Autor: S. B.. 
 Actividad política. Ante la reunión del día 25 en Valencia. 
 La izquierda del Consell considera que para conseguir las libertades de Cataluña hay que pactar con la oposición del resto del país  :   
 No ir a Velencia fomenta la incomprensión y crea una imagen aislacionista. 
 La Vanguardia.    23/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ANTE LA REUNION DEL DIA 25 EN VALENCIA

La izquierda del Consell considera que para conseguir las libertades de Cataluña hay que

pactar con la oposición del resto del país

No ir a Valencia «fomenta la incomprensión y crea una imagen aislacionista»

Ayer, a la una de la tarde, rueda de prensa entra los partidos que anteayer votaron «sí» en el

Consell de Forces Polítiques, para ir a la reunión del día 25 en Valencia. Como se sabe, no se

consiguió la mayoría necesaria de votos para conseguir la participación en esta reunión

autoconvocada por las diferentes instancias unitarias democráticas del Estado.

En la rueda estaban presentes Colominas, por el PPC; Matheu y Anmet por el PSAN; Civit y

Caballero por el Partit Carlí; Castellá por el PSC-Congrés; Ardíaca y Solé Barberá por el PSUC;

Serra y Marsal por CSC.

En la rueda de preguntas se puso de relieve que existe una cierta falta de entendimiento por

parte de algunos destacados líderes de la oposición democrática, radicados en Madrid, ante el

problema concreto de las nacionalidades. Pero que esta falta de comprensión sólo se puede

evitar yendo a hablar con ellos, no aislándose. Destacaron que el fondo del problema era la

interpretación de cómo se ha de producir la ruptura y cómo hay que prepararse a ella.

No hay ninguna intención de ruptura

Dijeron que intentaban no interpretar las posiciones de los demás y que se dirigían a la opinión

pública «como únicos jueces posibles». Que no ponían en cuestión el Consell en sí, sino que

pretendían clarificar lo que para ellos debía ser la pastura del Consell según sus documentos

fundacionales. Reiteraron que no había ninguna intención de ruptura y expresaron su

preocupación por el hecho de que últimamente se plantearan problemas formales más que

cuestiones de fondo político. Indicaron que creían que la clarificación de posturas ayuda al

proceso unitario y en este sentido dieron lectura a un extenso comunicado que resumimos más

abajo.

Ante la pregunta de qué significaba la posibilidad de relaciones bilaterales con otras instancias

unitarias, dijeron que esto entraba, dentro del programa previsto, de la propia dinámica del

Consell, Colominas precisó que, desde un punto de vista puramente personal, aquello había

sido utilizado «para dar sensación de una alternativa, cuando en realidad no lo es».

En definitiva, se expresó que mientras no haya una democracia, la política unitaria es

absolutamente necesaria. Y que en este memento es cuando surge la credibilidad de que es la

izquierda, precisamente, la que defiende las libertades de Cataluña.

Las razones de los seis partidos

En el comunicado que se leyó y se repartió, se resumen las razones por las que los seis

partidos mencionados creen que el Consell debería ir a Valencia. Citan puntos del

programa —el 6 y el 7—, que manifiesta que se pretende ayudar a que las situaciones

específicas del País Valenciano y de las Islas encuentren la solución adecuada mediante la

voluntad libremente expresada por sus habitantes; formulación que se hace extensiva al resto

de pueblos del Estado español. En su "Manifest al poble de Catalunya" se dice que «el Consell

urge también a las plataformas unitarias y a las fuerzas políticas de todos los pueblos del

Estado español a acelerar el camino hacia un amplio entendimiento democrático». Citan, entre

otras cosas, que el Consell señala entre sus funciones «la negociación unitaria con el resto del

Estado español».

Continúa el comunicado diciendo que todas estas formulaciones fueron explícitamente

ratificadas en las reuniones de París.

En el segundo punto dicen que «consideramos que la conquista de las libertades de Catalunya

va indisolublemente unida a la implantación de la democracia en todo el Estado, y que esta

implantación ha de ser obra común de las fuerzas democráticas de todos los pueblos del

Estado español.

En el tercer punto dicen que «creemos que es absolutamente inaceptable el proyecto de ley

fundamental conocido ya como "ley Suárez", porque no es posible creer que se trate de una

reforma realmente democrática mientras las condiciones del cambio estén exclusivamente en

manos de los mismos que, durante cuarenta años, han combatido la democracia». Añaden

después a la necesidad de una amnistía total, reconocimiento de todos los partidos, ley

electoral justa, denuncian la represión en diversos puntos del Estado, la falta de unidad

jurisdiccional y piden un gobierno provisional de la Generalitat de Cataluña como garantía de

que serán respetados nuestros derechos imprescindibles. «El cómo proceder a la ruptura

puede ser materia negociable, ´lo que de ninguna manera creemos negociable es su

contenido.»

Manifiestan, a continuación, que no es posible una democracia a nivel de todo el Estado si no

son reconocidos los derechos de Cataluña y rehúsa por tanto cualquier aplazamiento del

planteamiento racional. «Creemos que Cataluña ha de tener un papel protagonista en la lucha

por la conquista de la democracia de todo el Estado que, lo repetimos, no será tal democracia

sin el restablecimiento de nuestras instituciones de gobierno suprimidas por el franquismo.»

«Por todo lo que decimos —termina el extenso comunicado— creemos que es un grave error la

no asistencia del CFPC a la reunión, del próximo día 25 en Valencia. Un error que entre otras

consecuencias crea una imagen aislacionista de Cataluña fomentando la incomprensión contra

ella y una marcha atrás del entendimiento democrático imprescindible a nivel de todo el Estado

español para pactar desde una situación favorable el retorno de la democracia.

Carta a las instancias unitarias reunidas en Valencia

En consecuencia con lo anterior, las seis organizaciones políticas mencionadas han decidido

enviar una carta al comité de en-lace de las instancias unitarias reunido en Valencia en la que

lamentan que, por no haberse registrado la mayoría de votos, el CFPC no esté presente para

colaborar en sus trabajos «que creernos pueden ser fundamentales para la conquista de la

democracia en todo el Estado y la recuperación de las libertades nacionales catalanas

arrasadas por el franquismo. Dad por segura nuestra identificación activa y la de la mayor parte

del pueblo de Cataluña en todos los acuerdos que toméis, tendentes a devolver realmente la

soberanía al pueblo». Terminan esperando que bien pronto el Consell estará entre ellos para

cumplir el papel que le corresponde. — S.B.

 

< Volver