Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Por una contraorden. 
 Barcelona: los hombres detenidos en la Iglesia siguen en la cárcel modelo     
 
 Informaciones.    14/11/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

POR UNA CONTRAORDEN BARCELONA: LOS HOMBRES DETENIDOS EN LA IGLESIA

SIGUEN LA CARCEL MODELO

Por Enrique SOPENA

BARCELONA, 14.

Tras el auto de procesamiento dictado por el Tribunal de Orden Publico contra los 113 detenidos el

pasado 38 de octubre en una iglesia de Barcelona (ver INFORMACIONES de ayer), se ha producido una

nueva situación que afecta a la libertad condicional de los encarcelados.

Como se recordará,, el auto de procesamiento decretaba la libertad provisional sin fianza de los menores

de edad penal y una fianza de 85.000 a 100.000 pesetas para ei resto de los procesados.

Pues bien, mientras 14 mujeres salieron ayer de la cárcel, tras haber cumplido ed requisito exigido por el

citado auto,, 34 hombres no consiguieron el mismo objetivo. Según informan fuentes jurídicas próximas a

los detenidos, cuando esos 34 hombres estaban a punto de salir, un alto funcionario de la cárcel Modelo

les indicó que ae había .registrado una contraorden y que debían permanecer recluidos.

Cuando esta circunstancia te supo, la Junta en pleno del Colegio de Abogados se personó en el Juzgado

de guardia a fin de conocer los motivos de la última decisión.

Según han manifestado a este corresponsal las mencionadas fuentes, al parecer el fiscal ha presentado un

recurso contra el auto de procesamiento, concretamente sobre el tema de la libertad provisional. Y este

recurso fiscal ha paralizado la inmediata puesta en libertad de los que ya habían satisfecho la flanía. Hasta

que no se resuelva este recurso, según parece, tos encarcelados continuarán privados de libertad o deberán

someterse a lo que, de nuevo, dicte el Juzgado de Orden Publico.

La libertad de las mujeres se entiende que se haya producido por la mera circunstancia de que la orden

procedente de Madrid no hubiera llegado antes de su salida.

Entre los detenidos que ya habían depositado fianza se encuentran los abogados don José Solé Barbera y

don Agustín de Semir, y el economista don Xavier Polch.

 

< Volver