Solicita en el Parlamento el reconocimiento gubernamental del Polisario. 
 El PSOE pide al Gobierno la denuncia del Acuerdo tripartito     
 
 Diario 16.    18/08/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Solicita en el Parlamento el reconocimiento gubernamental del Polisario.

El PSOE pide al Gobierno la denuncia del Acuerdo tripartito

MADRID,18 (D16).- El Grupo Parlamentario Socialista del Senado ha pedido al

Gobierno que denuncie

formalmente el Acuerdo Tripartito de Madrid, firmado con Marruecos y Mauritania

el 14 de noviembre

de 1975 sobre el Sahara.

Los socialistas del Congreso presentaron a la Mesa de la Cámara una proposición

no de ley en la que

solicitan la denuncia del Acuerdo Tripartito sobre el Sahara así como el

reconocimiento gubernamental

del Frente Polisario «como representante del pueblo saharaui».

La proposición pide al Gobierno que reconozca los derechos nacionales del pueblo

saharaui a la

independencia y su soberanía nacional «en el marco de la intangibilidad de

fronteras heredadas de la

época colonial, de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y de la OUA»

Cambios trascendentales

Los socialistas señalan en la proposición no de ley que el Gobierno está

legitimado para denunciar el

Acuerdo del 14 de noviembre de 1975 con Marruecos y Mauritania en función de los

últimos

acontecimientos ocurridos en la zona. El Gobierno español, según el Grupo

Parlamentario Socialista del

Congreso, está capacitado para denunciar el Acuerdo Tripartito «en primer

término, por la renuncia

expresa de una de las partes a los derechos que el Acuerdo le confería

Mauritania; y en segundo término,

por la violación flagrante del propio acuerdo por la otra parte firmante:

Marruecos».

Manuel Marín, miembro del Grupo Parlamentario Socialista, declaró ayer en una

rueda de prensa que el

Gobierno debe de tomar todas las medidas a su alcance para culminar el proceso

de descolonización del

Sahara y defender los intereses españoles en el área.

Tanto Marín como Emilio Menéndez del Valle, miembro de la última secretaría

federal de relaciones

internacionales, se mostraron muy preocupados ante la posibilidad de una

internacionalización del

conflicto del Sahara.

Hablar a la ONU

Los portavoces socialistas presentadores de la proposición no de ley sobre el

Acuerdo Tripartito se

mostraron partidarios de que el Gobierno se dirija formalmente a la ONU como

antigua potencia

administradora del Sahara pidiendo la no intervención en el conflicto de

potencias ajenas al problema.

Según los portavoces socialistas, el rey Hassán II de Marruecos puede provocar

la internacionalización

del conflicto a través de una guerra para justificar la intervención de las

grandes potencias en el conflicto.

«Si los Estados Unidos no apoyan a Marruecos, se acabó Marruecos», comentó

Manuel Marín. «La

pregunta es -añadió- si Estados Unidos va a presionar a Marruecos para que deje

de hacer tonterías... Que

ya ha hecho bastantes.»

Marín y Menéndez del Valle compararon la actitud del Gobierno ante

Hispanoamérica y ante el Sahara

calificando la política exterior gubernamental de demagógica, en cuanto que

inoportuna.

«Tenemos que criticar al Gobierno de modo muy duro. Había que haber dado una

salida política al rey

Hassan. Y esa salida podía haber sido la Conferencia de paz que se propuso

coincidiendo con la llegada a

Madrid del secretario general de la ONU, Kurt Waldheim», añadió Menéndez del

Valle.

Los representantes socialistas subrayaron en diversos momentos la trascendencia

del Acuerdo de paz

firmado entre el Frente Polisario y la República islámica de Mauritania el

pasado día 5 en Argel, en virtud

del cual Mauritania renunció solemnemente a cualquier reivindicación - tanto

territorial como de

cualquier otro tipo- sobre el Sahara occidental.

 

< Volver