Segunda jornada del congreso extraordinario del PSOE. 
 Socialismo a la europea     
 
 El Imparcial.     Páginas: 2. Párrafos: 11. 

Segunda jornada del congreso extraordinario del PSOE

SOCIALISMO A LA EUROPEA

SEGUNDA y última jornada del congreso extraordinario del PSOE. Una jornada

menos, la del domingo,

por los imperativos de una campaña electoral que obligó a los socialistas, aun a

costa de quitarte fausto a

este congreso, a realizar el acto de clausura anoche mismo, con la intervención

del presidente de la

gestora, que ha llevado las riendas del partido estos meses, el secretario

general de la UGT v el flamante

secretario genera), el triunfante Felipe González. Como resumen, triunfo

indiscutible de los «moderados»,

los felipistas, que consiguieron imponer sus criterios y a sus hombres en las

comisiones y en las

votaciones finales.

La jornada comenzó con la típica guerra de pasillos, en la que las negociaciones

entre las distintas

tendencias en pugna, nunca mejor dicho, fueron muchas, aunque, como se vería

luego, inútiles en cuanto

al entendimiento. Mientras tanto, las comisiones seguían encerradas, trabajando,

Los moderados, conscientes de sus fuerzas, hablaron con los críticos. Incluso se

llegó a pensar en algún

momento que habría entendimiento, dado que el plazo de presentación de

candidaturas para la ejecutiva

se amplió en dos horas. Al final las cosas quedaron como estaban, ya que los

críticos presentaron su

propia candidatura, encabezada por Gómez Llorente, con todas |as cabezas

visibles del «criticismo» en la

lista. Por su parte, los felipistas, con un Guerra torero y mandón, presentaban

la suya a última hora. Antes,

Felipe y Castellano se hablan entrevistado entre sonrisas y propuestas mutuas,

aunque poco se les pudo

sacar de lo que hablaron; sólo la foto de los dos juntos, con un ramo de flores

como testigo, dio

testimonio del encuentro y, en cierta forma, de la unidad socialista, pese a la

disparidad de criterios

imperante. Hubo también, en torno a esta entrevista, quien se enfadó bastante, y

concretamente Múgica,

que parece no vio con muy buenos ojos esta entrevista.

LAS PONENCIAS

El trabajo de las ponencias concluyó por la tarde, en cuyas primeras horas

fueron votadas las que

triunfaron en el seno de las mismas por el plenario de los delegados. La primera

en pasar por el voto fue

la encargada de definir al PSOE, es decir, la ponencia ideológica.

La que triunfó fue la que define al PSOE como un partido de clase, de masas,

democrático y federal. En el

tema más debatido, el marxismo, la cosa quedó como querían los moderados, aunque

los críticos también

dicen que se ve su mano. A saber: «El PSOE asume el marxismo como un instrumento

crítico y no

dogmático para el análisis y la transformación de la realidad social. Recogiendo

críticamente, y dentro de

los límites en que sean válidas, las distintas aportaciones marxistas y no

marxistas que han contribuido a

hacer del socialismo la gran alternativa emancipadora de nuestro tiempo y

respetando plenamente las

creencias personales.»

También en la ponencia sobre el modelo de partido triunfó el sector moderado o

felipista. Esta ponencia

termina asegurando que el congreso hace un llamamiento a todos los militantes

socialistas, a todos los

trabajadores, a lodos los que se sienten llamados por el socialismo, para que

participen activamente en las

tareas de construcción de una sociedad y un Estado democráticos.

En la ponencia sobre la estrategia socialista no se dejan cabos sueltos. Se

comienza por la situación, para

pasar a continuación a la exposición de lo que debe ser la estrategia

propiamente dicha.

«La estrategia socialista se dice combina un contenido institucional y un

contenido social: una lucha en el

interior de las instituciones del Estado para hacer más real y viva la

democracia y una lucha social por

impulsar la participación del pueblo y su hegemonía en la sociedad civil.» Luego

se habla del apoyo a la

UGT, de terrorismo y violencia «el PSOE condena tajantemente el terrorismo,

cualquiera que sea su

signo»—; autonomías «el PSOE - dice - defenderá e impulsará el desarrollo

constitucional de las

autonomías, con objeto de alcanzar una nueva configuración del Estado, que

posibilite el autogobierno de

los pueblos»: acción municipal; política económica; estrategia científica;

mujer; juventud, y sectores

subordinados y marginados.

En esta ponencia resultó derrotada una enmienda del sector critico, que hacía

referencia a la política de

alianzas y sobre el órgano del partido con poder de decisión para aprobar la

participación del PSOE en un

futuro Gobierno.

En la última parte, la más esperada de todas, la elección de la ejecutiva, se

vio claramente que el triunfo

de los moderados ha sido aplastante. La candidatura encabezada por Felipe

González y Ramón Rubial,

que ganó por la friolera del 85,9 por 100 de los votos, mientras que los

críticos sólo obtuvieron el 6,9 por

100. Al final, una vez leídos los votos, la sala se vino abajo con los gritos de

«Felipe, Felipe», y «PSOE,

PSOE».

NUEVA EJECUTIVA

Presidente, Ramón Rubial; secretario general, Felipe González; vicesecretario

general, Alfonso Guerra;

secretario de organización, Carmen García Bloise; secretario de administración,

Emilio Alonso; secretario

de formación, José Maria Maravall, secretario de estudio y programas, Javier

Solana; secretario de Prensa y propaganda, Guillermo Galeote; secretario de

política municipal, Luís Fajardo

Espinola; secretario de relaciones políticas, Enrique Múgica; secretario de

relaciones con las juventudes,

Juan Antonio Barragán; secretario de política autonómica, María Izquierdo Rojo;

secretario de política

sindical, Joaquín Almunia; secretario de emigración, Curro López del Real;

secretario de cultura, Ignacio

Sotelo; secretario de política sectorial, Ciriaco de Vicente. Los vocales son:

José Federico de Carvajal,

José María Benegas, José María Obiols, Carlos Cigarrán, Gregorio Peces-Barba,

Donato Fuejo, Pedro

Bofill y José Ángel Villa.

Fotos: RAUL CANCIO

 

< Volver