Regionalismo. Fusión de Lliga Liberal y Acción Democrática. 
 Presentación en Barcelona de la Liga de Cataluña  :   
 Libertad, solidaridad y autonomía para los pueblos de España será nuestro slogan (Millet Bel). 
 ABC.    01/10/1976.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

1 DE OCTUBRE DE 1976. PAG. 18.

REGIONALISMO

FUSION DE LLIGA LIBERAL Y ACCION DEMOCRATICA

PRESENTACION EN BARCELONA DE LA LLIGA DE CATALUÑA

«Libertad, solidaridad y autonomía para los pueblos de España será nuestro "slogan"» (Millet Bel)

Barcelona. 30. (De nuestra Redacción.) A primeras horas de la noche ha tenido lugar en Barcelona el acto

de constitución del nuevo partido político: Lliga de Cataluña, producto de la fusión entre la Liga Liberal

Catalana y Acción Democrática.

En la presidencia figuraban los 14 miembros del Consejo Provisional y cuatro del Comité Político, con

fotografías de Francisco Cambó y Prat de la Riva.

En primer lugar hizo uso de la palabra don José María Figueras, que proviene del Grupo de Acción

Democrática, quien procedió a la lectura del primer manifiesto del nuevo partido, diciendo que Acción

Democrática de Cataluña y Lliga Liberal Catalana, después de un estudio exhaustivo que ha permitido

comprobar las grandes afinidades existentes en sus respectivos idearios políticos, sus objetivos y sus

tácticas, han decidido proceder a la inmediata fusión de los dos partidos y a la constitución de uno nuevo,

que llevará el nombre de Lliga de Cataluña, Partido Liberal Catalán. Del amplio manifiesto entresacamos

los siguientes puntos:

MANIFIESTO.—«Reafirmar nuestra fe en la fuerza creadora, conservadora y renovadora de las

libertades públicas y privadas claramente definidas en la declaración universal de los derechos del

hombre adoptada por las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948 por la Convención Europea de los

Derechos del Hombre de 4 de noviembre de 1950 y por los protocolos adicionales.»

«Suscribir y considerar como objetivo propio el definido en el artículo 1. de los Estatutos de la Liga

Regionalista, convertida después en Lliga Catalana, artículo en el que se afirma no solamente nuestra

voluntad de trabajar por todos los medios legales para recuperar la autonomía de Cataluña dentro del

Estado español, sino también la de fomentar por todo el país la doctrina regionalista como base para la

regeneración política de España.»

«El establecimiento de una nueva constitución política que consagre y materialice dichas libertades, que

restablezca el funcionamiento de un sistema democrático de tipo occidental y que garantice el respeto a

las minorías.

«La reestructuración de todo el sistema de la Seguridad Social para hacerlo más humano, más económico

y más justo.»

«El establecimiento de un gran pacto social inspirado en el sentido de la justicia y el patriotismo, que

facilite el camino hacía una instauración pacifica de un sistema político democrático.»

«Expresar nuestra esperanza de que la monarquía de Juan Carlos, haciendo honor a su palabra, llevará al

país hacia la libertad, la democracia y la prosperidad.»

«Hacer un llamamiento a todos los catalanes que creen en la fuerza de la libertad y de la solidaridad y

repudian todas las soluciones marxistas, a fin de que se unan a nosotros y nos ayuden a conseguir nuestros

objetivos.»

CONSERVADURISMO E INNOVACIÓN

Finalizada la lectura del manifiesto, hizo uso de la palabra don Salvador Millet Bel (procedente de Liga

Liberal Catalana y miembro del Consejo Provisional de dicho partido), quien, entre otras cosas, dijo:

«Lliga de Cataluña no es una unión de fuerzas conservadoras y nostálgicas; es una unión de fuerzas

conservadoras e innovadoras, edificadas sobre la base de un catalanismo y de un liberalismo firme e

inquebrantable.»

«Nuestro partido crecerá, porque lo que nos mueve no es la ambición ni el egoísmo, sino la generosidad,

porque lo que nos mueve no es ni el individualismo ni el personalismo, sino un afán de trabajar en equipo

en la defensa de un ideal altísimo un ideal de libertad y de solidaridad entre todos los españoles, y un

ideal de plena autonomía para Cataluña y para todos aquellos pueblos que lo deseen. Libertad, solidaridad

y autonomía para los pueblos de España es y será el "slogan" de nuestra lucha política.»

Más adelante el señor Millet afirmó: «En Cataluña, durante esta primera fase predemocrática que

atravesamos, serán amigos y aliados nuestros todos los que por el camino de la legalidad y de la no

violencia defiendan la autonomía. Serán adversarios nuestros todos los sucursalistas, tanto sí son de

derecha, como si son de centro, como si son de izquierdas, e incluso en el caso que se disfrazaran de

catalanistas. Ya lo sabéis entonces los Fraga, los Silva, los Esteruelas y los Fernández de la Mora. Ya

sabéis también de los Cantarero y compañía: si actúan en Cataluña serán decididamente adversarios

nuestros.»

LA REFORMA SUAREZ.

Refiriéndose al proyecto de reforma Súárez djjo: «Vemos con simpatía el proyecto Suárez, pero que al

mismo tiempo comprendemos todos los recelos que ha suscitado y de los cuales participamos. Si el señor

Suárez quiere tirar adelante su proyecto, será entonces indispensable que con rapidez trate de deshacer

estos recelos, garantizando a la oposición la celebración de unas elecciones sinceras y no mediatizadas.

Para conseguirlo veo tan sólo un camino: la entrada al Gobierno del propio señor Suárez, de elementos

representativos de la oposición moderada —tanto en la central como de la regional—; elementos que nos

garanticen que el juego será limpio.»

Finalmente señaló que podría preguntárseles si son de derechas, de centro o de izquierdas para responder:

«Sí ser de izquierdas quiere decir ser demócrata tener un gran sentido de la justicia y de la legalidad, si

quiere decir ser partidarios del derecho de huelga y de la máxima seguridad social posible entonces yo os

diré que somos muy de izquierdas. Que si ser de derechas quiere decir afirmar el derecho de propiedad, si

quiere decir defender el capital privado y la iniciativa privada quiere decir defender la libertad

contractual, la necesidad del orden, la necesidad del ahorro. yo os diré que soy muy de derechas. Sí ser de

centro quiere decir por encima de todo ser liberal, comprender que todos los problemas políticos y

económicos son complejos y que, por tanto no tienen soluciones simplistas; si ser de centro quiere decir

estar encargado de paciencia, tener capacidad de diálogo y voluntad de comprender los argumentos del

adversario, entonces os diré que soy muy de centro. Somos de derechas, de izquierdas y de centro a1

mismo tiempo, somos un partido con una mano derecha, con una mano izquierda y con un corazón y un

cerebro en el centro.»

 

< Volver