Autor: Caballero, Rafael. 
 El senador Aguilar Navarro, en Mallorca. 
 El PSOE no debería pensar en la revisión de la forma de estado     
 
 Informaciones.    05/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

EL SENADOR AGUILAR NAVARRO, EN MALLORCA

«EL P.S.O.E. NO DEBERÍA PENSAR EN LA REVISIÓN DE LA FORMA DE

ESTADO»

PALMA DE MALLORCA, 5 (INFORMACIONES, por Rafael Caballero).—«Una revisión

constitucional sobre la forma del Estado constituiría un error. El partido no

debería pensar tal cosa» ha

declarado en Palma, donde pasa unos días de descanso, el senador del P.S.O.E.

don Mariano Aguilar

Navarro.

Respecto a la forma republicana del Estado, el señor Aguilar Navarro, que es

presidente de la comisión de

Asuntos Exteriores del Senado, ha dicho a «Diario de Mallorca» que si el

partido, o sea, el P.S.O.E., no

quiere despegarse de su militancia algo tiene que decir en torno a la concepción

republicana. «Ello no

debe escandalizar a nadie y menos a nuestras derechas católicas, que por lo que

atañe a la confesionalidad

del Estado han actuado de forma similar.» En este sentido, el político, que,

junto con Villar Arregui y

Joaquín Satrústegui, formó la candidatura de Senadores por la Democracia,

manifestó que cree posible

que esta cuestión haya sido previamente pactada por el P.S.O.E., incluso con la

anuencia del Rey. «Para la

Monarquía resulta mas beneficioso que el P.S.O.E. distinga entre la praxis del

momento, la cual obliga a

un sistema de prioridades, y hoy la prioridad absoluta es la consolidación de la

democracia. Hasta

entonces, el republicanismo se mueve en el terreno etéreo de los principios.»

Acerca de la función del Senado, don Mariano Aguilar dijo que nació más en

virtud de tareas

electoralistas que de carácter constitucional. «Se pensaba que si el Congreso

ofrecía dificultades el Senado

actuaría como válvula de seguridad, como ente conservador. Después se ha

demostrado que los cálculos

eran equivocados. El Congreso ha sido fácilmente dominado y el Senado ha

resultado más díscolo. El

Senado tiene complejo de rebeldía frente al Congreso.»

 

< Volver