Autor: Altares, Pedro. 
 Joan Reventós, secretario de los socilistas catalanes. 
 No entiendo una ejecutiva sin Felipe     
 
 Diario 16.    13/08/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Díariol 6/13agosto79

El PSOE entre dos congresos (VI)

opinion

Joan Reventós, secretario de los socialistas catalanes

No entiendo una ejecutiva sin Felipe

- La delegación catalana en el XXVIII Congreso pecó de inexperiencia

- La posición de Felipe es la de un socialismo completamente ortodoxo

- El PSCPSOE acepta el marxismo como método de análisis

- Felipe es marxista, pero en vez de llenársele la boca con la palabra, intenta

aplicarla

Pedro Altares

Joan Reventós no es un personaje político brillante. Pero su solidez humana e

intelectual le han hecho

indiscutible para los socialistas catalanes, No obstante, su formación

universitaria tiene algo de pagés en

su hablar y en su modo de ser. La posición del PSC-PSOE en el Congreso

Extraordinario de septiembre

va a ser decisiva para los resultados de lo que de allí salga. Su apoyo y la

línea de Felipe González parece

inconmovible, no obstante alguna diferencia substancial en el tema del marxismo.

Estas son sus

respuestas en un momento donde su cabeza y su esfuerzo estaban más bien puestos

en la negociación del

Estatuto de Autonomía para Catalunya. Para los catalanes el Congreso de

septiembre está, todavía, algo

lejos... Por ello las discusiones de las ponencias no han tenido el grado de

virulencia que en otros lugares

del Estado.

P: La presencia de los catalanes en el XXVIII Congreso del PSOE y por motivos de

índole burocrática, no

fue excesivamente numerosa. Tampoco respondió, a mi entender, a su peso

especifico. En general,

vuestra presencia se quedó un tanto diluida...

R. Es evidente que la delegación catalana en el XXVIII Congreso pecó de

inexperiencia por parte de

muchos de nuestros delegados, que era la primera vez que asistíamos a un

congreso federal. El

desconocimiento de los mecanismos de los congresos fue, para nosotros, un

handicap importante. Eso les

pasaba también a otros muchos, que también era la primera vez que acudían.

Además, el mismo medio, el

local, no facilitaba el debate. Cuando intentabas localizar a alguna persona

tardabas horas en hacerlo. La

dificultad de comunicación fue para nosotros grave...

Ahora, más comunicación

P: ¿Te atreverías a dar un pronóstico sobre lo que va a pasar en el Congreso

Extraordinario? ¿ Vuestra

postura se va a mantener al mismo nivel de distanciamiento y de número?

R: En primer lugar, el hecho de que se haya reducido el número de delegados y

que ahora se trate sólo de

definir la línea política federal, facilita las cosas. Ahora hemos tenido tiempo

para que las bases del

partido estudien y conozcan las ponencias. Ha habido mucha mas comunicación, y

ahora sabemos qué

están pensando los andaluces, los asturianos o los gallegos. Hay una labor mas

reposada de preparación

del Congreso. Respecto a la participación numérica catalana no va a haber

alteraciones. La Comisión

Gestora ha decidido que sea un número proporcional, exactamente igual a las

delegaciones acreditadas en

el XXVIII Congreso. Eso me parece lógico y justo desde una perspectiva catalana.

En Cataluña habíamos

culminado un proceso de renovación de carnets que no era sólo renovación, sino

el carnet del nuevo

partido. Los trámites nos llevaron a una baja importante de nuestra presencia en

mayo. Yo diría que

nuestra preparación del Congreso Extraordinario va a ser mucho más eficaz, no

sólo para nosotros

mismos, sino también para los resultados.

P: En aquellas singulares horas del domingo, en la última jornada del XXVIII

Congreso, se dijo, creo que

tú mismo, que el PSC-PSOE no acudiría a ninguna ejecutiva que no estuviese

encabezada por Felipe

González. ¿Ha variado esa actitud o la seguís manteniendo?

R: Estarnos todavía en un proceso congresual. Es decir, está pendiente en los

socialistas catalanes una

conferencia de delegados donde se va a tratar de reflejar una postura común .

Hasta ese momento ni yo

mismo, primer secretario del partido, puedo saber lo que va a salir de ahí. Eso,

desde el plano formal.

Desde el punto de vista personal puedo decir que, hoy por hoy, y para la

formación de una ejecutiva del

PSOE, me es muy difícil de concebir sin la presencia de Felipe González.

Por muchas razones. La capacidad política de Felipe González es indiscutible.

También creo que la

posición de Felipe, en contra de lo que muchos compañeros puedan pensar, es de

un socialismo

completamente ortodoxo. Creo que Felipe es un socialista marxista. Lo que pasa

es que en lugar de que se

le llene la boca con la palabra, trata de aplicarla. Pienso, por otra parte, que

la presencia de Felipe

González en la ejecutiva federal es imprescindible, y que eso es lo que quieren

la mayoría de los

militantes socialistas del país. Si se hace un referéndum entre todos los

simpatizantes socialistas y entre

los electores socialistas, la figura de Felipe saldría muy fortalecida.

Catalanes marxistas

P: El PSCPSOE, dentro de la Familia socialista, es probablemente el grupo que

más firmemente ha

sostenido la teoría marxista y los principios marxistas. Sin embargo, en debate

del PSOE no aparecéis

alineados con el sector critico o radical. ¿No existe en este hecho una

contradicción?

R. No. no la hay. Yo personalmente no lo creo así, aunque sólo, como antes he

dicho, se podrá hablar de

posturas colectivas dentro de los socialistas catalanes después de nuestra

reunión federal. Por otra parte, el

documento que salió de la unidad afirma que el PSOE-PSC es un partido que asume

la metodología

marxista como método de análisis de la realidad, pero acompañado del absoluto

respeto a la libertad y

creencias de los militantes, Es una postura armónica que permite la convivencia

en el seno del partido de

marxistas y de compañeros que proceden de otros sectores, de otras formas de

pensamiento filosófico.

Pero que todos juntos trabajamos en el quehacer político, aplicando la

metodología de análisis que, entre

otras cosas, nos sirve para entendernos entre nosotros. La formula viene

demostrando su eficacia y

permite que en el seno del partido en Cataluña existan diversas alas, de

posturas diferentes que coinciden

en el seno del partido. Es una fórmula que venimos aplicando desde el momento de

la unión, desde junio

del año pasudo, y que podemos ofrecer al resto de la familia socialista...

Falsa discusión

P. Pero, ¿marxismo si o no?

R. Yo personalmente pienso que sobre el tema del marxismo se ha hecho demasiada

literatura y ha habido

demasiadas falsas discusiones. En este momento el hincapié, lo importante, no

está en exhibir la palabra,

sino en aplicarla, en aplicar el método marxista sobre una realidad tan difícil

como la que está viviendo la

clase trabajadora y los diversos pueblos de España. Una situación como la

actual, de profunda crisis

económica, de dificultades en el asentamiento del régimen democrático. En ese

contexto yo creo que en el

seno del PSOE se ha producido una falsa discusión. Lo que debemos discutir los

socialistas en el

Congreso Extraordinario es la línea política a aplicar en los próximos meses y

en los próximos años. Ello

debería llevarnos a un análisis de la realidad, inspirados en nuestros

principios, pero que haga posible

llevar a cabo el programa que hemos afirmado llevar a la práctica.

P. Para terminar, un tema concreto: ¿Tú te inclinas por una o varias

candidaturas para la ejecutiva? En

definitiva, ¿crees conveniente una ejecutiva de síntesis o un pulso entre las

diversas corrientes...?

R. En la actual situación política y económica del país, especialmente el

problema de la crisis económica,

lo mismo que la necesidad de consolidar la democracia y el tema de las

autonomías, exige, a mi entender,

una ejecutiva lo más homogénea posible. Una ejecutiva que, teniendo la confianza

mayoritaria del

partido, pueda desarrollar con eficacia una tarea política muy importante, tanto

en el orden interno del

partido, como hacia el exterior la penetración en el tejido social y en el

Parlamento. Pienso que en el

momento actual el PSOE necesita tener a su frente una ejecutiva compacta.

Mañana:

Entrevista con Luís Gómez Llorente

Un socialista catalán, ferviente defensor del andaluz Felipe.

Lo importante no son las palabras, sino aplicarlas (Reventós, refiriéndose a la

polémica socialista sobre el

marxismo)

 

< Volver