Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Barcelona: cincuenta de los detenidos, en libertad. Los otros diecisiete, en la prisión provincial  :   
 El cardenal Jubany pide el reconocimiento jurídico de los derechos de reunión y asociación. 
 Informaciones.    12/09/1974.  Páginas: 2. Párrafos: 13. 

Barcelona: Cincuenta de los detenidos, en libertad

LOS OTROS DIECISIETE, EN LA PRISIÓN PROVINCIAL EL CARDEN AL JUBANY PIDE EL

RECONOCIMIENTO JURÍDICO DE LOS DERECHOS DE REUNIÓN Y ASOCIACIÓN

Por Enrique SOPENA

BARCELONA; 12. Hacia las nueve de la noche de ayer fueron puestos en libertad sin fianza cincuenta de

las setenta y siete personas detenida» el pasado domingo en Saba-dell, acusadas de participar en una

reunión denominada Asamblea de Cataluña. Por la mañana, todos los detenidos pasaron a disposición ju-

dicial en el propio Juzgado de la vecina localidad barcelonesa, donde fueron prestando declaración. A las

ocho de la tarde, más de doscientas personas, entre familiares jf amigos, se congregaron en las

proximidades de los Juzgados sabadellenses a la espera do la.decisión judicial. La Poli-cía Municipal

acordonó la citada calle y cortó la circulación. Todo transcurrió en perfecto orden y se produjeron las

naturales escenas de alegría cuando salieron las cincuenta personas.

Sin embargo, diecisiete fueron conducidos a la prisión, provincial, tras hablar ayer mismo por la noche

con sus respectivos abogados defensores.

Entre los ingresados en prisión figuran tres abogados, algunos trabajadores un economista, un maestro y

un estudiante.

La Jefatura .Superior de Policía hizo pública la-relación de todos los detenidos, especificando el nombre,

edad, profesión y domicilio

Por otro lado, la Dirección General de Seguridad ha impuesto multas de 150.000 pesetas a los señores

Vidal Villa, economista; Pulla, físico y poeta; Buch Cortinas, maestro, y Mesa Luqué, pintor, lías multas

son de pago inmediato. Estos cuatro señores forman parte del grupo de los diecisiete trasladados a la Pri-

sión Provincial. No se descarta en los medios próximos a la defensa la posibilidad de que el Gobierno

Civil imponga asimismo sanciones económicas a otros detenidos.

Comparativamente, las medidas adoptadas en está ocasión son consideradas aquí mucho más suaves que

las adoptadas cuando la detención de las 113 personas en María Medianera. Todos los detenidos hace

once meses pasaron a la Cárcel Modelo, tuvieron que satisfacer multas mucho más elevadas y durante

bastante tiempo permanecieron en la .prisión.

CARDENAL JTJBANY: DERECHOS DE REUNIÓN Y ASOCIACIÓN

En relación con este tema, la Oficina de Prensa del Arzobispado de Barcelona hizo pública ayer la

siguiente nota: «En la mañana de hoy miércoles, en el palacio arzobispal, ei cardenal arzobispo de

Barcelona, doctor Jubany, ha recibido al gobernador civil de la provincia, don Rodolfo Martín Villa. En el

curso de este encuentro, ambas personalidades han dialogado sotare los hechos ocurridos el pasado

domingo en un colegio de religiosas en Sabadell El doctor Jubany ha hecho presente su interés personal

por los detenidos. Al mismo tiempo, en estas circunstancias, ratifica su postura, ya expresada el día 12 de

noviembre del año pasado, sobre la necesidad de una ordenación jurídica de los derechos de reunión y de

asociación.»

Tal postura fue adoptada en el transcurso de una homilía en la que se refirió concretamente a los 113

detenidos en la iglesia de María Medianera, y en la misma monseñor Jubany, apoyándose en textos

conciliares y en las últimas encíclicas de los Papas, defendió la regulación en España de los derechos

ciudadanos de reunión y de asociación, tal como publicó INFORMACIÓNES él día 13 de noviembre de

1973.

ASOCIACIONES DE VECINOS

Asimismo, 15 asociaciones de vecinos han distribuido una nota en la que solicitan la puesta en libertad de

todos los detenidos, «urgiendo para que reconozcan en toda su amplitud el derecho de reunión tal como

viene reconocido en la declaración de los derechos del hombre de las Naciones Unidas, y viene, re-

flejándose en las opiniones difundidas en la Prensa de numerosas personalidades del país y amplios

sectores ciudadanos».

MANIFESTACIONES

Añadamos que ha c i a las ocho de la tarde grupos de jóvenes se congregaron ante el Palacio- de Justicia,

donde se encontraban varios miembros de la Policía Armada a caballo. Los grupos no cuajaron en

manifestación y se dispersaron espontáneamente. A las nueve menos cuarto, un centenar de manifestantes

ocupó el cruce Bam-blas-Femando VI y desplegó pancartas relativas a la Asamblea de Cataluña, al

tiempo que proferían gritos alusivos a los detenidos, en solicitud de libertad, y a la citada asamblea. Poco

después se disolvieron sin que tuviera que intervenir la Policía. Un cuarto de hora más tarde, otro grupo

mas numeroso Inició en las proximidades otra manifestación. La presencia de efectivos de la fuerza

pública sirve para que no se registrara incidente alguno.

ESTALLO UN ARTEFACTO EN LA JEFATURA DEL MOVIMIENTO

BARCELONA, 12. (CIFRA.) Sobre la ´pasada medianoche se registró en el edificio de la Jefatura Local

del Movimiento, situado en el número 553 de la calle de Valencia, «na fortísima explosión en la que no

hubo que lamentar víctimas.

En el lugar del suceso se personaron la Policía, los bomberos y máquinas limpiadoras del Ayuntamiento,

que procedieron a retirar los numerosos trozos de cristal´que cubrían la acera y parte de la calle.

Según informaciones oficiosas, la explosión fue provocada por una carga de plástico colocada en las

ventanas del edificio, que ya estaba abandonado. Hasta el momento se desconoce la Identidad del autor o

autores del posible atentado.

ARTEFACTO EN LOS JUZGADOS DE TARRASIA

Por otra parte, sobre las nueve y cuarto de ayer noche fue descubierto en el interior de una de-las ventanas

del edificio de los Juzgados de Tarrasa, situado en las calles Baldrich y San Quirico, -un paquete en el que

había seis cartuchos de dinamita, con la mecha encendida.

La ventana en la que se hallaban correspondía a la casa particular del agente judicial, que forma parte del

recinto del Juzgado número 1. Fue precisamente un hijo de este agente, de seis años de edad, quien se dio

cuenta de la carga próxima a estallar, por lo que avisó rápidamente a su padre, que logró apagarla.

 

< Volver