Pablo Castellano no encabeza fracción alguna en el PSOE     
 
 Informaciones.    02/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PABLO CASTELLANO NO ENCABEZA FRACCION ALGUNA EN EL P.S.O.E

«Sin invocar derecho de réplica alguno, sino con la exclusiva confianza en su

probada honestidad

informativa, me atrevo a rogarle la publicación de estas líneas que no tienen

otro objeto que el de aclarar

los malentendidos que para alguno fueren posibles con respecto a su información

del lunes; día 9 de

enero, bajo el rótulo "Se acentúan las discrepancias en el P.S.O.E.".

No oso combatir las valoraciones políticas que en dicha información se

contienen, aunque lógicamente no

las comparta. Trato solo de aclarar que ahora y siempre, basta cuando ocupo

cargos ejecutivos, mis

opiniones son personales, no me irrogo la representación del partido, ni de

parte de éste, y menos aún

encabezo ninguna clase de tendencias o núcleos, por lo que si alguna vez he

recibido la confianza de los

compañeros para desarrollar cualquier función, no lo ha sido en aras al triunfo

de ésta ni de otra línea, y

por lógica, menos aún lo será si por cualquier circunstancia me eligieren para

trabajar en la dirección de

la Federación Socialista Madrileña, en el supuesto de que fuere candidato para

ello, en su próximo

congreso extraordinario.

Si la comisión ejecutiva del P.S.O.E., cumpliendo sus obligaciones, me pide

alguna rectificación por algo

que haya podido verter desafortunadamente, no dude nadie de que rectificaré

cuanto preciso fuere, pues

me importa más la unidad y el servicio al Partido Socialista Obrero Español que

mi posible orgullo, pero

también la comisión ejecutiva es precisamente la garantía de nuestra libertad de

opinión y de nuestra democracia interna, por lo que en temas análogos no caben

imaginarios

enfrentamientos.

Finalmente, me importa destacar que no quieto aceptar el encabezamiento de

fracción alguna en el

partido cuando precisamente mi lucha interna y externa, afortunada o no, es por

un gran partido socialista,

que una a todos los socialistas con respeto a sus variadas formas de

interpretación del ideario, al servicio

de unas resoluciones comunes de congreso, y permanentemente entro n c a d o con

el pueblo, frente a

todo liderismo o burocratización selectiva o personalizadora.»

 

< Volver