Explosiones y explicaciones     
 
   07/12/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Explosiones y explicaciones

De "La Vanguardia": "Se habí» de los suministros de gag en otros países. Se habla dé diferencias entre

«na u otra clase de gas. Se habla de técnicos que han visitado o están visitando otras naciones. Pero no se

hacen públicos informes autorizados, completos, sobre esta cuestión. Y esto es lo que necesitamos.

Cuanta más luz se haga sobre la materia, mejor. Cuanto más sepamos y de mejores y más autorizadas

fuentes, mejor también. ¿ Tiene el ciudadano que discutir con las compañías de servicios? ¿Tienen los

periódicos que mostrar´ preferencia por una u otra forma de suministro? Bien claro parece que no, y poner

las cosas en estos términos diría bien poco en favor del modo como la cuestión se plantea. Todos l°s

intereses legítimos son respetables, pero uno debe quedar siempre por encima de todos: el interés público.

Y éste es el que nos mueve.

Una cuestión que preocupa tan vivamente a los ciudadanos a lo largo de un tiempo que ha ido creciendo y

con una intensidad que ha ido aumentando, merece ser dilucidada públicamente. Nada se ganaría con

evasivas ni con dilaciones. Las medidas que puedan traer claridad » la situación deben tomarse. Las

decisiones qu« puedan llevar tranquilidad ai ánimo turbado de los ciudadanos merecen considerarse con

seriedad y espíritu de superior prudencia. Lo que esta en todas las conversaciones es lógico y justo que se

asome a laa páginas de los periódicos. Y conste q«« la atención a este problema qu« tenemos todos

planteado no se circunscribe a la ciudad ni a la provincia de Barcelona. Cierto que aquí turba más,"

porque aquí es donde Se han producido las explosiones más violentas, con víctimas numerosas en un

mismo día. Pero basta leer los periódicos de Madrid para adivinar que la onda de la preocupación se ha

extendido, y no sin razones, a la capital del Reino.

No queremos quitar ni poner en la dilucidación técnica y en la responsabilidad jurídica d« las causas de

los accidentes pasados. Queremos prestar nuestra voz a lo que es preocupación presente e Inquietud por lo

venidero. Y creemos que es así como cumplimos con nuestro deber ante la ciudad, ante el país y ante las

mismas autoridades, cuya grandeza está precisamente en recoger, comprender, encauzar y dar respuesta

autorizada y prudente a las inquietudes de los ciudadanos."

 

< Volver