Reconoce Reventós, secretario general. 
 Los socialistas catalanes siguen con susu conflictos     
 
 Diario 16.    16/06/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Reconoce Reventós, secretario general

Los socialistas catalanes siguen con sus conflictos

Barcelona. - Joan Reventós, secretario general del Partido de los Socialistas de

Cataluña, reconoce que la

ejecutiva que encabeza no ha conseguido resolver el cúmulo de conflictividades

internas de la

organización, la cual no se ha insertado más en la sociedad a pesar de las

declaraciones de propósitos.

En la ampliación de su informe sobre la situación política general, al que tuvo

acceso Efe, Reventós

afirma que «la tentativa de diseñar una acción política organizativa para

afrontar esta problemática ha

tropezado con una triple barrera: el ritmo político de estos años; la aparición

de un clima creciente de

desconfianzas mutuas que ha generado movimientos de autodefensa (corrientes,

tendencias o

simplemente grupos de presión o fracciones), asentados en afinidades diversas

como un medio de acceder

al control de áreas de poder en el seno del partido, y la degradación de la

práctica política (las filtraciones

a la prensa, por ejemplo)».

El secretario general del PSC-PSOE advierte que «estamos convirtiendo el partido

en una máquina

antropófaga de los propios militantes».

Reventós señala en el informe la ausencia de un debate clarificador de la

política sindical del partido y las

diferencias de interpretación teórica y práctica de lo que es la autonomía entre

sindicato y partido.

«Algunos sectores afirma— mantienen posiciones que buscan condicionar la línea

sindical desde el

partido.»

Sobre la gestión de la ejecutiva nacional reconoce que «ha tratado de resolver

este cúmulo de

conflictividades internas del partido y evitar que surgieran otras. Es evidente

que no ha conseguido su

propósito y que ella misma se ha visto afectada por los conflictos y que, corno

consecuencia, el desgaste

es muy importante, afectando a su capacidad de iniciativa». «La inserción del

partido en el tejido social

no ha pasado de ser una manifestación de voluntad y de buenos propósitos. Este

es, sin lugar a dudas, uno

de los déficit más importantes acumulados por el partido en estos dos años de

gestión.»

 

< Volver