Piden que el PSOE se reafirme en el marxismo     
 
 Ya.    18/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

PIDEN QUE EL PSOE SE REAFIRME EN EL MARXISMO

PROMARX, S. A., constituida por setenta militantes del PSOE, propone que el

partido se defina como

partido de clase y, por lo tanto, de masas, marxista y democrático.

La sociedad anónima PRO-MARX, constituida por setenta militantes del Partido

Socialista Obrero

Español, entre ellos dos diputados, ha hecho público un documento en el que se

expresa la necesidad de

que el XVIII Congreso del PSOE reafirme y mantenga en su integridad la

declaración de principios

contenida en la resolución política del XVII Congreso. Proponen que el PSOE se

defina como partido de

clase, y por lo tanto de masas, marxista y democrático.

Estiman los fundadores de PROMARX que a poco que los socialistas acepten la

renuncia al término

marxista, ello significaría entrar en una dinámica regresiva en cuanto a poder

sostener el objetivo de

conseguir real y efectivamente la emancipación política, social y económica de

la clase trabajadora.

Entre las líneas estratégico-tácticas que proponen se encuentra la de política

de gobierno, en la que se

defiende que el PSOE no debe gobernar si el pueblo no le ha manifestado

mayoritariamente su confianza,

por lo que no debe ir a Gobierno antes de la celebración de elecciones generales

libres y democráticas.

Se afirma también que el PSOE debe ser en todo momento un instrumento político

de la clase trabajadora

y por ello no puede en ningún caso enfrentarle a los instrumentos sindicales de

dicha clase.

Graves acusaciones a Felipe González

A título personal, el gerente de P R O M A R X, militante del PSOE y ex

secretario general de la

Agrupación Socialista Madrileña, Justo de la Cueva, ha denunciado públicamente

en un documento

enviada a los medios informativos que Felipe González usurpa ilegalmente desde

el 10 de agosto el cargo

de primer secretarlo del PSOE y considera nulo e ilegal el acuerdo del Comité

Federal del PSOE de

aplazar para el mes de mayo de 1979 la celebración del XVIII Congreso del

Partido.

El señor De la Cueva acusa a Felipe González y al "aparato" del PSOE de

manipulación de listas

electorales, traiciones a la Unión General de Trabajadores y de maniobras que

responden a una exigencia

geopolítica del Imperialismo yanqui, entre otras ilegalidades.

La supuesta usurpación del cargo de primer secretario es basada por Justo de la

Cueva, en que, según el

artículo 31 de los estatutos, el Congreso Federal Ordinario del Partido debe ser

convocado por lo menos

con cuatro meses de antelación. Al impedir que el Congreso se haya convocado

antes del 10 de agosto ha

realizado ya el acto necesario y suficiente para que el 8 de diciembre se

consume su usurpación ilegal del

cargo, y —piensa el acusador—en buena técnica jurídica es ya un usurpador ilegal

desde el 10 de agosto.

 

< Volver