Solana (PSOE), a su regreso de América. 
 Estados Unidos no presionará para que España ingrese en la OTAN     
 
 Informaciones.    21/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SOLANA (P.S.O.E.), A SU REGRESO DE AMERICA

«Estados Unidos no presionará para que España ingrese en la O.T.A.N.»

MADRID, (INFORMACIONES).

ESTADOS Unidos no presionará de ninguna forma para que España se incorpore a la

O.T.A.N., según

declaró ayer durante una rueda de Prensa el diputado socialista don Luís Solana

después de su regreso de

Washington, donde, junto con el también diputado del P.S.O.E. señor Múgica, ha

mantenido una serie de

entrevistas con autoridades militares y civiles estadounidenses en torno al tema

de la defensa.

El señor Solana señaló que durante su estancia en Estados Unidos explicaron la

postura de su partido en

cuanto a la defensa, y que «no hemos ido a negociar nada, porque no somos el

Poder todavía». Más

adelante, el representante socialista dijo que «desde el 15 de junio son

necesarias unas nuevas lecturas de

los pactos firmados con Estados Unidos sobre defensa», y expresó que sus

interlocutores americanos

habían manifestado que sería necesario un consenso en nuestro país para el

ingreso en la O.T.A.N., si

bien los representantes socialistas hicieron público su temor de que el Gobierno

español se pueda

apresurar a presentar a los Estados Unidos su adscripción a la O.T.A.N., cosa

que, hasta el momento, no

ha hecho a ningún nivel.

Las entrevistas celebradas en Norteamérica, calificadas de «muy importantes» por

los diputados

socialistas, se centraron en un triple plano: el diplomático, en el Departamento

de Estado; el militar, en el

Pentágono, y el parlamentario, en la Cámara de Representantes y el Senado de los

Estados Unidos. Con

respecto al primero de estos apartados, el señor Solana señaló que se le habla

asegurado que Estados

Unidos no presionará para que nuestro país se integre en la O.T.A.N., y que sus

interlocutores habían

aceptado la posibilidad de «una alternativa diferente», como las que practican

Francia, Suiza o Suecia,

integradas en la defensa de Occidente, pero no, en cambio, en la Organización

Atlántica. En este sentido,

agregaron que había existido el convencimiento de que el tema del ingreso

español en la O.T.A.N. no

tendría un carácter de urgencia.

Con relación a las conversaciones a escala militar, en las que intervino el

secretario de Defensa

americano, el diputado socialista dijo que se había puesto de relieve la

importancia de España en la

defensa occidental, «con sorpresa por mi parte agregó, ya que en la Embajada de

Estados Unidos en

Madrid se había restado importancia a nuestro país en el contexto de la defensa

occidental».

Tras declarar que los mandos militares estadounidenses «verían con buenos ojos

la entrada de España en

la O.T.A.N., pero no aceptarían que esto ocurriese con medio país en contra, ya

que esto dificultaría

gravemente la defensa occidental», el representante del P.S.O.E. hizo mención al

tema del bajo ritmo de

entrega y precio del material bélico, de acuerdo con el tratado bilateral

vigente al respecto. En este

sentido, las respuestas que les fueron dadas se remitieron al recordatorio de la

existencia de una

valoración objetiva del material, y con respecto al ritmo de entrega, el señor

Solana dudó mucho de la

posibilidad de contar en España con el avión «F10» en un plazo más o menos

breve, y agregó que los

Estados Unidos no habían expresado critica alguna por la compra por nuestro país

de aviones «Mirage».

En el plano de las entrevistas con los parlamentarlos, se anunció que una misión

estadounidense visitará

España a finales de mayo, tras la asamblea de la O.T.A.N., con el fin de conocer

la postura de los partidos

políticos españoles en torno al ingreso de nuestro país en la O.T.A.N. Asimismo

se expresó la intención

de mantener contactos con otros países socialistas europeos de cara a conocer su

opinión sobre la defensa

occidental con relación a las posibilidades de España en la contribución a la

misma, sugerencia que fue

apuntada por algunos legisladores americanos.

Por otro lado, el señor Solana se refirió en varias ocasiones a la falta de

información existente en Estados

Unidos sobre diversos aspectos de la vida española, tanto en lo económico como

en lo político, de lo que

culpó al Gobierno, y más concretamente al Ministerio de Asuntos Exteriores. En

este sentido, el diputado

socialista agregó que en un breve encuentro que protagonizó en Nueva York con el

ministro español

señor Fernández Ordonez, éste reconoció la falta de Información de España en el

exterior.

Por último, al ser preguntado sobre si en su visita había tratado en algún

momento sobre el tema de

Canarias, el señor Solana manifestó que «no se ha hablado del tema porque cuando

se habla de defensa de

España, se habla de defensa de España y no hay que rayar en la frivolidad. Hay

cosas —dijo— que a

veces hieren los sentimientos patrióticos».

 

< Volver