Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Mesa redonda en la Asociación de la Prensa de Barcelona. 
 Necesidad de una prensa en lengua catalana     
 
 Informaciones.    22/04/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NECESIDAD DE UNA PRENSA EN LENGUA CATALANA

Por Enrique SOPEÑA BARCELONA, 22.

EL problema de un diario en catalán no sólo es cultural, sino político.» Asi terminó ayer, a última hora de

la noche, una mesa redonda sobre el futuro de los diarios en catalán celebrada en la Asociación de la

Prensa. Cerró el acto el presidente de la entidad, don Carlos Sentís, a quien pertenecen las palabras

transcritas. Formaron la mesa don Manuel Ibáñes Escófet, director de «Tele/Exprés»; don José Pernau,

director de «Diario de Barcelona», y don Josep María Cadena, directivo de la Asociación y jefe de

documenta-ción de «Diario de Barcelona». El acto estaba organizado por Ja comisión de cultura de la

Agrupación de Periodistas, y al mismo asistieron numerosos profesionales de las últimas promociones, asi

como público interesado en el tema. Sobre todo algunos de los promotores del proyectado diario tAvui»

(tiioy»), que cuenta ya con 30.000 accionistas en toda Cataluña.

El señor Cadena hizo historia de las publicaciones en catalán basta 1939, desde el «Diari Cátala» (1879)

hasta el que más vida ha tenido «La Veu de Catalunya» (1889-1937), portavoz de La Lliga Regionalista.

«En Barcelona —recordó el señor Cadena— se editaban diarios de todas las tendencias, hasta que de

forma brutal desaparecieron todos. Ojalá ahora podamos, al menos, contar con uno.» Como cifras

ilustrativas, el ponente céñalo que en un momento determinado llegaron a editarse nueve periódicos

diarlos en lengua catalana y en conjunto 373 publicaciones.

El director de «Tele-Exprés» explicó las vicisitudes del único intentor—aparte «Avui— registrado

después de la guerra civil— fue en 1966 y tenia como titulo «Míg-dia» («Mediodía»). Subrayó el señor

Ibáñez Escofet que le-galmente —con la ley de Prensa— no existe ningún inconveniente para lanzar

periódicos en catalán. «Jurídicamente no existía ningún ´ problema. Las causas fueron políticas; no hay

qué´ olvidar que en aquella época no se daban permisos ni para diarios en castellano.»

Don José Pernau centró su exposición en las circunstancias empresariales, redaccio-nales y técnicas.

Afirmó que, aun sin llegar todavía a la deseada sociedad de redactores, seria positivo otorgar un Estatuto

informativo para los redactores del periódico en catalán, a fin de obviar las injerencias extraprofesionales.

Don Carlos Sentís, por su parte, trazó las líneas maestras de lo que, a su juicio, debiera ser el primer

periódico catalán de la posguerra: un diario interpretativo v de opinión.

A lo largo del coloquio, tanto los ponentes como los asistentes que intervinieron, acentuaron la necesidad

de conseguir una normalización a todos los niveles del país para que pudieran darse las condiciones

mínimas favorables a una Prensa catalana. Todos coincidieron en un deseo compartido: que «Avui» salga

pronto, como paso primero para la normalización periodística en Cataluña.

En otro orden de cosas, pero dentro de una temática común, valga añadir que ayer fue repuesto en el patio

de la Diputación Provincial el busto de don Enrique Prat de la Riba, presidente y promotor de la

mancomunidad; busto instalado en 1918 (un año después de su muerte) y retirado tras Ja entrada de las

tropas nacionales en Barcelona. La iniciativa del señor Samaranch ha sido muy bien acogida por la

opinión pública catalana. El señor Prat de la Riba fue un gran político catalán, propulsor de la Lliga, el

Partido Democrático Conservador, cuya otra figura estelar fue don Francisco Cambó, ministro durante la

monarquía constitucional, muerto en Buenos Aires en el exilio.

22 de abril de 1975

 

< Volver