Autor: Vigil y Vázquez, Manuel. 
   Cataluña está ante un hecho de bilingüismo, afirma el Sr. Porcioles     
 
 Ya.    21/06/1967.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

YA 21 de junio de 1967 Páginas especiales, 9

INFORMACIÓN Y CRÓNICAS NACIONALES

CATALUÑA ESTA ANTE UN HECHO DE BlLIINGUISMO, AFIRMA EL SR. PUCHES

BARCELONA. (Crónica por Manuel Vigil y Vázquez.)

• No escuelas "en" catalán, sino que "enseñen" catalán • Prensa y escuelas deben cooperar a la integr

ación hispana y no al divisionismo • Hoy la descentralización es fácil, sin que perturbe la política nació-

nal • La zona metropolitana bar ce íonesa entra en vías de realizaciones efectivas • Declaraciones del

alcalde de Barcelona a "La Vanguardia" y "Destino"

E1 que Porcioles haya sucedido a Porcioles ha sido una noticia verdaderamente importante en esta

ciudad, lo cual es tanto más significativo dado que si hubiera habido apuestas sobre cuál sería el nuevo

alcalde de la ciudad al concluirse el mandato legal de don José María, la mayor parte de los apostantes

se hubieran inclinado por éste. Sonaban otros nombres también, pero tal como están planteadas las cosas,

lo lógico era que el señor Porcioles fuera confirmado por otros seis fílanos, y asi ha sido y se ha valorado

como decimos. Aun cuando, como a toda obra humana, se le discuta, sobre todo por quienes

solamente les preocupa lo inmediato y lo particular, el empuje, imaginación, habilidad y simpatía de este

alcalde—declarado figura barcelonesa Importante de rango nacional en el concurso de "Los

Importantes", patrocinado por "Diario de Barcelona" y Radio Barcelona—son incuestionables. A lo que

se une la alteza de miras e independencia de criterio de que, como en todo, acaba de dar

pruebas en las Cortes; Porcioles es, pues, noticia, y ello se refleja profusamente en los medios

informativos, de lo que son ejemplo laa entrevistas que en el espacio de cinco días se han publicado en

periódicos tan notorios como "La Vanguardia" y el semanario "Destino". El domingo pasado, en el

primero, y hoy viernes, en el segundo. En las preguntas de "La Vanguardia", hechas por César Molinero,

se plantean los problemas del porvenir, aquellos a que va a dedicarse especialmente el señor

Porcioles en su nuevo mandato. En las preguntas de "Destino", hechas por Baltasar Porcel,

hay preocupaciones por el pasado y recelos por el presente. Este visitante, como hace constar en su

escrito, fue a ver al alcalde "sin corbata y con camisa veraniega"; como para probar si el señor

Porcioles se pagaba de convencionalismos, llamémosles así. Ante la efusiva acogida de que es objeto,

escribe: "Las corbatas y los formulismos cara a la personalidad natural y cordialísima de don Josep María

de Porcioles quedan relegadas al puro enyesamien-to convencional."

LA CARTA

En "La Vanguardia", César Molinero observa "que el magnífico ordenamiento jurídico de la Carta sigue

sin ponerse en marcha. Esta es; quizá, la gran tarea del señor Porcioles: conseguir que en los próximos

años la comarca sea realmente una unidad operativa". En efecto, la prevista y necesaria expansión

comarcal de la Carta no ha pasado del plano teórico aún, debido en no poco a quienes sólo lo particular y

lo inmediato les parece preocupar. Mas el alcalde contesta así al requerimiento de "La Vanguardia":

"Culminado el primer período de la programación de Barcelona y lograda la experiencia inicial, se aspira

a que esos trabajos se proyecten en la comarca. Hoy encontramos ayudas que antes no pudimos hallar.

Sus nombres no quedarán inéditos. Era necesario pasar de la actual actuación fundamentalmente

fiscalizadora a una planificada y ejecutiva actuación que permitiera resolver y atender los servicios

comunes que esta gran zona metropolitana plantea. Se impone ir a un nuevo Flan Cerdá, pero sin

anexiones, expresión de una común y compartida preocupación de dar a esa gran zona toda la

coordinación que su creciente importancia demográfica, económica y social impone. Las grandes líneas

están trazadas con amplitud y generosidad. Los estudios realizados son importantes. Falta sólo concretar

soluciones y fijar procesos. La zona metropolitana entra en vías de realizaciones efectivas. La comarca va

dejando de ser el deseo de unos pocos y pasa a ser la aspiración colectiva de muchos. Si la Carta le otorgó

su estatuto propio como expresión de su primer» y más básica preocupación, la conciencia popular le da

hoy el hálito necesario para su desarrollo."

EL NUEVO PLAN CERDA

El nuevo Plan Cerda que el señor Porcioles anuncia en "La Vanguardia" consiste en organizar

comarcalmeníe todos los servicios de urbanización, transportes y demás de Barcelona y sus poblaciones

inmediatas, tanto las costeras como las de tierra adentro que se encuentran en la otra vertiente de la sierra

del Tibidabo. Barcelona, Ba-dalona, Hospitalet, Cornelia, etc., viven hombro con hombro e

incómodamente porque todo son apreturas. Se trata, con la proyección comarcal de la Carta, de procurar

el mejor aprovechamiento conjunto del espacio de todos estos términos municipales—unos veinticinco en

total—y sus recursos, con pleno respeto a la personalidad de cada municipio. No anexión, sino

coordinación.

En "Destino", Baltasar Porcel titula la entrevista: "Josep María de Porcioles o el posibilismo activo", y

tras unas primeras preguntas mirando a la Lliga, vienen otras muy críticas, de cara a la Carta Municipal.

A continuación de las respuestas dadas por el señor Porcioles acerca de su gestión de alcalde, que

coinciden, naturalmente, con las dadas á "La Vanguardia", el visitante comenta, así cómo se va

deslizando la entrevista:

"Al principio hablaba apaciblemente y con un cierto divagaeio-nismo el señor Porcioles sobre la

Renaixenca y don Enrique Prat de 3a Riba. Ahora, en cambio pronuncia frases cortas que forman

unidades completas en sí mismas, secas y exactas, enlazadas después con. igual precisión en la ceñida

argumentación general. Yo voy tomando nota. El me sigue, atento. Ante cualquier dificultad mía, repite

una o tres veces 16 que acaba de decir. Deducir de todo esto que el señor Porcioles desconfía de sus

interlocutores—sean ministros, funcionarios o periodistas—me parece claro y de un realismo incuestio-

nable. Como también que sabe con todo detalle y concisión lo que piensa y desea."

LA CUESTIÓN DEL IDIOMA

Tras varias preguntas acerca de los problemas de la inmigración y su adaptación, así como el de escuelas,

el visitante sin corbata de "Destino" ha planteado la cuestión del idioma. Y ésta ha sido la respuesta del

señor Porcioles:

"¿El idioma? Sostengo que Cataluña se encuentra delante de un hecho de bilingüismo. No puede

renunciar a su lengua, que forma parte de su ser, porque Dios se la ha dado y porque es el expq-nente de

una literatura estimadísima que constituye un tesoro espiritual irrenunciable, repito. Pero tampoco puede

renunciar Cataluña a la lengua hispana, que es la presencia de España en todo el mundo, empresa en la

que Cataluña ha tomado parte en forma tan remarcable... ¿Cómo? ¿Mis palabras le suenan a discurso

oficial y no son exactas? Emplearé otro tono, no se preocupe. En primer lugar, lo que he dicho es exacto a

partir de Carlos III. Después, si la "literatura oficial" no le convence, entremos en el terreno político.

Fíjese cómo con el problema del Derecho Civil, que era capital, se ha solucionado la cuestión

perfectamente, con serenidad, paciencia, dando a cada factor sus justas dimensiones. En una palabra, no

tenemos que hacer un arma agresiva de las propias afirmaciones. Sin renunciar a la lengua catalana, no

debemos ni podemos tampoco politizarla. El bilingüismo, insisto, debe ser un problema de "quantum" no

un arma agresiva. Que quede bien claro. Escuelas y prensa en catalán?, hacia esto se va. En nuestras

escuelas va a enseñarse catalán el próximo curso. El asunto, sin embargo, es delicado: no deben ser

escuelas "en" catalán, sino escuelas que "enseñen" catalán. Jamás deben producir estas escuelas una

división psicológica o moral en el país. Prensa y escuelas deben cooperar a la integración hispana y no al

divisio-nismo. Yo he bailado sardanas, a veces toda la noche seguida, porque es nuestro baile y me gusta,

no para hacer manifestaciones patrióticas. Con ello ocurre como con la descentralización y autonomía: se

impone entre otras razones para acercar más el Go-bierno al pueblo y vigorizar la nación. Y hoy, con los

planes de desarrollo, la descentralización es fácil, sin que pueda implicar una perturbación de la política

nacional. ¿Usted no está de acuerdo en parte de lo que digo? Excelente: debe haber unos en la

gobernación y otros en la oposición."

Por lo anotado y más que podría añadirse ya se comprende cómo ha sido verdadera noticia importante el

que a Porcioles le haya sucedido Porcioles.

 

< Volver