Cesado de sus cargos municipales. 
 El alcalde de Valencia, expulsado del PSOE     
 
 Diario 16.    14/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/14-septiembre-79

Cesado de sus cargos municipales el alcalde de Valencia, expulsado del PSOE

VALENCIA, 14 (Corresponsal DI6).- Fernando Martínez Castellanos cesará como

alcalde de Valencia al

haber sido expulsado de su partido, el PSOE, según le adelanto la Junta

Electoral de Zona y confirmó en

una rueda de prensa un portavoz de la ejecutiva provincial del Partido

Socialista del País Valenciano.

El portavoz declaró sobre los motivos de la expulsión que «se trata de causas

internas del partido, graves

irregularidades en su comportamiento. Esas irregularidades -añadió el

representante socialista- no tienen

que ver con su actuación al frente del Ayuntamiento, ya que eran anteriores a su

designación como

candidato número uno al Ayuntamiento de Valencia».

Según fuentes de la ejecutiva, el expediente del alcalde data del 4 de julio

pasado, fecha a partir de la cual

se celebraron varias reuniones con Martínez Castellanos para que aportara su

versión de los hechos.

Según algunas fuentes, el ex alcalde no llegó a dar una explicación

satisfactoria sobre el destino de

diecisiete millones de pesetas, que pasaron por sus manos como responsable de

las finanzas.

Rumores desde el miércoles

El rumor circuló durante toda la tarde del miércoles en los medios políticos

valencianos: el alcalde,

Fernando Martínez Castellanos, se veía forzado a presentar su dimisión,

presionado por los órganos

ejecutivos del PSOE.

Sin embargo, la noticia no recibió mayor crédito al ser desmentida por el propio

alcalde en nota oficial,

antes de finalizar la jornada.

De forma sorprendente, los informadores fueron convocados en el despacho del

alcalde a las catorce

horas de ayer para que el primer concejal socialista, Vicent Garcés, que

declaraba estar bajo los efectos de

un «shock», y el propio Martínez Castellanos manifestaran su estupor ante la

recepción, minutos antes, de

un comunicado de la Junta Electoral de Zona, en la que se informaba a la primera

autoridad municipal de

que había sido expulsado de su partido y. en consecuencia, deberá abandonar la

Alcaldía.

Conflicto de meses

La película de los hechos, reconstruida con el testimonio directo de miembros de

la ejecutiva y del propio

alcalde, se remonta a varios meses atrás, cuando la gestora federal del PSOE

requirió una y otra vez a

Martínez Castellanos para que diera cuenta de su gestión en la ejecutiva

saliente del País Valenciano,

como responsable de finanzas.

Las irregularidades y la falta de justificante ante una comisión desplazada

expresamente desde Madrid.

Hicieron finalmente dictar a la gestora federal constituida en «comisión de

conflictos» la calificación de

falta grave, que lleva consigo la expulsión del partido.

Compromiso previo

Antes de que el propio secretario general a nivel valenciano, Joan Lerma,

acudiera al despacho del

presidente de la Junta Electoral, para que ésta trasladase oficialmente al

alcalde su expulsión del partido,

se había pedido a Martínez Castellanos que presentase la dimisión, y así lo

había acordado éste

verbalmente.

Sin embargo, las presiones recibidas en los dos últimos días le aconsejaron

reconsiderar su dimisión. Este

es el motivo de que el cese final haya llegado por medios tan curiosos y que

haya sido un funcionario de

la Administración quien le haya comunicado su expulsión del partido y la

consecuente pérdida del cargo

municipal.

No obstante, y conociendo que los hechos que esgrimen la gestora federal y la

ejecutiva del País

Valenciano se remontan a la fase anterior a las elecciones municipales y, por

tanto, a la nominación de

Martínez Castellanos como candidato y vencedor, hay quien relaciona la expulsión

de Martínez con su

alineamiento en el sector critico socialista, mayoritario en el Ayuntamiento

valenciano, pero sin ningún

poder en los organismos ejecutivos regionales.

La fuerte polarización de posiciones de cara al próximo congreso extraordinario

ha desatado lo que desde

el sector crítico, y en boca del propio Martínez Castellanos se ha empezado a

denominar como una «caza

de brujas».

Garcés, ante la excisión

Sin embargo, cuando se planteó en la rueda de prensa del Ayuntamiento la

posibilidad de una excisión en

el partido, las posturas aparecieron claramente divididas; mientras que el hasta

ahora alcalde rechazó

rotundamente una excisión en las filas socialistas, Vicent Garcés, concejal y

destacada figura del sector

crítico, no desechó la posibilidad: «Depende de la actitud que tomen los órganos

federales y del resultado

del congreso», declaró.

 

< Volver