Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
   El PSOE se enfrenterá a la UCD por la Defensa Nacional     
 
 Diario 16.    20/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

El PSOE se enfrentará a la UCD por la Defensa Nacional

Madrid (FERNANDO REINLEIN)- Por primera vez los socialistas se enfrentaren al

Gobierno en el

Congreso por una ley referente a las Fuerzas Armadas, según las enmiendas

presentadas por los grupos

del PSOE a un proyecto gubernamental.

Hasta ahora, incluso en la anterior legislatura, las enmiendas de los partidos

de la oposición y, concreta

mente del PSOE a las leyes de la reforma militar, eran de tipo técnico y muy

superficiales, lo que

representaba un acuerdo tácito a tos proyectos presentados por el Gobierno.

El proyecto de ley Orgánica de la Defensa, presentado por el Gobierno, y las

enmiendas socialistas

suponen dos concepciones distintas completamente del contenido de la ley,

Según declaraciones de Enrique Múgica, ex presidente de la comisión de Defensa,

y que recogió el lunes

pasado D16, el procedimiento a la hora de elaborar los proyectos anteriores

pasaba por una consulta

previa, hecho que en este caso no se ha producido.

Los socialistas denunciaron entonces un intento de capitalización de los temas

de defensa por parte de

UCD y se mostraron muy críticos con el contenido del proyecto del Gobierno sobre

la ley Orgánica de

Defensa.

Enmienda a la totalidad

Los socialistas han aprovechado la existencia de varios grupos parlamentarios

del PSOE para presentar

una enmienda a la totalidad y otras enmiendas concretas, que son en realidad un

cambio absoluto de la

ley.

La enmienda a la totalidad fue presentada ayer por el grupo del Partido

Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) y firmada por Enrique Múgica, diputado por

Guipúzcoa.

Según Luís Solana, experto socialista en temas de defensa, la enmienda a la

totalidad está fundada en el

hecho de que el proyecto del Gobierno va en contra de lo dispuesto en el

articulo 8, párrafo 2, de la

Constitución, que señala que una ley Orgánica regulará las bases de la

organización militar. El proyecto

del Gobierno, según Solana, se refiere a las bases y a la defensa nacional, con

lo cual ha superado el nivel

del mandato constitucional.

El grupo socialistas del Congreso presentó cuarenta y una enmiendas y el de

Socialistas de Catalunya veintitrés. En ellas

los socialistas rechazan todo el articulado del proyecto del Gobierno

relativo a la defensa nacional, y tratan de concretar la organización

militar, citando en la mayoría de las ocasiones las ordenanzas militares y

exigiendo que el régimen disciplinario militar sea tramitado por ley.

Cambio de nombre

Piden el cambio de nombre de la cúspide de la cadena de mando militar, la Junta

de Jefes de Estado

Mayor por el de Junta de Comandantes Generales, pues entienden que el Esta do

Mayor es un órgano

auxiliar del mando. Esta Junta, según el proyecto socialista, quedará bajo la

autoridad del ministro de la

Defensa.

También se definen todos los niveles de la defensa y los órganos responsables de

la misma y se legaliza la

existencia de los Consejos Superiores de los tres Ejércitos, a los que tendrá

acceso directo el ministro.

Señalan que el plan estratégico conjunto, elaborado por la Junta de Comandantes

Generales debe tener el

carácter de secreto, pero no así el objetivo de fuerza conjunto, al que debe

tener acceso el Parlamento,

puesto que afecta a la industria y al presupuesto. Proponen también un mandato

par la Junta para que

unifique los reglamentos tácticos, logísticos y técnicos de los tres Ejércitos

para unificar la doctrina.

Asimismo, piden del Gobierno un plan general de armamento y material, regulado

por ley para que la

industria privada y pública española pueda planificar.

Defensa civil

Solicitan la elaboración de una ley de Defensa Civil en la que se especifique,

entre otros extremos, la

dependencia de la autoridad civil de las Fuerzas Armadas en caso de tener que

actuar por catástrofe

nacional.

Otro aspecto que señala las enmiendas socialistas es la enseñanza y centros de

enseñanza militares y la

situación de los profesionales militares, aspectos que deben ser regulados por

ley según los socialistas,

indicando que todos los Cuerpos y Servicios que no sea de un solo Ejército deben

ser unificados.

En cuanto a la administración militar, se rechaza la actual organización de

capitanías y se divide el

territorio nacional en zonas cuyos comandantes en jefes deben tener los órganos

necesarios para

desarrollar sus funciones logísticas y administrativas. Lo referente a justicia

militar, según los socialistas,

queda de competencia de los jefes de las grandes unidades y de los mandos

unificados.

 

< Volver