El alcalde de Madrid, en viaje a Alemania. 
 Tierno: Ejército y Rey, bases de la democracia     
 
 Diario 16.    28/06/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Año IV Número 840

MADRID, JUEVES 28 JUNIO 1979

20 pésete

El alcalde de Madrid, en viaje a Alemania

Tierno: Ejército y Rey, bases de la democracia

La minoría dirigente del Ejército comprende —dijo— que un

retroceso hoy sería una situación anómala en Europa

Calificó la utopía marxista como un sedante para el pueblo

BONN, 28 (Corresponsal D16). «El Ejército es la muralla que junto con el Trono

está resistiendo para

que la estabilidad democrática de España continúe», dijo ayer en Bonn el alcalde

de Madrid, Enrique

Tierno Galván, en una conferencia pronunciada en la sede de la Fundación

Socialdemócrata Friedrich

Ebert.

Tierno habló durante dos horas y media sobre «el camino de España hacia la

democracia» en la central de

la Fundación Socialdemócrata, que se encuentra a sólo un kilómetro de Bad

Godesberg, donde el partido

socialdemócrata alemán renunció hace 20 años al marxismo.

En su conferencia Tierno dijo que el franquismo «no fue una dictadura militar,

sino una dictadura ejercida

por civiles y un grupo minoritario de militares que no favorecieron al Ejercito,

que durante la dictadura de

Franco fue uno de los grupos menos favorecidos e incluso postergado».

Según Tierno, bajo Franco el Ejército estuvo «mal pagado, peor equipado y

desatendido en cuanto a su

prestigio».

Golpe militar y Constitución

A la pregunta de un catedrático de Sociología alemán sobre la posibilidad de un

golpe militar. Tierno

respondió que con la desaparición de los militares africanos desaparecieron

también las mentalidades

autoritarias y caudillistas. «La minoría dirigente del Ejército comprende dijo

que un retroceso hoy sería

una situación anómala en Europa».

Según Tierno, el Ejército piensa que hay que respetar la Constitución y no puede

salirse de ella. «Aquí

está el problema de las autonomías. Si hubiese una ruptura de las normas

constitucionales, el Ejercito se

encontraría en una situación difícil en el terreno de la no intervención».

En opinión de Tierno, un incremento del terrorismo llevaría a una aplicación de

las posibilidades

previstas en la Constitución, pero no a acabar con ellas.

La crisis del PSOE

Tierno expresó la confianza de que la crisis del PSOE se resolverá con una

combinación del horizonte

utópico > pragmatismo, «de la misma forma que la Iglesia mantuvo el Evangelio,

pero supo aliarse con el

imperio, los partidos socialistas pueden mantener su horizonte utópico y al

mismo tiempo seguir el

camino de la historia con prudencia, lentitud y seguridad».

Tierno dijo que «nuestro partido tiene que perder vacilaciones y descuidos, que

a veces tienen la

apariencia de irresponsabilidad».

También insistió en que «el compañero Felipe González es insustituible por sus

cualidades personales,

sus relaciones exteriores y el esfuerzo de todo el partido».

La utopía marxista

Tierno defendió la necesidad de mantener la idea del marxismo; «debería haberse

aceptado que la base

necesita un horizonte utópico y una referencia a nuestros mitos». Según Tierno,

tras los años de

mesianismo y en un país mediterráneo, el pueblo está ansioso de una perspectiva

mesiánica; «la utopía es

un supremo sedante; la vida no se llena sólo con los programas de televisión y

las fiestas de fin de

semana».

Dijo Tierno que la derecha no se dio cuenta de que el marxismo puede ser durante

algún tiempo un

sedante del pueblo y el partido socialista no supo advertir que el partido

necesita una perspectiva utópica

y «negar la necesidad de esa utopía sería un error».

Sobre la postura política que debe adoptar el PSOE, Tierno respondió que todo

espacio político que el

PSOE, abandone a la izquierda sería ocupado por el comunismo. «Derivar hacia la

derecha sería dar

facilidades para que crezca el comunismo».

Buscando dinero

Al término de la conferencia el alcalde de Madrid dijo a los periodistas que el

objetivo de su visita es

estudiar el mercado de capitales. «No vamos a pedir nada pero queremos

información suficiente para el

caso de que la situación de Madrid empeore».

Dijo que cabe la posibilidad de un crédito o de una ayuda para el desarrollo

municipal, pero existe el

problema de las garantías: «no podemos ofrecer ninguna. Únicamente la confianza

que nos den los

bancos españoles o un aval del Estado, que seria el procedimiento más rápido».

El alcalde repitió que necesita quince mil millones de pesetas para poner en

funcionamiento la ciudad de

Madrid. El alcalde se reúne hoy en Francfort con banqueros alemanes; le acompaña

en sus contactos

Eduardo Foncillas, un banquero español afincado en la RFA.

 

< Volver