Autor: Iglesias, María Antonia. 
 Yo soy marxista. 
 Guerra trata de desactivar la bomba Felipe     
 
 Informaciones.    10/05/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

«YO SOY MARXISTA»

Guerra trata de desactivar la "bomba Felipe"

• «NADIE HA AFIRMADO QUE EL P.S.O.E. VAYA A ABANDONAR EL MARXISMO»

• «LOS SOCIALISTAS GOBERNARÍAMOS EN MAYORÍA CON SECTORES DE U.C.D.

MADRID. 10 (INFORMACIONES, por María Antonia Iglesias.

NADIE ha afirmado en el P.S.O.E. que vaya a abandonar el marxismo, afirmó ayer

el secretario de

Organización del P.S.O.E., don Alfonso Guerra, quien igualmente afirmó: «Yo soy

marxista y sigo

declarándome marxista.» Posteriormente, él señor Guerra matizó las declaraciones

de don Felipe

González a los periodistas catalanes —"por otra parte reiteradas y ampliadas por

el interesado en las

Cortes en la mañana, de ayer—, insistiendo en que lo que dijo ayer en Barcelona

Felipe González es que

no hay ningún Partido Socialista en Europa que diga en sus Estatutos que se

define como marxista»...

La rueda de Prensa (que había sido convocada Inicialmente para presentar una

prevista campaña

Informativa del P.S.O.E. sobre su actuación parlamentaria) se centró

fundamentalmente en la repercusión

y valoración política de las declaraciones del secretario general del Partido

Socialista Obrero Español, y

se tradujo en una continua sucesión de matizaciones y precisiones al respecto

por parte del señor Guerra,

quien, asimismo, se negó explícitamente a facilitar los nombres de los ministros

que han contactado con

el P.S.O.E. para sondear posibles coaliciones electorales: «Prefiero —dijo— que

sean ahora ellos quienes

se dediquen, como si fueran escolares, a denunciarse los unos a los otros.»

PRAXIS MARXISTA

Insistiendo en sus matizaciones a las declaraciones del propio secretario

general del P.S.O.E, don Alfonso

Guerra afirmó que se habían malinterpretado dichas declaraciones, aunque recordó

que, en varias

ocasiones, tanto él como Felipe han afirmado que «la época de los dogmas y

profesiones de fe hace

mucho tiempo que termino, y Que e1 marxismo no es una secta ni un dogma». Guerra

Insistió también en

que, en cualquier caso, el P.S.O.E. no abandona, la praxis marxista ni el

análisis dialéctico de la realidad,

que es la base de1 marxismo. Negó Igualmente el secretario de Organización, del

P.S.O.E. que Felipe

González se hubiera definido socialdemócrata, «lo que dijo —manifestó— es que no

le importaba que lo

considerasen socialdemócrata».

Al ser interrogado respecto a, la valoración política que podría hacerse en

orden a un posible abandono,

por parte del P.S.O.E., de la definición marxista, Alfonso Guerra afirmó que se

trataría de no limitar el

ámbito Ideológico del partido para los que no se confiesan, marxistas, y negó

explícitamente,

respondiendo a otra pregunta, que dicha decisión —la de abandonar la definición

marxista— obedezca a

una estrategia de anexión con ningún grupo socialdemócrata. «Esta decisión —si

llega a adoptarse el

abandono de la definición del marxismo, que, por otra parte, ya ha sido

propiciada y manifestada por

Felipe González en otras ocasiones— no obedece tampoco a una estrategia para

llegar al Gobierno, para

llegar a la Moncloa.. No se trata de vencer una carrera de obstáculos para

llegar al Poder, puesto que el

Poder no tendría utilidad ni sentido para los socialistas si renunciáramos a

nuestros objetivos. El P.S.O.E.

sigue siendo el mismo.» «En cualquier caso —precisó Alfonso Guerra—, es cierto

que la definición

marxista se ha utilizado contra nosotros como un arma arrojadiza por parte de la

derecha, que trata de

potenciar el ala radical de nuestro partido para restarnos posibilidades

electorales en otros sectores... Si el

P.S.O.E. adquiriera una imagen menos radical, no estaría favoreciendo a la

derecha, sino todo lo

contrario...»

(El secretario de Organización del P.S.O.E. afirmó que el profesor Tierno Galván

—quien en una todavía

reciente rueda de Prensa conjunta con Felipe González calificó a la

socialdemocracia de «arcaísmo»— no

estaba informado previamente de las declaraciones de Felipe González, y puso de

manifiesto que el

documento Ideológico del P.S.P, (en el que se definía claramente marxista) no

era el Documento de la

Unidad Socialista P. S. O. E.-P. S. P. Manifestó que ´tampoco la ejecutiva había

celebrado ninguna

reunión previa al encuentro de Felipe González con los periodistas catalanes:

«Lo que haya dicho Felipe

lo ha dicho el secretario general del P.S.O.E., no el partido.»

En su respuesta a una pregunta en la que se sugería, la posibilidad de que tras

el abandono del leninismo

por el P. C. E., el abandono del marxismo por parte del P.S.O.E. pudiera

valorarse como la aparición del,

«eurosocialismo», Alfonso Guerra fue tajante: «Si algo desgraciado tiene este

asunto es la posibilidad de

que se piense que los socialistas y los comunistas caminamos más Juntos de lo

que en realidad

caminamos.. Y al ser Interrogué sobre las declaraciones de Felipe González en

torno a la autogestión. Alfonso Guerra manifestó que existe en la actualidad una

gran confusión de conceptos respecto al tema,

pero que, en. definitiva, «el modo de producción capitalista no es el nuestro.

Nosotros no queremos

apuntalar el capitalismo», afirmó.

Tras reiterar que los actuales esfuerzos del P. S. O. E se centran en conseguir

que las instituciones básicas

del país —como el Ejército— acepten con facilidad la posibilidad de que los

socialistas lleguen al Poder,

Alfonso Guerra puso de manifiesto —en respuesta a una cuestión relacionada con

los contactos con

varios ministros del Gobierno— que la iniciativa de dichos ministros demuestra

que la U.C.D. tiene una

conjunción tan débil que varias de sus alas están dispuestas a situarse en

posiciones que les ofrezcan más

garantías de futuro... Algunos políticos de U.C.D., algunos ministros, cuidan

muy bien su futuro

político.... Seguidamente, el señor Guerra afirmó que «el P.S.O.E. no iría nunca

a un Gobierno de mayoría

centrista, pero sí a otro de hegemonía socialista., con presidente socialista y

con algunos sectores no

"azules" de U.C.D.». Sobre la posibilidad de que Fernández Ordoñez fuera uno de

los ministros

representante de un sector aceptable por el P. S. O. E., Alfonso Guerra afirmó:

«El ministro de Hacienda

estaría, halagado de que se le supusiera en esa posibilidad.»

El secretario de Organización del P.S.O.E. manifestó Igualmente que la renuncia

a la definición marxista

no suscitará ningún debate ideológico en el seno del partido, porque, en todo

caso, supondría tan sólo un

cambio de definición. Igualmente afirmó: «La desaparición de U.C.D. tendrá lugar

camodo se produzca

su primera derrota electoral ... Ello, evidentemente, puede suponer el

reforzamiento de la derecha, de la

llamada "nueva mayoría", y no un Gobierno de hegemonía, socialista.»

En la rueda de Prensa, don Gregorio Peces-Barba afirmó que el P.S.O.E., se

propone seguir defendiendo

su voto particular en torno a la forma de Estado. Asimismo se informó a los

periodistas de la campaña de

la divulgación parlamentaria proyectada por el P.S.O.E., en la que loe diputados

y los militantes

socialistas repartirán un folleto que resume la actuación parlamentaria del

partido en todas las capitales de

provincias.

INFORMACIONES

 

< Volver