Con la Internacional de testigo. 
 Consumada la unidad socialista     
 
 Informaciones.    01/05/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 23. 

CON LA INTERNACIONAL DE TESTIGO

CONSUMADA LA UNIDAD SOCIALISTA

MADRID, 1 (INFORMACIONES).

VA la una de la tarde de ayer domingo se firmo el acta notarial por la que el

Partido Socialista Popular

queda integrado en el Partido Socialista Obrero Español, «bajo las siglas del

partido que fundara Pablo

Iglesias, patrimonio moral común del socialismo democrático en nuestro país»,

según reza la declaración

de unidad socialista. Al acto de la firma, celebrado en el Palacio de Congresos

y Exposiciones de Madrid

asistieron los dirigentes del P.S.P. y del P.S.O.E. y representantes de los

partidos socialistas europeos, así

como Bernt Carlsonn, secretario general de la Internacional socialista.

El acto de la firma de unidad se produjo en medio de grandes aplausos de los

asistentes, que gritaban

«¡Unidad, unidad!», mientras estampaban su firma en el documento don Felipe

González, don Enrique

Tierno, don Alfonso Guerra, don Jorge Enrujo y don Ramón Rubial. Como testigos

firmaron también los

dirigentes socialistas francés, señor Mitterrand; portugués, señor Soares;

italiano, señor Craxi, y

Carlsonn, secretario general de la Internacional Socialista.

En sus intervenciones, los dirigentes del P.S.P. y el P.S.O.E., señores Tierno y

González, hablaron de la

derecha, criticando sus posiciones. aunque el dirigente del Partido Socialista

Popular lo hizo pidiendo

tranquilidad y orden, mientras el señor González se mostró beligerante y llegó a

enmendar la plana al

profesor Tierno, cuando señaló que hay que hacer comprender a la derecha

española que tiene que

defender también la democracia, porque en estos momentos es la más insolidaria

de toda Europa.

Los representantes de la Internacional Socialista se refirieron en sus

intervenciones a la importancia que

tenía el acto para una Europa socialista, mostrándose, en general tanto el

secretario general de la

Internacional como los demás dirigentes socialistas— , partidarios de volver a

plantear la alternativa de la

sociedad socialista a la sociedad capitalista, sin concesiones.

REAFIRMACIÓN MARXISTA

El acto al que asistieron varios miles de personas que coreaban constantemente

las distintas

intervenciones de los oradores— duró más de dos horas. En la mesa presidencial

se encontraban el

presidente del P.S.OE., don Ramón Rubial; el nuevo presidente honorario del

P.S.O.E., don Enrique

Tierno; el secretario general del P.S.O.E., don Felipe González, y los

dirigentes socialista Carlsonn,

secretario general de la internaciona1 Socialista; Mitterrand, secretario

general del Partido Socialista

Francés; Craxi, secretario general del Partido Socialista Italiano, y Soares,

secretario general del Partido

Socialista Portugués.

Abrió el turno de intervenciones el presidente del Partido Socialista Obrero

Español, señor Rubial, que

definió la estructura del partido socialista como basado en la solidaridad de

clase y el respeto

Belén Martínez

Mesa presidencial. De izquierda a derecha, Mitterrand, González, Rubial, Tierno

y Soares

a las autonomías. El señor Montalvo habló a continuación en nombre del Comité

Federal del P.S.O.E.,

señalando que el partido sigue siendo marxista, revolucionario, de clase y

democrático, con estructura

federal. «El P.S.O.E. que hoy nace añadió es el de Pablo Iglesias y Besteiro, el

de Largo Caballero y

Prieto, e] de Felipe González y Tierno Galván, el de Alfonso Guerra y Fernando

Moran.,)

En representación del Comité Permanente del P.S.P. habló Javier Paulin, que se

refirió a su intervención

para defender a la República en el año 36, y destacó Que sigue vigente la tesis

de Pablo Iglesias de que el

socialismo no trata de perfeccionar el régimen capitalista, sino de desbaratarlo

para sustituirlo por otro.

A continuación se leyó el acta de unidad, compareciendo los líderes del P.S.P. y

el P.S.O.E. En nombre

de Irak abrazó a los señores Tierno y González el ministro de Información de ese

p a i s, que asistía al

acto como invitado.

El presidente del P.S.O.E. hizo públicas a continuación las adhesiones de los

partidos presentes en la sala

como invitados, destacando entre ellas las del Partido Laborista Holandés,

Partido Revolucionario

Dominicano, Partido Socialista Chileno, Comité Central de la Liga de los

Comunistas de Yugoslavia y

Frente Polisario, cuyos representantes fueron muy aplaudidos, mientras se oía en

la sala el slogan de

«Polisario vencerá».

Enviaron telegramas de adhesión los presidentes de los partidos socialistas

belga, griego, austriaco,

comunista rumano, socialista de Uruguay, Unión Revolucionaria de Guinea

Ecuatorial y Grupo Socialista

del Parlamento Europeo. El dirigente socialdemócrata alemán, Willy Brandt, envió

un saludo dirigido al

señor Rubial, presidente del Partido Socialista Obrero Español, en que califica

el acto de unidad socialista

de «hito histórico».

LA INTERNACIONAL SOCIALISTA «DEL SUR>,

Aunque se encontraban presentes delegados de la mayoría de los países

socialistas de Europa, además del

secretario general de la Internacional Socialista, era visible el protagonismo

de los primeros dirigentes de

la Europa del Sur y la acogida con grandes aplausos del mensaje que envió al

acto el Partido Socialista de

Grecia.

En sucesivas intervenciones, se manifestó la importancia del proceso democrático

que vive España y el

papel de los socialistas en su consolidación. El secretario general de la

Internacional Socialista destacó

que hay que luchar contra la opresión económica que supone el capitalismo, pero

también contra la

opresión política, destacando que la división de los movimientos revolucionarios

es un hecho desde la

revolución francesa, y por ello la derecha conserva sus privilegios.

Los dirigentes francés, portugués e italiano se refirieron al P.S.O.E. como

alternativa de Poder, y

subrayaron la necesidad de ir hacia la configuración de una alternativa

socialista y europea en el área,

mediterránea. El señor Soares mucho más conciso—, destacó la situación de España

y Portugal en una

península, y el contexto Ibérico en que deben desarrollarse en el futuro las

relaciones entre los socialistas

españoles y portugueses. Además, el primer ministro portugués —Mario Soares—

terminó afirmando la

responsabilidad de los socialistas del sur de Europa de dar un nuevo impulso al

socialismo en el seno de

la Internacional.

TIERNO: LAS IDEAS

SOCIALISTAS, GARANTÍA DE ORDEN

Tras la lectura de la declaración de Unidad Socialista, a cargo de don Alfonso

Guerra, el profesor Tierno

—en medio de un gran aplauso— intervino en el acto, señalando que las ideas

socialistas son garantía de

orden, e insistió en la necesidad de que la derecha española se tranquilice,

aceptando la democracia como

una forma de entendimiento.

Comenzó su discurso el señor Tierno manifestando que la unidad ha sido fácil en

su terminación, pero

difícil al principio, y «hemos ido venciendo las dificultades, no sin sacrificar

intereses particulares».

Insistió en la necesidad de quitar el valor negativo a las palabras con que la

derecha intenta desprestigiar a

los socialistas, como revolucionarios y marxistas. La revolución, dijo el señor

Tierno, es una aceleración

que en el proceso histórico nunca sale de los limites de la racionalización.

Calificó el acto de unidad como tranquilizador para todos los españoles,

insistiendo en que el socialismo

es garantía de orden y de paz, vinculándose siempre a los intereses nacionales.

Es urgente, insistió el

señor Tierno, que nos entendamos mejor, pero «previo es que nos tranquilicemos

dentro de nuestra casa,

para Imponer desde la razón nuestros ideales y, luego, institucionalizarlos».

En el plano de las relaciones internacionales, el señor Tierno se alegró de que

en las intervenciones de los

miembros de la Internacional Socialista se hubieran escuchado términos «que

contribuyen a confirmarnos

en la idea de que la Internacional Socialista tiene una idea clara y profunda de

que el socialismo no es

ningún cómplice del capitalismo, que el socialismo es alternativa frente

al sistema capitalista Terminó

afirmando que Europa debe ser otra vez la impulsora de las grandes ideas •

abrirse al continente africano

y a Iberoamérica para ser de nuevo alternativa en el mundo.

Por ultimo, el profesor Tierno pidió ayudas en el orden del sentimiento y de

todo tipo para que la

democracia se afiance y se enraíce, asegurando por parte de los socialistas que

van a contribuir a la

consolidación de la paz y el orden en España.

FELIPE GONZÁLEZ: LA UNIDAD NOS ACERCA AL PODER

Para cerrar el acto, antes del canto de «La Internacional», intervino el

secretario general del P.S.O.E., don

Felipe González, quien manifestó su total acuerdo con el profesor Tierno Galván,

al que dedicó,

llamándole de usted, palabras elogiosas. Sin embargo, dijo —dirigiéndose al

presidente de honor del

Partido Socialista Obrero Español que tenemos la derecha más insolidaria de

Europa y tiene que

educarse en democracia».

Manifestó el señor González que la unidad socialista acerca al P.S.O.E. al

Poder y se afianza la

alternativa socialista como la única esperanza para el pueblo, "que

contempla en los socialistas la

garantía de que las estructuras democráticas no se tambaleen". Atacó duramente

a U.C.D., "que no es

capaz de dar ni ideología ni partido" y manifestó que la derecha española tiene

una osadía sin límites,

rechazando no ya la democracia, sino "la modernidad".

Muy pronto —según el señor González— el pueblo español hará recaer él peso del

Poder y la

responsabilidad de ejercerlo en los socialistas. Este hecho lo calificó el

dirigente socialista de

responsabilidad nacional, para la que "hay que estar preparados".

Terminó diciendo que los socialistas tienen que conservar su identidad como

tales, frente a otros que tiran

banderas y símbolos para aparecer con la cara lavada. "Resistiremos como una

muralla todas las críticas,

conservando nuestra ideología, nuestra Identidad."

Por último destacó que hay que educar a la derecha española, combatiéndola como

adversaria política,

desde la razón. Esa es la fórmula que —añadió el señor González— la inmensa

mayoría del país va a

utilizar para dar a los socialistas la responsabilidad del Poder.

1 de mayo de 1978

 

< Volver