Autor: Arancibia, Salvador. 
 Con la sombra de Solchaga detrás. 
 Nacionalizaciones y moderación salarial en el programa económico     
 
 ABC.    25/10/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DOMINGO 251081

Clausura del XXIX Congreso del PSOE

Con la sombra de Solchaga detrás

Nacionalizaciones y moderación salarial en el programa económico

MADRID (Salvador Arancibia). El Congreso del Partido Socialista aprobó, con más

de un día de

retraso sobre lo previsto, el programa económico de Gobierno que serviré de guía

tanto para la

campaña electoral como para ser puesto en práctica sí es que triunfan en los

futuros comicios.

Esta dualidad es posiblemente la responsable de que tardara tanto en ser

aprobado como de

los enfrentamientos y negociaciones que a lo largo de todo el viernes, por el

día y por la noche,

tuvieron lugar. El reconocimiento de la moderación salarial, el freno al

desarrollo del programa

nuclear y la posibilidad de introducir criterios nacionalizadores en

determinados sectores

industriales y financieros son los aspectos básicos del controvertido texto

socialista, al que hay

que añadir la heterogeneidad importante no tanto por la labor de síntesis de los

miembros

socialistas como por las premuras con que ha sido elaborado el programa.

El programa económico del PSOE tiene tres grandes apartados, una introducción en

la que se

habla de la crisis internacional y de las peculiaridades de la situación

española; una segunda

parte en la que se definen los objetivos y prioridades de los socialistas, lucha

contra el paro,

mantenimiento de los equilibrios fundamentales, política redistributiva,

reestructuración

industrial y política energética.

El tercer gran apartado del programa se refiere al control social de la

economía, en el que, a

última hora, se ha incorporado un apartado sobre nacionalizaciones. Los temas

que han

suscitado mayor polémica han sido los referidos a los instrumentos para salir de

la crisis en el

caso de un eventual Gobierno socialista, especialmente la posible moderación

salarial, la

ponencia energética y el programa nuclear y las nacionalizaciones.

MODERACIÓN SALARIAL

Respecto al primero de ellos, el texto base de discusión era el documento

presentado por

Solchaga, que explicitaba la necesidad de un acuerdo de los socialistas con los

sindicatos, una

vez estuvieran en el poder aquéllos, de crecimiento de tos salarios monetarios

por debajo de

las expectativas de inflación en los cuatro primeros años de Gobierno

socialista.

Al final de la discusión, la ponencia ha reconocido la necesidad de que se

establezca una

moderación salarial para salir de la crisis en los primeros años de poder

socialista, al tiempo

que se volcará en otros elementos para salir de la misma, ya que, en su opinión,

no se ha

demostrado todavía que una «moderación en tos sálanos reales suponga por si

misma una

reactivación suficiente de la actividad del sector privado de la economía que

invierta la

tendencia de la demanda de trabajo».

Ha sido en este punto donde se han planteado las discusiones en el plenario del

Congreso y

donde, aunque fue rechazada una enmienda de la Federación valenciana que pedía

se

recogiera específicamente la necesidad de romper con el binomio reducción

salarial-aumento

del empleo, se han centrado la mayor parle de las críticas de los economistas

del PSOE a la

posición de Solchaga.

Desde los autores de la anterior Estrategia Económica Socialista, que estaban

presentes en los

pasillos del Congreso y mostraban su disconformidad con el proyecto presentado e

incluso

conque se presentara un programa tan elaborado, al grupo de economistas de

Madrid, y

algunos representantes catalanes, pasando por los valencianos, que han sido ¡os

más críticos

en el Congreso.

Las políticas de afianzas y apoyos para los votos en el Pleno han funcionado

para tratar de

frenar la posición de Solchaga que en cualquier caso, parece seguir rondando, al

menos a nivel

de filosofía fundamental, aunque no se haya concretado todo lo que él quisiera.

PARALIZACIÓN PROGRAMA NUCLEAR

La ponencia energética se ha basado, para decidir la paralización del programa

nuclear en los

niveles actuales, en una tasa de crecimiento del 4,55 por 100 para los próximos

años, cifra

superior a la manejada por el Ministerio de Industria y Energía, y a pesar de

ella el Congreso

socialista ha estimado que en los próximos años se incurrirá «en una importante

sobrecapacidad de la oferta eléctrica española implicando la irresponsable

asignación de un

volumen cuantioso de recursos a un sector escasamente generador de empleo»; en

función de

ello los socialistas piensan que el programa nuclear debe ser detenido, pero que

deben

permanecer en funcionamiento las cuatro nucleares que ya lo están y no parar las

seis en

importante estado de construcción.

Las demás, cualquiera que sea su situación, deben quedar aparcadas

definitivamente,

intentando reconducir todas las inversiones ya realizadas hacia centrales

térmicas que utilicen

carbón nacional o importado.

NACIONALIZACIONES

El capítulo de nacionalizaciones, que en un principio no entraba dentro del

texto base de

Sotchaga y que tiene un desarrollo pequeño en el programa aprobado, plantea en

cualquier

caso la nacionalización de la red primaria de transporte eléctrico, aceptándose

que tanto en el

sector energético como en parte del sector financiero pueden tener lugar

nacionalizaciones.

Ante esta eventualidad se pide la creación de una Comisión de Estudio dentro del

Partido

Socialista que proponga soluciones concretas al tema.

 

< Volver