Diez estudiantes catalanes y un sacerdote, juzgados por el TOP     
 
 Informaciones.    08/05/1971.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

DIEZ ESTUDIANTES CATALANES Y UN SACERDOTE, JUZGADOS POR EL T, O, P.

MADRID, 8. (INFORMACIONES.) — Comparecieron en el Tribunal de Orden Público don Rafael

Guadalupe Hernández, don Román Ramiro Retana, don José Oriol Romaní Alfonso, don Alberto Canela

Cur-tiefla, don José María Ta-roija Vidal, don Antonio Gil Mainar, don Alfonso Bech Peiró, don José

María Co-lell Baró, don Juan Antonio Aradreu Vergara don Alberto Font Ferré y doña Tere-sa Castellá

Solanes, todos ellos estudiantes —los dos últimos, menores de edad penal—, y a quienes acusó el fiscal

de pertenecer a la Federación universitaria Democrática, de Estudiantes.

El fiscal pidió, por asociación ilícita y propaganda ilegal, dos años de prisión y veinte mil pesetas de

multa para el señor Guadalupe Hernández; ocho meses y cinco mil pesetas, también por asociación ilícita

y propaganda ilegal, Con la atenuante de menor edad, para la señorita Castellá Solanes; un año de cárcel,

exclusivamente por asociación ilícita para los procesados señores Oriol, Bech, Collel y Ramiro; siete

meses de prisión, asimismo sólo por asociación ilícita, par» los señores Canela, Curtiella y Gil, y cuatro

meses de arresto para el señor Fonto, por asociación ilícita con la atenuante da menor de edad; finalmente,

para el señor Andreu solicitó el fiscal seis meses y na día y 10.000 pesetas de multa por propaganda

ilegal.

Dice el fiscal que en Barcelona, y en los distintos centros de enseñanza, donde cursaban sus estudios, se

afiliaron a la Federación Universitaria Democrática de Estudiantes, entidad tle-gat También realizaron ac-

tividades para el denominado Partido Obrero Revolucionario. Los acusados do propaganda ilegal,

difundieron octavillas de dichas organizaciones, asi como un periódico que se titulaba «Órgano de las

Comisiones´ Obreras de la Telefónica». El sacerdote señor Andrea Vergara colaboré en la difusión de

propaganda, y facilitó lócales para la reunión de los acusados.

Los abogados defensores, don Agustín de Semir, don Jorge Casas Balat, doña Manuela Carmena Castalio,

don Jaime Casajoana y don Jorge Pujol, solicitaron la libre absolución de sus patrocinados.

 

< Volver