CLX aniversario de Carlos Marx. 
 Analis cientifico del marxismo y crítica de las declaraciones de Felipe González     
 
 ABC.    11/05/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC. JUEVES, 11 D B MAYO DE 1978.

ULTIMA HORA EN A B C * ULTIMA

CLX ANIVERSARIO DE CARLOS MARX

ANALISIS CIENTIFICO DEL MARXISMO Y CRITICA DE LAS DECLARACIONES DE FELIPE

GONZALEZ

Con motivo del CLX aniversario de Karl Marx, la Federación madrileña del

P.S.O.E. convocó un acto

cultural en una Casa del Pueblo de Madrid, al que asistieron 400 personas.

LA DEFINICIÓN DE LOS MARXISTAS. Comenzó la sesión el teórico Rudolfo Paramio-

informa

Europa Press-, que aludió a la gran extensión de la obra de Marx; afirmó que

algunas partes se

contradicen entre si, por lo que esa obra no es dogmática, sino evolutiva. Otra

teoría afirma que el

marxismo es la aplicación de un método, y ello es también cuestionable, ya que

el propio Marx cometió el

error de reducir estrictamente los esquemas políticos a esquemas económicos, lo

cual no siempre ha

demostrado ser cierto.

EL MARXISMO ESTA EN CRISIS.-Fernando Claudín, expulsado del P.C.E, por sus tesis

no

ortodoxas, manifestó que el marxismo esta en crisis, y la prueba de ello es que

el tema es debatido por

toda la izquierda europea. Criticó duramente el «acudo marxismo» de los países

del Este y en los que una

nueva clase» ejerce la opresión que pretende haber desterrado, y que han creado

la «propiedad estatal

absoluta», sin que a ella tengan acceso los trabajadores.

Afirmó que existen dos formas fundamentales de abandonar el marxismo: mediante

su conservación

aparente, como en los países del Este, y mediante su abandono claro, como hizo

la socialdemocracia

alemana.

Hizo alusión al último Congreso del Partido Socialista Obrero Español, a su

autodefinición marxista,

proclamación que implicaba el claro deseo del P. S. O. E. de ser un partido

auténticamente

revolucionarlo; ninguna táctica puede justificar el abandono del marxismo.

Claudín fue interrumpido por una ovación de un minuto cuando señaló que un

eventual abandono del

marxismo por parte del P. S. O. E. podría ser interpretado como una táctica

electoral, y como un deseo de

tranquilizar poderes fácticos, tales como el Ejército, el empresariado y otros.

No obstante, estos poderes

son cada día más inteligentes, y exigirán que ese abandono teórico del marxismo

tenga realidades

concretas, y que el P. S. O. E. se convierta «realmente» en un partido social

demócrata.

UN SECRETARIO GENERAL NO HACE DECLARACIONES PERSONALES.- Intervino por último

Joaquín Leguina del Partido Socialista Obrero Español. Dijo que «el secretarlo

general de un partido no

puede hablar a título personal en un tema tan importante». Leyó los artículos de

los estatutos del partido

referente a su marxismo, y manifestó que «cuando el P. S. O. E. se declara

marxista es porque cree que el

motor de la Historia es la lucha de clases». Rechazó la Idea de «abandono del

marxismo» como carente

del sentido y clasificó en tres los factores que han conducido a Felipe González

a su declaración: la crisis

en la U. C. D. el abandono del leninismo por el Partido Comunista Español y la

búsqueda de un espacio

político.

FELIPE GONZÁLEZ PUNTUALIZA

«Es falso que yo haya dicho que me reconozco socialdemócrata», afirma el primer

secretario del P. S. O. E.,

Felipe González, en unas declaraciones al semanario «El Socialista», órgano de

su partido.

El señor González dice que en el partido cabe cualquier persona que se

identifique

con su programa, tanto en su contenido máximo como en su contenido mínimo;

cualquier

socialdemócrata o socialista cristiano, pero que se identifique con nuestro

programa, que,

indudablemente, tiene sus raíces en el marxismo.

Desde una óptica de alguien que se considera marxista, utilizar el término le

parece redundante. Señala

que es falso que el partido pretenda despegarse de su tradición marxista y que

si se entiende por esa

tradición el uso del término, nunca ha existido tal tradición, pero si se trata

de la tradición de análisis

marxista del partido, el P. S. O. E. no va a abandonar nada.

Finalmente, insiste en que esto lo ha dicho mil veces como ha dicho mil veces

que no considera un insulto

que le digan que habla como un socialdemócrata de la misma forma que está

acostumbrado a que le

llamen rojo y marxista sin considerarlo un insulto.

 

< Volver