La insubordinación militar atenta contra el principio mismo de los Ejércitos. 
 Enrique Múgica: No a la OTAN; sí al tratado con Estados Unidos     
 
 El País.    09/01/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

"La insubordinación militar atenta contra el principio mismo de los Ejércitos"

Enrique Múgica: no a la OTAN; sí al tratado con Estados Unidos.

Enrique Múgica, dirigente del PSOE y ex presidente de la Comisión de Defensa del

Congreso, se mostró

contrario, durante la conferencia que pronunció ayer en el Club Siglo XXI, al

ingreso de España en la

OTAN, pero estimó como muy posible la renovación, en 1981, del tratado con

Estados Unidos.

Asimismo, apoyándose en las palabras del Rey, señaló que cualquier acto de

insubordinación militar

atenta contra el principio mismo de los Ejércitos. Asistieron al acto el capitán

general de la Región,

teniente general De la Torre; el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil,

general Santamaría; el teniente

general Gómez de Salazar; y numerosos jefes y oficiales.

La conferencia del dirigente socialista, titulada «Las Fuerzas Armadas en la

democracia para todos», se

basó fundamentalmente en la necesidad de modernizar y dotar de mayores medios a

las Fuerzas Armadas.

Los gastos militares de España —señaló— son menores que los de los países de la

OTAN, del Pacto de

Varsovia e, incluso, de neutrales como Suecia, Suiza y Yugoslavia.

El señor Múgica afirmó que la democracia española es el resultado de una

transacción histórica entre una

derecha incapaz de mantener por más tiempo fórmulas autoritarias y una izquierda

en proceso de

crecimiento, pero insuficiente para determinar por si sola la salida al régimen

anterior. Destacó la

caracterización ideológica con que las Fuerzas Armadas salieron de la guerra

civil, de la que procedía la

incomunicación entre las mismas y una parte muy importante del pueblo, «lo que

engendró -dijo-

lamentables desconocimientos mutuos».

Afirmó más adelante que un grupo de militares privilegiados por su proximidad a

la cúspide del poder

impedía ver la realidad de sueldos inferiores en más de un tercio a los de tos

funcionarios de la

Administración civil, y la insuficiencia de medios y equipos. Por el contrario,

los valores integristas

recibidos llevaban al Ejército a contemplar con desconfianza a amplios sectores

populares.

Según Enrique Múgica, el proceso democrático está superando esta situación y en

la Constitución se

destacan como funciones de las FFAA garantizar la defensa de la soberanía e

independencia, la integridad

territorial y el ordenamiento constitucional. Precedentes de esta última misión

-señaló- figuran en las

Constituciones de la República Federal de Alemania y de Portugal. El ejercicio

de esta misión —

apostilló— sólo puede realizarse cuando el Gobierno, apoyado por las Cortes, lo

decida.

Más adelante, el señor Múgica afirmó que, al tiempo que se ha de proceder a la

puesta al día de los

haberes de los miembros de las FFAA, también se debe crear una tecnología de

armamento propia, lo que

obliga a la fabricación de series importantes y a una exportación selectiva y

controlada por las Cortes.

La modernización de las FFAA, según el conferenciante, pasa por el

rejuvenecimiento de sus cuadros, sin

perjudicar derechos adquiridos ni expectativas de destino, y por conseguir

unidades más operativas. Para

conseguir los recursos materiales que permitan este proceso, se impone que el

sistema fiscal tenga unas

características semejantes a las vigentes en el resto de Europa occidental.

Se refirió más adelante a las Reales Ordenanzas y a la reforma militar, que el

PSOE apoya, y que obliga a

la mayor disciplina, al acatamiento de la Constitución y al respeto de las

distintas opciones políticas que

de la misma se derivan. «Las armas –explicó- el líder socialista- sólo podrán

utilizarse cuando el poder

ejecutivo lo ordene y, por ello, cualquier acto de insubordinación prevaliéndose

del monopolio de la

fuerza atenta contra el principio mismo de los Ejércitos, ya que al romper la

disciplina los conduce al

camino de su desintegración, como ha señalado el Rey en su ejemplar discurso de

la Pascua militar.»

No trasplantar la democracia civil

El señor Múgica señaló que cuando se habla de democracia en las FFAA no se trata

miméticamente de

trasplantar lo que existe en la sociedad civil, ya que podrían quedar rotos los

necesarios criterios de

jerarquía y subordinación. «Se trata -añadió- de que el Ejército sea

constitucional, vinculándose así con

una ejemplar tradición en la que se encuentran nombres como Espartero y Prim.»

Enrique Múgica, que expreso su solidaridad con las Fuerzas Armadas, «a las que

el terrorismo ataca con

el propósito de destruir las libertades defendidas por el pueblo», se mostró

contrario al ingreso de España

en la OTAN. «España —dijo— no puede ser neutral, por cuanto pertenece a Europa

occidental, pero la

defensa de ésta puede hacerse por vías distintas que el alineamiento en la

Alianza Atlántica».

«Posiblemente y como una de las alternativas —terminó— haya que renovar en 1981

los tratados con

Estados Unidos, pero sobre un plano de igualdad.»

 

< Volver