Mañana se reúne la izquierda moderada de Cataluña. 
 Trías Fargas: Debemos ofrecer una alternativa de Gobierno  :   
 Según Pallach, esta alianza podría obtener el 55 por 100 de los votos. 
 ABC.    14/10/1976.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

MAÑANA SE REUNE LA IZQUIERDA MODERADA DE CATALUÑA

TRIAS FARGAS: «DEBEMOS OFRECER UNA ALTERNATIVA DE GOBIERNO»

Según Pallach, esta alianza podría obtener el 55 por 100 de los votos

(De nuestra Sección Política.) «Es preciso constituir un gran partido catalán, cuyo centro de gravedad esté

situado en la izquierda humanista», ha declarado el catedrático Ramón Trías Fargas, explicando el

significado de su convocatoria en el reciente mitin de Granollers. «Para gobernar hay que ser realista y

eso es lo que la izquierda no dogmática debemos ofrecer: una alternativa de gobierno.»

El señor Trías Fargas, que dimitió de su cargo de presidente del Partido Esquerra Democrática con objeto

de facilitar la operación, mencionó expresamente en Granollers a los grupos que de una manera u otra

capitanean Antón Cañellas, Jordi Pujol, Heribert Barrera y Josep Pallach.

PROLIFERACIÓN. El reto de Trías Fargas, asentado sobre una sólida línea de contactos que se remontan

varios meses atrás, ha sido muy bien acogido y algunos de estos políticos conceden gran importancia a la

reunión —convocada con anterioridad—, que tendrá lugar mañana en casa de Heribert Barrera, y a la que

asistirán además algunas personalidades independientes, como Trías Sagnier y Jaume Carner.

«Hasta ahora —continúa Trías Fargas—,. la proliferación de partidos y siglas tenía sus ventajas, ya que

ha permitido, por ejemplo, la formación de cuadros dirigentes profesionalizados. Sin embargo, a medida

que se acercan las elecciones el panorama adquiere unos tintes entre ridículos y trágicos. A todos nosotros

nos separan diferencias mucho menores que las que puedan existir entre las diversas alas de los partidos

británicos.»

Con respecta a su dimisión, el señor Trías Fargas afirma que se trata de un gesto simbólico y que en

adelante no piensa ser «sino un soldado raso al servicio de Cataluña». Este pacto de la izquierda

moderada en Cataluña lo concibe como un primer paso de cara a la articulación de una opción similar a

nivel de todo el Estado español.

LEY ELECTORAL. — Según Josep Pallach. tal alianza obtendría más del 55 por 100 de los votos en

Cataluña. «Sería un error grandísimo que acudiéramos por separado a las urnas. La gente pide la unión.»

En su opinión, el bloque de izquierda moderada incluiría «solamente a fuerzas inequívocamente

democráticas». «Aceptaríamos a los socialistas -se refiere a la Convergencia de Raventós—, pero no a los

comunistas del P. S. U. C.»

El primer paso de cara a la formación de esta alianza sería la actuación conjunta a la hora de presionar al

Gobierno para que la ley Electoral no perjudique a los partidos catalanes. El sistema de redistribución de

los restos es un punto clave a este respecto.

«Gestos como el de Trías Fargas —explica Jordi Pujol— tienen un efectismo positivo y su mérito radica

en potenciar un tema subsistente desde hace tiempo. Yo creo que obstáculos insalvables no hay ninguno y

que podríamos ser muy determinantes en la política catalana.»

El señor Pujol hace especial énfasis —y en esto coincide prácticamente con el resto de los implicados—

en que la alianza no se limitaría a la propia estrategia electoral, sino que tendría objetivos más a largo

plazo.

Quizá el más reticente a la operación sea precisamente el anfitrión del encuentro de mañana, Heribert

Barrera. El señor Barrera se muestra favorable a la alianza pero cree que todavía quedan muchos cabos

por atar y que transcurrirá cierto tiempo antes de que se consuma. Se queja, además, de la actitud de

protagonismo, que podrían estar adoptando algunos de los implicados.

 

< Volver