Autor: ;Levene, Larry. 
   Una ponencia socialista     
 
 Diario 16.    26/06/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Una ponencia socialista

Alonso Puerta Larry Levene *

Los socialistas madrileños que hemos participado en la redacción y defensa de la

ponencia conocida

como «de síntesis» nos sentimos muy bien representados en la ponencia aprobada

este último fin de

semana en la Casa del Pueblo de Madrid.

La propuesta es el resultado del trabajo de más de 200 compromisarios, elegidos

en las 90 agrupaciones

de la provincia de Madrid, después de más de tres semanas de debate. La inmensa

mayoría de esos

compromisarios eligió vía de la «síntesis», y lo hizo aun contra la voluntad de

Los «padres» de las 59

tesis que, con un sentido patrimonial de su texto, se negaron sistemáticamente

a presentar, como

enmiendas parciales, aquellas tesis que eran reconocidas como válidas por el

conjunto de la asamblea.

La síntesis se consiguió sin acudir a ningún pacto previo entre las distintas

corrientes, manifestándose los

compromisarios libremente incluso a través del voto secreto, lo que permitió la

incorporación al

documento final de partes sustanciales de las tres ponencias iniciales. Así, por

ejemplo, la declaración de

principios y el análisis de la transición son la aportación fundamental de la

ponencia por nosotros escrita y

defendida.

Liberamos a Felipe

Pero los resultados positivos de la asamblea de Madrid no se agotan en la

elaboración de esta ponencia

que define al PSOE, respetando y defendiendo su identidad, en un marco

ideológico de marxismo no

dogmático. Y así, pasando del texto al contexto, tenemos que decir que se han

producido fenómenos tan

importantes como la «desprivatización» del compañero Felipe González, cuya

imagen y valía quería ser

secuestrada y administrada por un reducido grupo de compañeros.

También se produjo algo tan inesperado como la automoderación a la que se

sometieron los denominados

radicales que, una, vez excluidos del debate compañeros tan significativos como

Francisco Bustelo y, en

consecuencia, libres de ataduras personalistas, supieron aceptar y apoyar no

sólo los contenidos

fundamentales de la ponencia «de síntesis», sino incluso la política de alianzas

y el programa económico

de las 59 tesis, demostrándonos que, como dicen prefieren ser críticos a

radicales.

Era apasionante comprobar como gran parte de la asamblea, incluidos los

críticos, se oponía una y otra

vez a la inclusión de propuestas extremistas que, con una clara intención de

malograr el resultado final,

hacían tan destacados ortodoxos como el compañero Enrique Barón. Cabe señalar

además la actitud de

éste y otros compañeros que, partiendo de la convicción de una victoria segura,

luego son incapaces de

aceptar el resultado del trabajó de toda una federación socialista, cayendo en

la contradicción.

La Federación Socialista Madrileña (FSM) y el PSOE en su conjunto han sabido

resolver con

responsabilidad el reto lanzado por el XXVIII Congreso, elaborando textos —y

contextos que han sabido

hacer compatible la claridad ideológica con una propuesta de actuación acorde

con la realidad política y

social del momento. Así pensamos que se está haciendo posible que el próximo

congreso extraordinario

dote al PSOE de una estrategia política que se encamine a conquistar en su día

el Gobierno de la nación a

través del reforzamiento de una política municipal y sindical donde los

socialistas ya tenemos altas

responsabilidades.

* Ponentes y defensores de la ponencia «de síntesis».

 

< Volver