Carta de Alianza Popular a la juventud de España. 
 La gran opción ideológica: el marxismo o el humanismo  :   
 El Estado socialista es totalitario. La sociedad humanista postula: libertad, igualdad de oportunidades, justicia social y solidaridad activa.. 
 Ya.    21/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CARTA DE ALIANZA POPULAR A LA JUVENTUD DE ESPAÑA

LA GRAN OPCION IDEOLOGICA:

EL MARXISMO O EL HUMANISMO

El Estado socialista es totalitario • La sociedad humanista postula: Libertad, igualdad de oportunidades,

justicia social y solidaridad activa

La "Carta de Alianza Popular a la Juventud de España" dice sobre las Ideologías:

QUE ideologías reclaman vuestra atención, vuestra curiosidad, vuestra vocación en este preciso

momento? Creemos que nos hallamos en un mundo plural, en el que la cultura occidental se caracteriza

por dos grandes coordenadas fundamentales: la libertad y el pluralismo. En el pluralismo ideológico de

nuestras sociedades participan no sóflo los tipos de filosofía política que parten del principio de respeto

al nombre, a su libertad y a su dignidad, sino también aquellas otras de carácter netamente

transpersonalista, cuyo denominador común es el marxismo, aparte los nihilismos de cualquier genero.

No queremos hacer pronósticos ni invocaciones apocalípticas; lejos de nosotros reconducir la historia de

los hombres y las mujeres, y, en particular, de los hombres y mujeres de nuestra patria, hacia una

bipolaridad radicalizante, pero reconocer la evidencia no es estimular ningún género de enfrentamientos

y de radicalismos, porque estimamos que la gran opción ideológica en la política de nuestro tiempo se

halla en torno del marxismo o el humanismo.

El punto clave del hombre marxista reside en su concepción de la relación del hombre con la sociedad:

según la doctrina marxistaleninista, el hombre no es sólo un ser natural que se ha "desarrollado",

entendiendo este término en el sentido del evolucionismo, sino que es igualmente un ser social, cuya

evolución es histórica, "Los individuos son tal como se exteriorizan en su vida." Por eso, lo que los

hombres son en cada época concreta depende de lo que producen y de cómo lo producen. Pero la

producción es un proceso social; es decir, el hombre aparece como hombre sólo con la aparición de la

sociedad. Sólo en cuanto miembro de la sociedad puede el individuo ser considerado corno hombre. Pero

como las fuerzas de producción, las relaciones de producción y las relaciones sociales que resultan de

ellas cambian, también el ser del hombre se transforma; la naturaleza del hombre es dinámica, no estética;

puede transformarse al cambiar las relaciones sociales o la sociedad misma, en la que el hombre vive y

trabaja. Además, la na turaleza o el ser del hombre no son algo individual, porque las relaciones sociales

no son individuales. El ser humano tiene, más bien, una estructura colectiva y se expresa en la

colectividad. Su realidad y su valor depende, por tanto, de la sociedad. Como consecuencia de esto, el

marxismo concibe a los hombres en un ser colectivo real, y a las c1ases y a la sociedad, como un todo.

La comprensión c r i s t iana del hombre, por el contrario, es teológica en su misma raíz. Al hombre

se le concibe como un ser que está determinado por un fin, y por esta razón esté orientado hacia el. El

hombre es un ser ya perfecto, desde un punto de vista causaldeterminista, y su fin está más bien dentro

de él que ante él; ya desde su misma existencia fáctica se le considera creado para su perfección. No le

mueve una tensión hacia algo eternamente inacabado, sino la insatisfacción por su realidad aún no

realizada; no la esperanza absoluta, sino la realizable.

Concepciones distintas de la vida

Esta radical diferencia en la idea del hombre como ser inmanente o como ser trascendente es el punto de

arranque para dos concepciones distintas de la vida, de la organización de la sociedad y del significado

del Estado. La sociedad socialista conduce necesariamente a un género de vida sin libertad personal, sin

opción posible en la educación, en el trabajo, en la economía, en el ocio; la vida cimentada sobre el

humanismo se construye sobre el reconocimiento de las libertades concretas de educación, profesión,

trabajo, economía y ocio, entre otras. La sociedad socialista supone la existencia de una planificación

dentro de la que ha de moverse la vida del individuo; el individuo como tal desaparece, como pieza

fungible que es de la sociedad, El Estado socialista es totalitario, porque domina como expresión de la

sociedad socialista a todos sus individuos, pudiéndose decir que el binomio marxista de clase dominante y

clase dominada se vuelve contra el Estado totalitario socialista, ya «que en él no hay más que dos clases:

la gobernante, que maneja, manipula y dirige la máquina del Estado, según su interpretación subjetiva

de la doctrina socialista, y la clase dominada, que es toda la sociedad.

La sociedad humanista pretende la realización integra del hombre y de todos los hombres en una sociedad

comunitaria y pluralista; postula la realización de los valorea fundamentales! que lleva consigo la

dignidad del hombre: la libertad, igualdad de oportunidades, justicia social y solidaridad activa, y

pretende la utilización de métodos democráticos fundados en la responsabilidad personal, la

aceptación de la diversidad para hacerla compatible con el interés general y la participación de cada uno

en las decisiones que le conciernan.

Alianza Popular se inscribe en esta última filosofía. Se alista en el humanismo y quiere ofrecer a los

españoles una sociedad pluralista y democrática, y a la juventud, en particular, el ofrecimiento

consciente y responsable de encarnar y dar vida en España a los ideales del humanismo.

No nos extenderemos más en este tipo de consideraciones, porque no deseamos convertir esta carta en un

análisis doctrinal de ideologías, mientras que, de otra parte, tampoco queremos descender a la

explicación de soluciones concretas para la organización social y política ya que ellas se encuentran

con toda modestia, pero también con firme convicción, expuestas en e1 programa de Alianza Popular.

Próxima continuación: Geopolítica: OTAN, Mercado Común, etcétera.

21IV77

 

< Volver