Consideran indignantes las manifestaciones de Xabier Arzallus. 
 PSOE: La actitud del PNV lleva al pueblo vasco a un callejón sin salida     
 
 El País.    26/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, martes 26 de septiembre de 1978

REGIONES

Consideran indignantes las manifestaciones de Xabier Arzallus

PSOE: "La actitud del PNV lleva al pueblo vasco a un callejón sin salida"

«Los nacionalistas se olvidan de que el pueblo vasco habla por las urnas y no a

través de mesías que se

arrogan su total representación», se afirma, entre otras cosas, en un comunicado

hecho público ayer por el

PSOE de Euskadi, en el que contestan, fundamentalmente, a la intervención del

diputado del PNV Xabicr

Arzallus durante la celebración del Alderdi eguna en Vitoria. El comunicado

afirma que las actitudes del

PNV llevan al pueblo vasco «a un callejón sin salida».

El comunicado del PSOE señala que el PNV hace declaraciones discriminatorias de

sectores de la

población vasca, y que cuando anuncia que si no se consiguen sus

reivindicaciones seguirán sonando las

metralletas, en cierto modo —dice el comunicado parece deducirse que la

justificación de la futura

violencia puede ser debida a que no han prosperado las tesis

Afirmación insultante

Para el Partido Socialista es inaceptable que se hagan afirmaciones como «ese

corrusco de pan que nos

dan en Madrid se ha hecho con el trigo de nuestros campos». «Esta frase dice el

comunicado del PSOE y

el pensamiento que se esconde detrás de la misma es absolutamente reaccionaria,

no contiene el más

mínimo análisis de las clases que componen la sociedad, parece pensada para

excitar más los ánimos

antivascos que la derecha reaccionaria está fomentando en todo el Estado y es

insultante para el pueblo

castellano, además de falsa.»

Los socialistas consideran también inaceptable que se pueda manifestar que «sí

no llega a ser por los

nacionalistas no hubiéramos conseguido nada en la defensa de los intereses del

pueblo vasco». Los

intereses de este pueblo no son sólo los fueros, dice el comunicado, sino otros

muchos como la

consolidación de la democracia, las libertades públicas, la obligatoriedad y

gratuidad de la enseñanza

vasca y, sobre todo, el título octavo de la Constitución, que es el que va a

permitir facultades de

autogobierno a los pueblos del Estado.

Método franquista

«Un partido que tiene el 25% de los votos de los cuatro territorios vascos —

añaden no puede definir por

sí mismo y en exclusiva cuáles son los intereses del pueblo vasco.» Los

socialistas se muestran también

indignados con las declaraciones de Arzallus referentes a los hombres que han

venido a trabajar al País

Vasco: «No son ellos los que han oprimido la lengua vasca en Euskalerría, donde

desde tiempo

inmemorial se habla el castellano junto con el euskera, sino que han sido el

franquismo y la oligarquía los

que han oprimido el vascuence».

Las inadmisibles palabras de Arzallus asegura el PSOE son indignantes para todos

los trabajadores vascos

y la clase obrera en general y dan a entender la intención de aplicar al

castellano los mismos métodos de

opresión que el franquismo utilizó contra el euskera. Este comité ejecutivo —

explica el comunicado

«emplaza al señor Arzallus a que se pronuncie con las mismas palabras en el

Congreso de los Diputados,

donde suele utilizar un lenguaje muy diferente.

«Es inaceptable continúa — que se manifieste que el pueblo vasco no puede decir

si al marco

constitucional, mientras el artículo 127 de la misma insista en que la facultad

originaria de establecer

impuestos corresponde solamente al Estado. Nuevamente donde debiera decir "que

el PNV no puede

decir si" dice que el pueblo vasco no puede decir sí. Los nacionalistas se

olvidan que el pueblo vasco habla por las urnas y no a través de mesías que se

arrogan su total representación.»

Por último, el Partido Socialista advierte que «en situaciones como las que vive

hoy el pueblo vasco, la

despreocupación por los problemas de la consolidación de la democracia, la

irresponsabilidad de1

determinados dirigentes, el silencio de un partido que ve a su patria atacada

por el impuesto

revolucionario sin defenderla ni pronunciarse sobre el tema, el pretender

construir Euskadi

unilateralmente no significa más que reproducir los errores históricos del

período republicano, volver a

los viejos enfrentamientos entre socialistas y nacionalistas y llevar al pueblo

vasco a un callejón sin

salida».

 

< Volver