El Pleno del XXVIII congreso puede modioficar las resoluciones. 
 Guerra quita importancia a la etiqueta marxista  :   
 Para el número dos socialista un partido se mide por los hechos más que por las definiciones ideológicas. 
 Diario 16.    19/05/1979.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Diario 16

Año IV Número 802

MADRID, SÁBADO 19 MAYO 1979

El Pleno del XXVIII congreso puede modificar las resoluciones

Guerra quita importancia a la etiqueta marxista

Para el numero dos socialista un partido se mide por los hechos más que por las

definiciones ideológicas

MADRID, 19 (D16).- Tras una noche de intenso trabajo y de numerosas

conversaciones con delegados,

Alfonso Guerra, secretario saliente de organización del PSOE, declaró a primera

hora de esta mañana a

D16 que, a su juicio, las resoluciones del XXVIII Congreso Federal reunido en el

Palacio de Congresos y

Exposiciones de Madrid «no van a ser ninguna locura».

«No me preocupa que en las resoluciones aparezca tal o cual palabra. No me

asusta en absoluto. Aparte

de los principios ideológicos, la ponencia política ha elaborado una estrategia

que me parece muy

atinada», añadió Guerra.

El dirigente socialista no se mostró pesimista sobre las reacciones que el

mantenimiento del término

marxista en los principios ideológicos de su partido pueda suscitar en los

socialistas no marxistas que

militan en el PSOE o que están expectantes de lo que ocurre en el XXVIII

Congreso Federal para

integrarse en el partido.

«Por lo que se mide a un partido —declaró Guerra— es por la práctica política.

¿Qué importancia tiene,

por ejemplo, que declare estar contra tal institución si luego en la práctica no

sólo la acepta sino que la

defiende?»

La ponencia de estatutos y organización, que interrumpió sus trabajos a las

siete de esta madrugada para

permitir un breve descanso de sus miembros, aprobó que el PSOE impulse la

federalización real del

partido, adelantando su ritmo al del establecimiento de las autonomías

regionales o de nacionalidad.

Al interrumpir temporalmente los debates esta madrugada, dicha ponencia no había

abordado todavía otro

de los grandes temas que con toda seguridad suscitará intenso debate: la

designación o no por parte del

congreso federal de cincuenta representantes en el comité federal, máximo órgano

del PSOE entre

congreso y congreso.

 

< Volver