Autor: ;Roldán, Gregorio. 
   Las ponencias, entre la moderación y la síntesis     
 
 Diario 16.    29/09/1979.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 171. 

Las ponencias, entre la moderación y la síntesis

Cinco textos de ponencias, apoyados por el 70 por 100 de los delegados, fueron

adoptados como

documentos de trabajo para la resolución política a decidir en el congreso.

Los documentos corresponden a las propuestas de las delegaciones de Madrid,

Andalucía, Cataluña,

Euskadi y Ciudad Real. Todos ellos, pese a sus diferencias, obtuvieron el apoyo

de los «felipistas».

Las posiciones contenidas en los documentos se distribuyen entre las netamente

moderadas, como la de

Andalucía, y las partidarias de una posición de síntesis. como la catalana, o

situaciones intermedias, como

es la de Ciudad Real, que reagrupa diversas federaciones que apoyan la ponencia

de las «59 tesis».

Quedaron doce de veinticinco ponencias

Con la reducción a doce de las 25 ponencias presentadas para debate público, se

inició, a las 4,20 de la

tarde de ayer, la segunda sesión plenaria del congreso.

La medida fue adoptada, según el presidente de la Mesa, José Martínez Cobos, «en

función de la no

reiteración y el equilibrio que en cuanto a tiempo debían de guardar las

distintas tendencias defendidas.

Tras dar a conocer las 12 ponencias elegidas Olla de Buñol, Madrid, Murcia,

Palència, Salamanca,

Valencia, Valladolid, Cataluña, Cuenca, Euskadi, y Galicia abrió el turno de

intervenciones Andrés Periro,

de Olla de Buñol, quien después de criticar la expulsión del alcalde de

Valencia, Martínez Castellano y

calificarlas de «medida excesiva» ratificó la necesidad de que el PSOE salga de

este congreso reafirmado

en los principios que le dieron origen.

Alonso Puerta: Inspiración marxista

Alonso Puerta, cabeza de la delegación de Madrid, defendió la ponencia aprobada

por la federación

Socialista Madrileña manifestando la explícita inspiración marxista del partido.

Se refirió Alonso Puerta

al saldo positivo que supone el análisis de la transición y denunció la ausencia

de «señas de identidad»

que en ocasiones origina más teorización que acción directa.

Ciriaco de Vicente, que tomó la palabra para defender conjuntamente las

ponencias de Murcia, Ciudad

Real y Alicante afirmó que era la suya una auténtica intención de síntesis.

La Delegación de Palencia estuvo representada por Vicente Gutiérrez Pascual,

quien se refirió a los dos

puntos que inspiraron la filosofía de sus ponencias:

al que el partido no conseguiría sus objetivos si no se fundamentaba en los

principios de claridad,

coherencia y fuerte organización, y que para esto consideraba inevitable

aceptar el marxismo como

identificación histórica que exige una definición clara dentro del partido.

Jesús Calderón Sánchez, cabeza de la delegación de Salamanca, denunció el

peligro de involución para

cuya neutralización «es indispensable el fortalecimiento del PSOE,, principal

partido de la oposición».

Manuel Sánchez Ayuso, por la delegación de Valencia, se refirió fundamentalmente

al planteamiento de

«los objetivos últimos de los socialistas» que entiende han de concretarse en la

ruptura total con el

sistema capitalista.

La ponencia de Valladolid, defendida por Alberto Allerbe, insistió en la

flexibilidad y espíritu de diálogo

abierto.

Cataluña: El marxismo, irrenunciable

Raymond Obiols, por Cataluña, sugirió una reflexión minuciosa en torno a tres

puntos prioritarios:

fundamentos teóricos y culturales del partido, estrategia y situación

organizativa.

La delegación catalana, en palabra de Raymond Obiols se mostró partidaria de no

renunciar a un

patrimonio histórico, el marxismo, «esencial para la evolución de nuestro

partido.

Euskadi: Programa máximo

Virgilio Zapatero, portavoz de la delegación de Cuenca, insistió en el carácter

del marxismo como

«patrimonio irrenunciable, aunque no elemento constitutivo y decisivo del PSOE.

Virgilio Zapatero

dedicó gran parle de su disertación a la defensa de la Constitución y de las

libertades alcanzadas.

Gabriel Urralburu, portavoz de Navarra y Euskadi, resaltó «el esfuerzo de

convergencia de criterios», y

puso de manifiesto la coincidencia de las mayorías de las ponencias en los

aspectos fundamentales:

reafirmación del programa máximo del partido, asunción del marxismo con un

sentido instrumental,

rechazando cualquier definición dogmática.

Finalmente intervino José Luís Rodríguez Pardo, por Galicia, quien tras aludir

al laconismo de su

ponencia un solo folio—, resumió la misma «en un intento de aproximación de los

distintos sectores y

asunción de los acuerdos globales».

 

< Volver