Autor: Ibáñez, Juan G.. 
 Informe de la gestora federal, conocido por D16. 
 Mártinez Castellano: Dieciséis millones sin justificar     
 
 Diario 16.    21/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Diario16/21-septiembre-79

Informe de la gestora federal, conocido por D16

Martínez Castellano: Dieciséis millones sin justificar

Juan G. Ibáñez

MADRID, 21 (DI6).-Fernando Martínez Castellano, alcalde de Valencia y expulsado

del PSOE el pasado

día 11, no ha justificado las deudas por valor de 16.606.510 pesetas contraídas

por la ultima ejecutiva del

Partido Socialista del País Valenciano, en la que fue responsable de las

finanzas.

La comisión gestora federal del PSOE ha empezado a distribuir entre las

agrupaciones un informe de diez

folios, al que ha tenido acceso D16, en el que se afirma que Martínez

Castellano «no llevó libro de caja,

libro de bancos, registro de facturas, registro de vencimientos, cuentas

corrientes de proveedores, arqueos

de caja, archivo, matrices de talones bancarios, presupuestos y ni libros ni

sellos que justifiquen la

existencia de sellos, carnets y objetos de propaganda».

En la narración de los hechos, el informe se remonta al mes de junio, cuando la

gestora del Partido

Socialista del País Valenciano se reunió con la gestora federal del PSOE para

advertir que «el anterior

secretario de administración, señor Martínez Castellano, tras su cese, había

dejado en caótica situación la

administración, pues ni había llevado libros de clase alguna, ni aparecían los

adecuados justificantes de

pago».

La gestora Federal envió un telex a Martínez Castellano, así como al presidente

y al tesorero de la gestora

valenciana convocándoles a una reunión para aclarar las cuentas de la ejecutiva,

Martínez Castellano no

compareció.

Falta de claridad

El ex secretario de administración se reunió el 12 de julio con la gestora del

País Valenciano, pero

tampoco en aquella ocasión -señala el informe de la gestora- esclareció la

situación económica del

partido. Según la gestora federal, Martínez Castellano no respondió a las

preguntas que se le formularon

sobre el libro de caja, las cuentas de bancos, los registros de facturas,

etcétera, y alegando que «se deben

encontrar por los cajones y archivos de la oficina, pero de momento ignoró su

situación».

La gestora valenciana envió una copia del acta a la federación, quien requirió

«enérgicamente» al ex

secretario de administración, el cual acudió al despacho del presidente de la

gestora, pero sin aportar

documentación alguna. Cuando Carmen García Bloise y José Federico de Carvajal,

tesorera y presidente

de la gestora federal respectivamente, acudieron al congreso del PSPV-PSOE el 28

de julio, Martínez

Castellano no había rendido cuentas todavía, según el informe distribuido

a las agrupaciones.

Expediente

El día 29 por la mañana, Carvajal advirtió al alcalde valenciano que cuando

volviera a Madrid le enviaría

una carta abriéndole expediente y confiriéndole el plazo de quince días para que

expusiera las cuentas, so

pena de verse expulsado del partido.

«Posteriormente -señala el informe conocido por D16-, la gestora federal tuvo

noticias de que el señor

Martínez Castellano, con notoria inconsciencia, en vez de ocuparse personalmente

del tema, se había

marchado de viaje a Rumania y otros países de la zona con otros dos concejales y

sus respectivas esposas,

encomendando la realización de las cuentas a terceras personas.» En la carta que

Carvajal envió a

Castellano el 30 de julio, el presidente de la gestora federal solicitaba los

siguientes documentos:

«balance, situación contable al día que cesaste en el cargo; cuenta de

explotación durante el periodo de tu

gestión; explicación de cuantos asuntos pendientes queden con proveedores o/y

terceras personas cuyos

asientos no consten en la contabilidad; inventario patrimonio PSOE-PV; deudas

agrupaciones locales;

justificantes y comprobantes de la contabilidad durante tu mandato».

Según el informe de la gestora federal, las relaciones de entradas y salidas,

con una serie de justificantes

anexos, que recibió el presidente de la gestora el 20 de agosto, no satisfacían

el requerimiento.

Los servicios de contabilidad del PSOE apreciaron «irregularidades y faltas de

justificantes», por lo que

la gestora federal envió dos representantes a Valencia para que, con Martínez

Castellano y las personas

que éste designe, se reconstruyera la contabilidad.

Martínez Castellano reconoció en la reunión con los delegados de la gestora

federal que no existían libros

sobre su gestión administrativa, citó a Alcañiz como «compañero que podría

aclarar lodos los conceptos».

Puesto que Alcañiz no se encontraba presente en la reunión, la gestora federal

convocó a Martínez

Castellano a una nueva reunión, a la que también fue invitado Joan Lerma,

secretario general del PSOE

en el País Valenciano.

El ex secretario de administración no acudió a la cita y tuvo que ser requerido

por Carvajal. Martínez

Castellano aseguró que tenía que inaugurar la Feria de Muestras en la fecha

prevista para la reunión, el

pasado día 13, y no acudió tampoco a la convocatoria.

«La gestora -agrega su informe a las agrupaciones-, ante esta actitud contumaz y

reiterada y ante la

imposibilidad de llegar a tener una reunión con el señor Martínez Castellano y

de clarificar la situación

económica del PSPV-PSOE, ya que cada vez que se convocaba una reunión se daba un

pretexto para no

concurrir a la misma, hubo de cumplir la obligación que le imponían los

estatutos.»

La gestora federal agrega -antes de entrar en la conclusión- que la

documentación presentada por

Martínez Castellano el pasado día 14 el alcalde abandonó aquel día Valencia para

reunirse con la gestora

federal en Madrid está en este momento en proceso de verificación.

«El hecho cierto -insiste la gestora federal- es que, aunque tales justificantes

correspondieren a los

descubiertos indicados en el número segundo del resultado de hechos probados, lo

evidente es que es

imposible fijar la situación contable del País Valenciano y el (destino final

del dinero, por cuanto no se ha

llevado contabilidad alguna y no existen ni los más elementales libros

auxiliares de ésta.»

El informe de la gestora concluye en los siguientes términos: «El señor Martínez

Castellano presenta unas

notas de entradas y salidas de 12.760.479 pesetas. Aunque después de la

verificación que se está

efectuando estas salidas estén justificadas, todavía existe una relación de

deudas de 16.666.516 pesetas,

parte de las cuales figuran como ingresos en el inventario presentado por

Martínez Castellano.»

 

< Volver