Autor: Vaquero, Pedro. 
   Peces-Barba: No cabe más Monarquía democrática que la parlamentaria     
 
 Informaciones.    04/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Peces-Barba: "No cabe más Monarquía democrática que la parlamentaria"

Por Pedro VAQUERO

-¿Qué opinión le merecen las críticas al anteproyecto de Constitución por no

haberse incluido el término

nación española y sí el de Estado español, acuñado -se dice- por el franquismo?

-Yo tengo respeto a todas las críticas, pero creo que esa no es justa porque

España es sinónimo de la

nación española y, por consiguiente, creo que hemos hablado de la nación

española. De todas las

maneras, hay una enmienda socialista al artículo 2º para que se hable de la

nación española.

-¿Tienen distinto sentido los términos nacionalidades y nación, tal romo

quedarían en la Constitución si

se introduce el de nación española y se mantiene asimismo el de nacionalidades?

-El término nacionalidades es ciertamente confuso, ambiguo, aunque se haya

utilizado mucho durante la

época del franquismo para referirse a Cataluña, al País Vasco y a Galicia.

Nosotros preferíamos hablar de

nación en ambos sentidos: en el sentido de la nación vasca o de la nación

catalana y en el sentido de la

nación española como nación de naciones, que desde el punto de vista de la

sociología política es

perfectamente correcto. Al no utilizarse ese término, aunque es un poco ambiguo,

yo creo que es

perfectamente compatible hablar de nación española y hablar de nacionalidades.

-¿Cree usted oportuno que Unión de Centro Democrático, por su parte, trata de

incluir el término nación

española en el texto constitucional, agregando que es «una e Indivisible»?

-A mi eso me parece una tontería; son restos del franquismo que no tienen ningún

sentido.

-Parece ser que las enmiendas de U.C.D. al anteproyecto tienden a restringir las

competencias de las

Cortes, mientras que las del `P.S.O.E. tienden a aumentarlas. ¿Piensa que en las

democracias modernas

debe imperar el Parlamento sobre el Gobierno o viceversa aceptada por todos los

españoles que quieren la

democracia?

-Bueno, yo he manifestado mi preocupación ante lo que pensaba que eran signos de

esa actitud de

U.C.D. Pero, de todas las maneras, estoy esperando a que termine el trabajo de

la ponencia para hacer una

declaración publica sobre el asunto.

-¿Qué le parece, en este sentido, el desmentido del señor Suárez a esta

apreciación suya?

-Creo que el señor Suárez no está muy bien informado de lo que se hace en la

ponencia constitucional;

si no, no diría eso.

-Sin embargo, el señor Herrero de Miñón ha declarado que si ese comunicado

existía, vendría a

demostrar, una vez más, la falta de información del P.S.O.E., como ha puesto de

manifiesto -añadía- el

señor Pérez Llorca con motivo de la ultima polémica parlamentaria sobre el

tratado de pesca con

Marruecos.

-Bueno, yo creo que el tema del tratado de pesca va a traer todavía cola. Quiero

decir que no es un

asunto liquidado. En cuanto a la falta de información del Partido Socialista

Obrero Español, en todo caso

sería falta de información mía, y eso, como es lógico, no es posible porque he

estado presente en todas las

sesiones de la ponencia.

-¿Qué sentido tiene el voto republicano sobre la forma de Gobierno cuando

implícitamente el

P.S.O.E. está aceptando la Monarquía, y mientras ese voto particular es

calificado de verbalista, incluso

desde el propio partido, como ha hecho recientemente Pablo Castellano en un

articulo?

-Esto es una prueba más de que los militantes del P.S.O.E. escriben en libertad

lo que les parece. Yo

mantendré el voto particular hasta que la comisión ejecutiva, que es quien tiene

que resolver sobre el

tema, decida que hay que retirarlo, si es que toma esa decisión.

-Pero está muy claro que ese voto no prosperará.

-Yo no sé cuál va a ser la opinión de los diputados. Creo que antes de las

votaciones nunca se puede

decir.

-¿Cuándo cree que se deben disolver las Cortes actuales?

-Nosotros hemos venido sosteniendo, y sostenemos, que una vez aprobada la nueva

Constitución,

configurados los nuevos organismos constitucionales y elaborada la nueva ley

Electoral, es lógico que se

disuelvan las Cortes para adecuarlas a la nueva Constitución.

GREGORIO PECES-BARBA, diputado del P S.O.E. por Valladolid. Nació en Madrid el

13 de mayo de

1938. Es licenciado en Derecho Comparado por la Universidad de Estrasburgo y

profesor numerario de

Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. De procedencia

política democristiana

(estuvo largo tiempo vinculado a don Joaquín Ruiz-Giménez, con quien participó

en la fundación de

«Cuadernos para el Diálogo»), ingresó en el P.S.O.E. en 1972. Fue vicepresidente

del XXVII Congreso

de este partido 7 presidente del I Congreso de la Federación Socialista de

Madrid. E1 desaparecido

Tribunal de Orden Público le suspendió de ejercer la abogacía durante tres meses

en 1971 y en 1975 fue

detenido cuando iba a pronunciar una conferencia en Valladolid sobre «Protección

de los derechos

fundamentales». Autor de varios libros sobre derechos humanos, ha sido uno de

los redactores del

proyecto constitucional. Permanece soltero.

 

< Volver