Autor: Fuente y de la Fuente, Licinio de la. 
   Aclaración de Licinio de la Fuente sobre el Movimiento y la Reforma Política     
 
 ABC.    11/12/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. SÁBADO 11 DE DICIEMBRE DE 1976. PAG. 4.

OPINIONES AJENAS, POLÉMICAS, CARTAS, FINALIZACIONES, COMENTARIOS.

Aclaración de Licinio de la Fuente sobre el Movimiento y la Reforma Política

Mi querido amigo:

A1 referirse a mi rueda de Prensa en Oviedo, el periódico que tú diriges, y que tantas veces dio

hospitalidad a mis escritos, pone como titular una frase escueta que en su simple contexto puede inducir a

alguna confusión, qué quiero aclarar. El titular dice: «La supresión del Movimiento no supone una

traición». Tiene luego un subtítulo que salva, en gran parte, la primera impresión del titular y aún se

aclara más en el contexto.

La confusión es explicable y se produce con frecuencia cuando un periodista resume una contestación y

luego, cuando del contexto de una entrevista se saca una sola frase. Por ello te ruego que des publicidad a

esta carta para aclarar el sentido de algo que de otra forma nuede resultar confuso.+

En la rueda de Prensa los periodistas y yo nos estábamos refiriendo a la «organización actual del

Movimiento, y yo me cuidé de precisar las diferencias entre «aparato», «organización» e «ideales».

Naturalmente, la contestación a que se refiere el titular del periódico hace referencia a la «organización»

actual del Movimiento, que es inevitable que resultará profundamente afectada por un régimen de

partidos políticos, y yo añadí que lo necesario era recoger y seguir defendiendo los ideales del

Movimiento y muy especialmente de la doctrina joseantoniana a través de las nuevas formas de

organización y acción política.

En este afán clarificador, te reproduzco dos párrafos, uno de «La Voz de Avilés» y otro de «Región», de

Oviedo, que por ser más extensos pueden contribuir mejor a entender el sentido que tenían mis palabras:

«La Voz de Aviles» dice: «Se pidió a don Licinio de la Fuente que dijera algo concreto sobre el rumor de

que la Secretaría General del Movimiento tenía sus días contados. Informó que sabía lo mismo que los

informadores, es decir, lo que ponen los periódicos, añadiendo que según su idea personal, una vez

culminado el proceso de reforma, es difícil concebir el sostenimiento de la Secretaría General del

Movimiento y del aparato del Movimiento. Ese es un problema que exige una transformación.»

Y «Región» publica: «Don Licinio de la Puente, ¿ha olvidado usted su camisa azul? Pues, no. No ja he

olvidado; ni la camisa ni mi trayectoria política anterior. Es más, pienso que muchas cosas del

pensamiento de José Antonio tienen su validez hoy. Pueden seguir defendiéndose perfectamente los

ideales de unidad, justicia social y defensa de la dignidad del hombre. Ahora bien, la camisa azul es un

hecho circunstancial que vino a representar un símbolo cuando los partidos en una época determinada se

uniformaban. Hoy ya no es así, por eso estoy convencido de que debe defenderse lo permanente y no lo

circunstancial.»

Muchas gracias por la atención que prestes a esta carta y un abrazo de tu buen amigo.—Licinio DE LA

FUENTE

 

< Volver