Duras críticas de Tierno Galván al PSOE     
 
 Diario 16.    11/04/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Diario16/11-abril-80 NACIONAL

Duras críticas de Tierno Galván al PSOE

Madrid (Servicio especial internacional de Inter Press Service) — Duras críticas

a su partido, el Socialista

Obrero Español (PSOE), ha hecho el alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, en

el curso de un

almuerzo que compartió con los corresponsales de prensa extranjera acreditados

en esta capital.

«Si llego a tener en el futuro un cargo importante dentro del PSOE —ha dicho—,

será porque el partido

habrá cambiado.»

Al preguntársele cuáles serían esos cambios, comenzó por decir que un socialista

cree en «pocas pero

claras verdades evidentes».

Continuó diciendo que la teoría socialista es «interpretable en un 60 por 100»,

en tanto que el otro 40 «es

sólo repetible».

Entre aquellas verdades no sujetas a interpretación, y que por tanto deberían

ser sustentadas por un

partido socialista, citó: que el capitalismo debe ser sustituido, que para ello

no es posible la evolución

«sino el cambio», y que las ideas se refractan al pasar por las diferencias de

clases.

El PSOE debería cambiar, prosiguió, de tal manera que tenga «más firmeza al

exponer esas verdades», sin

que se diluyan. De esa forma, expresó, «aparecerían con más firmeza y claridad».

El PSOE, explicó, «está en la vaguedad» y «no alcanza a definir todavía su

socialismo».

A favor de un partido radical

Al preguntársele sobre las causas de las derrotas electorales de su partido en

las recientes consultas

efectuadas en Cataluña y en el País Vasco, fue también terminante en la

respuesta. «Se deben —dijo— a

la indefinición del PSOE como partido socialista.»

Falta de claridad en sus fines

Añadió que el PSOE, además de acusar «falta de claridad en sus fines», no tuvo

una adecuada

preocupación por la cultura vasca, expresada en el mantenimiento, de usos,

costumbres y lengua

autóctona.

Reconoció, por otro lado, que siendo alcalde de la capital de España, hace «poca

vida de partido», aunque

advirtió que no ha tenido disputas ideológicas, ni está en las contradicciones

internas del PSOE.

Abundando en el tema de las definiciones, se pronunció en favor de la existencia

de un partido radical, o

liberal (sobre cuya gestación se viene hablando insistentemente). En opinión de

Tierno Galván, ese

partido es necesario para que «elimine lo impreciso» y absorba el «voto

flotante», entre el PSOE y la

gobernante Unión de Centro Democrático (UCD), del presidente Adolfo Suárez.

Cuando se le inquirió qué personas podrían encabezar ese partido, no quiso hacer

nombres, aunque

sugirió que tanto en uno como en otro partido mayoritario habría personas

dispuestas a hacerlo. También

se definió en lo personal, afirmando que él no coincide con los principios que

darían sustento a ese nuevo

partido.

Por otro lado, valoró como positiva la alianza socialista-comunista que hace un

año llevó a la izquierda al

poder municipal en las principales ciudades españolas. «En general —dijo—,

fueron bien (esos

Ayuntamientos), y en Madrid, muy bien.»

El fundamental éxito es, finalizó, que en la actualidad no corren noticias,

rumores ni bulos, acerca de

supuestas corrupciones de los dirigentes del Ayuntamiento. «Nos podrán acusar de

más tontos, o de

ineficaces, pero a nadie se le ocurre, ni como ataque, hablar de inmoralidades

administrativas.»

Reconoció que esto era aplicable, también, a la última gestión municipal, de un

año de duración, que

estuvo a cargo del dirigente centrista José Luís Alvarez.

 

< Volver