Por no definir su postura ante el congreso del PSOE. 
 Gómez Llorente critica la inhibición de Felipe     
 
 Diario 16.    07/08/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Por no definir su postura ante el congreso del PSOE

Gómez Llorente critica la inhibición de Felipe

OVIEDO, 7 (Corresponsal D16).- Luís Gómez Llorente declaró el domingo en

Asturias que es

lamentable la inhibición de Felipe González en el debate ideológico abierto en

el PSOE ante el próximo

congreso extraordinario.

En unas declaraciones que recoge la «Hoja del Lunes» de Oviedo, Gómez Llorente

afirma que «parece

mentira que después de haber provocado toda esta situación y de haber dicho tan

solemnemente el 20 de

mayo que pasaba a ser un militante más, para entrar en la discusión como otro

cualquiera, llegada la hora

de la verdad haya eludido el compromiso y no haya definido, mediante la

formulación de una ponencia y

con el apoyo claro de alguna de ellas su posición como hemos hecho los demás,

con mayor o menor

acierto».

«A estas alturas añadió sólo conocemos declaraciones suyas a la prensa, frases

más o menos ingeniosas;

pero no sabemos, cerrado el plazo de presentación de ponencias, cuál es la línea

política que propugna el

posible probable y próximo primer secretario del PSOE.»

Candidatura de los críticos

El diputado socialista por Asturias manifestó que su postura va a ser la de

defensor sus ideas hasta el

final, «ya sea dijo en la defensa en el congreso de la ponencia de la línea

critica, si es adoptada como

base, o con enmiendas a la que sea adoptada».

Añadió también Gómez Llorente que, en el congreso, «estamos dispuestos a

presentar una candidatura de

un conjunto de hombres capaces de asumir las ideas cardinales de la corriente

critica; es decir, un equipo

tic hombres que estén dispuestos a identificarse con ellas y sacarlas adelante».

Más adelante aclaró que los hombres que componen la corriente crítica no son

excluyentes. «El congreso - añadió— es el que manda, y si opta por una ejecutiva

de integración, la aceptamos. Si se decide por el felipismo, lo aceptaremos

también, aunque si vamos a ser

meros comparsas, no entraremos en esa ejecutiva.»

De todas formas, precisó Gómez Llorente, los integrantes de la línea crítica

aceptarán los resultados del

congreso no se producirá una división en el partido.

Deslizamiento a la derecha

Gómez Llorente, que acudió a Asturias, región por la que es diputado, para

participar en la Camperona en

un acto del PSOE en homenaje a los emigrantes dijo que su temor ante un probable

éxito de Felipe

González en el congreso es el de que el partido se deslice hacia la derecha y

comentó que a Felipe

González lo ve excesivamente influido por las preocupaciones electorales.

Para Gómez Llorente existen dos alternativas: «una, la homogeneizada por un

personaje que

inevitablemente va a acceder a la secretaría general: Felipe González: otra, la

que yo quiero, una ejecutiva

integradora que incluya personas de distintas sensibilidades socialistas, como

gusta decir acertadamente

Felipe de Carlos».

No hay acuerdo con Tierno

Tras negar con gran énfasis que el PSOE pueda aceptar el interclasismo, advirtió

del peligro que tiene el

partido de convertirse en electoralista. Según explicó el motivo de no haber

sido elegido él mismo

delegado al congreso en su agrupación de Chamberí (Madrid) se debe a que

pertenecen a ella

funcionarios del PSOE.

Respecto a la posición que mantiene el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván,

el dirigente crítico del

PSOE dijo que «el profesor Tierno no se ha definido de una manera categórica en

la ponencia,

limitándose a una reafirmación teórica de sus afirmaciones marxistas. Sería

orientativo conocer los

criterios del profesor Tierno sobre estrategia y organización. Y eso significa

que no existe ningún acuerdo

con él».

Planteada la cuestión de si el PSOE ha dejado de ser una alternativa de poder,

por efecto de la crisis

interna surgida a raíz del XXVIII congreso. Gómez Llorente puntualizó: «La

alternativa de Gobierno es

un invento de Múgica, secundado por algunos otros, y el Gobierno de coalición no

tendría más sentido

que como Gobierno de salvación nacional.

No se ve en el horizonte, afortunadamente para España, coyuntura alguna que lo

motive. Además, podría ser

otro diferente a una coalición UCD-PSOE. Y nuestra postura radical no ha

desvanecido esa posibilidad

porque no existía.»

Gómez Llorente. Duras críticas para Felipe

 

< Volver