Felipe abre la ofensiva con las bases en Santander. 
 PSOE: Empieza la lucha por el poder     
 
 Diario 16.    01/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario16/1-septiembre-79

Felipe abre la ofensiva con las bases en Santander

PSOE: Empieza la lucha por el poder

MADRID, 1 (DI6),- La lucha por el poder en el PSOE, cara al congreso

extraordinario que el Partido

Socialista celebrará los días 28 y 29, ha comenzado. Felipe González inicia hoy

una campaña previa en

Santander que seguirá por el resto de España, manteniendo contactos con las

bases de su partido.

A un mes escaso de la celebración del congreso extraordinario, «felipistas» y

«críticos» están empezando

a desarrollar una intensa actividad política en el seno del PSOE. Felipe

González se reúne hoy en

Santander y mañana en Oviedo con militantes, y la corriente crítica prepara un

apretado calendario de

trabajo para la semana próxima y las siguientes.

Antes de partir hacia Santander, Felipe González estuvo reunido durante varias

horas con la ejecutiva del

Partido Socialista de Euskadi (PSOE).

Según fuentes oficiales, Felipe González y los socialistas vascos prepararon la

estrategia ante la campaña

del referéndum sobre el Estatuto de autonomía y trataron del tema de Navarra.

E! ex primer secretario del PSOE se reunirá esta mañana, a puerta cerrada, con

militantes montañeses en

un local de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo y mañana mantendrá

otra reunión de

idénticas características en Oviedo.

En los medios «críticos» se reprocha a los «felipistas» no haber presentado una

alternativa política

concreta a la vez que se mantiene por parte de algún destacado, líder la opinión

de «no volar todos los

puentes».

Una sola alternativa

«Sobre el papel, hasta ahora, sólo hay una alternativa, y ésa es la del

manifiesto que firmamos más de

cien personas, conocidas por su actividad en el partido, y que sintetizada

varias de las ponencias "críticas"

presentadas al congreso extraordinario», aseguró el líder socialista.

«La otra posición no ha dado la cara. El manifiesto se hizo para que hubiera una

respuesta, para que

hubiera una crítica por parte de los compañeros que mantienen una postura

diferente. Pero no hemos visto

que hayan presentado ninguna alternativa», agregó.

Para el destacado militante socialista el entendimiento entre las corrientes de

opinión que se han

configurado en el PSOE es un horizonte lejano.

La necesidad de un acuerdo, sin embargo, está presente e influye en las

estrategias a menos de un mes del

congreso extraordinario. «La ejecutiva - subraya el líder "crítico" - no puede

consistir en Felipe González y

quince monaguillos.»

«A veces se ha hablado de síntesis, pero mucho me temo que en lo que estaban

pensando quienes lo

decían era en una yuxtaposición.

Hay que explicar qué es lo que se entiende por síntesis. Porque si entienden que

se trata de coger a un

vasco, a un catalán y a un andaluz, sin ver cuáles son las posiciones que

defiende cada uno, no me sirve.»

«Yo creo que ha habido poco debate. Son cuatro meses los que hay entre el XXVIII

Congreso y el

extraordinario y uno de ellos ha sido de vacaciones. Yo creo que la polémica va

a continuar tras el

congreso extraordinario. Porque, en el fondo, lo que late es el problema de cuál

es el destino de la

izquierda en Europa.»

Golpe bonapartista «Ante el congreso -agregó- hay posiciones bastante

diferentes. Pero me interesa

subrayar que, frente a los que muestran una intransigencia por conseguir una

ejecutiva de homogeneidad,

hay un sector muy importante del partido, que puede ser mayoritario, que está

haciendo una llamada a la

unidad. Ese sector yo creo que va a presionar a los felipistas para que no den

el "golpe bonapartista". Creo

que van a decirles que si dan ese golpe deben tener en cuenta el espectáculo de

derechismo que van a dar.

Y van a hacerles recapacitar las consecuencias de imponer una homogeneidad.»

 

< Volver