Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 Los socialistas informaron al Gobierno de las sospechas golpistas. 
 Felipe: No he encontrado a nadie más patriota que yo     
 
 Diario 16.    17/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Los socialistas informaron al Gobierno de las sospechas golpistas

Felipe: «No he encontrado a nadie más patriota que yo»

El secretario general de los socialistas españoles, Felipe González, manifestó

ayer en el transcurso de una

rueda de prensa que todavía no había encontrado a nadie que tenga más

patriotismo que él. González

Márquez habló de la indivisibilidad del territorio nacional y de las salidas

socialistas a la crisis política».

Madrid.- El secretario general de los socialistas señaló a la prensa

que existen tres niveles en lo que

se ha venido en llamar política de concertación con el Gobierno.

Hay posibilidades de pacto, como el tema socioeconómico, de coordinación como en

la política exterior y

de diálogo, vertiente en la que pueden entrar todos los aspectos de la política

española.

Destacó la necesidad de ordenar la política autonómica de cara a la construcción

del «Estarlo de las

autonomías», aunque fue tajante al defender la unidad de España. «En este

tema acepto que; haya quien

pueda ser igual de patriota que yo, pero no más.»

Aseguró que si él estuviese en el Gobierno utilizaría todos los mecanismos a su

alcance para mantener la

integridad territorial española. Agregó que en la actualidad, y ante el problema

vasco, las medidas a

tomar, hoy igual que ayer, deben ser medidas políticas.

La rueda de prensa de Felipe González estuvo presidida por constantes

referencias al golpe militar del 23

de febrero. Según el secretario general del PSOE, «fue una segunda intentona que

viene a demostrar que

la "Operación Galaxia" hay que analizarla con perspectiva histórica». No

descartó que existen personas

que querrían volver a intentarlo para tener éxito.

Señaló la necesidad de poner en marcha mecanismos desactivadores del golpe y

también mecanismos

disuasorios internos y externos. Se valió de un símil para demostrar la urgencia

de que la democracia se

apoye en los demócratas para defenderse y no en quienes no lo son. . «Sería

absurdo -dijo- pensar en que

el general Franco colocara en puestos de responsabilidad a hombres de talante

democrático.»

En cuanto a elementos disuasorios externos hizo una llamada a los países

democráticos en el sentido de

que «la democracia en España no interesa sólo a los demócratas españoles, sino a

los de todos el mundo».

Reagan

En cuanto a la actitud do los Estados Unidos criticó la declaración del

secretario de Estado, Alexander

Haig, y manifestó que el PSOE tenia información de que algunos sectores de la

Administración Reagan

habían mantenido contactos con elementos de la extrema derecha española. De

acuerdo con esta

información no contrastada, según Felipe, estos sectores dijeron que no

apoyarían un «golpe a la turco»

pero que tampoco se opondrían con firmeza si éste se llevaba a cabo con éxito.

El líder socialista añadió

que disponía de información que avalaba la tesis de que esta actitud americana

iba a cambiar y que de

hecho estaba cambiando.

El tema OTAN y tratado de amistad con los americanos, tras los sucesos del 23 de

febrero, mereció

especial atención por parte de Felipe González, quien aseguró que la política

del PSOE no había

cambiado en absoluto.

«Ya advertí dijo que no se debía entrar ahora en un debate ideológico. No soy

partidario de la OTAN,

como no lo soy del Pacto de Varsovia, del que aún me encuentro más alejado, pero

me parece una

frivolidad decir que entrando en la OTAN se evitarían veleidades golpistas. Eso

es una falta de respeto a

nuestras Fuerzas Armadas y una falacia como lo demuestran los casos de Grecia y

Turquía.» En cuanto al

Mercado Común, se mostró decididamente partidario de ir a la firma del pacto de

adhesión.

La sesión a puerta cerrada de hoy en el Congreso para informar del golpe la

aceptó Felipe González como

práctica democrática normal en cualquier país, aunque señaló que esperaba que el

Gobierno demostrase

que había sido necesario.

Comidas con militares

A preguntas de DIARIO 16 sobre la comida de Enrique Múgica y el general Armada,

respondió que él

también habla comido con militares, pero que no quería entrar en un tema que

estaba siendo manipulado.

Los socialistas, según Felipe González, cuando han tenido noticias sobre

actitudes posiblemente

anticonstitucionales, pasaron informes debidamente documentados al poder

Ejecutivo.

Hizo hincapié en que son distintas las responsabilidades desde el Parlamento y

desde el Ejecutivo. Desde

el primero se deben exigir medidas para normalizar la situación en España, pero

es el segundo el que

tiene el poder.

La frase de Leopoldo Calvo-Sotelo sobre que estamos en una democracia vigilante

la calificó como «tan

sólo una expresión brillante».

Respecto a la prensa que puede hacer apología de la lucha armada o del golpismo,

Felipe González se

negó a poner nombres y se mostró partidario de que se actúe por la vía

legislativa y judicial, pero no por

la administrativa.

Felipe González, por último, viaja mañana a Bonn, donde se entrevistará con

Helmut Schmidt y el

ministro de Asuntos Exteriores, Genscher. La entrevista con Giscard d´Estaing,

en Francia, está pendiente

de confirmación.

Fernando REINLEIN

 

< Volver