos y España,, y d´e 27.70.3.093

pesetas, ai Ministerio de Educación Nacional, para . haberes, en el extranjero de personal´

dependiente- del De--parlamento.

De la Comisión de Obras Públicas.— Concesión- de una. línea de enlace entre -el .punto kilométrico

3,121 del ferrocarril de San -Cebrián de Muda a Cillamayor y la estación de Salinas d-e Pisuerga, de la

línea de La Robla-Valmaseda,

 

< Volver