Las ponencias menores aprobadas sin debate     
 
 ABC.    20/05/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LAS PONENCIAS «MENORES», APROBADAS SIN DEBATE

Madrid. (De nuestra Redacción.) Con un considerable retraso sobre el programa

previsto, pero también,

sin duda, en un clima de mayor tensión de la prevista, transcurrió ayer la

tercera jornada del XXVIII

Congreso del Partido Socialista Obrero Español.

El Pleno comenzó poco después de las diez de la mañana cuando faltaban por

dictaminar al menos cuatro

ponencias. La relativa sorpresa que deparó el informe del texto político que ya

se presentaba «a priori»

como el mas polémico del Congreso— al formular 1a definición política del PSOE

como «partido de

clase, de masas, marxista, democrático y federal» sin tener para nada en cuenta

la fórmula conciliadora,

del Comité Federal, hizo que la atención de observadores y congresistas, y

también el clima de tensión,

subieran ostensiblemente. Mientras en el pleno —celebrado a puerta abierta, con

la presencia de

periodistas— se ventilaban sin debate y por tanteo las ponencias menos

conflictivas, el interés y la

expectación se polarizaban sobre las negociaciones que de una manera intensa se

estaban llevando a cabo

en los pasillos para hallar una «fórmula de consenso en torno al punto del

«marxismo» en la ponencia

política.

Felipe González, notoriamente nervioso tras su derrota en la ponencia, había

amenazado, aunque luego lo

desmintiera, con no presentarse a la elección para el Comité Ejecutivo si se

mantenía la redacción

aprobada.

Hasta la hora en que redactamos esta Información habían sido aprobadas las

siguientes ponencias: Varios.

Propaganda, Prensa e Información, Política Internacional, Formación y

Documentación, Servicios

Sociales y Sanidad, en la que se imprimió un párrafo que hacia alusión a la

posibilidad legal del aborto

La Ponencia de Organización y Estatutos decidió, mediada ya la tarde, ampliar a

25 el número de

miembros: un presidente, un presidente de honor, un secretario general, un

vicesecretario federal general

once secretarios y once vocales. Este acuerdo, provisional hasta el momento, se

debatirá en el Pleno de

hoy.

Nuestras «catas de Información en al cuerpo más «politizado» de los congresistas

arrojaron este saldo de

conclusiones Una, que en ningún momento se llegó a confeccionar una casta de

opción, como alternativa

a la encabezada por Felipe.

Dos, que mientras para el ala «moderada», «Felipe es insustituible, por su Talla

y honradez política>;

para el ala «progresista». «Felipe es indesmontable, por la eficacia de su

aparato ejecutivo».

Tres, que la esperanza solapada de los más radicales se personificaba en el

posible, pero improbable,

liderazgo de Luís Gómez Llorente; a quien, por otra parte, Un palmario sentido

político ha hecho

mantenerse en terreno ecléctico.

Y cuatro, que, en el fondo de las tensiones, palpitan dos diferentes

concepciones del PSOE como fuerza

política: «Es PSOE que ha de satisfacer a sus militantes y «el PSOE que ha de

mantener y obtener

electores». Tensión logica entre las definiciones y «los programas», entre «lo

que se quiere ser» y «lo que

se puede hacer».—Pilar URBANO.

 

< Volver