Presentación en Madrid de la Lliga de Cataluña     
 
 Informaciones.    22/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

INFORMACIONES

Presentación en Madrid de la Lliga de Cataluña

MADRID. 22 (INFORMACIONES).

Los hombres de la Lliga de Cataluña, los que han tomado el relevo de la Lliga Regionalista, después

Lliga Catalana de Francesc Cambó, han querido venir a, Madrid para hacer la presentación de su partido

y así disipar recelos y romper con ese cierto aislacionismo de los partidos y grupos políticos de Cataluña.

Anoche así lo manifestaba Jorge Trias Sagnier en el acto de presentación que la Lliga de Cataluña,

celebró en un hotel madrileño.

«Quiero decir —afirmó mas adelante— que no venimos a separar nada, sino todo lo contrario, a unir más

a esta España, que para nosotros es indiso1ub1e. La Lliga fue siempre un partido catalán, liberal,

autonomista, que preconiza una Cataluña solidaria en una España vertebrada.»

«Si fue el primer Borbón. Felipe V -añadió el señor Trías Sagnier—, quien acabo con las libertades de

Cataluña, nuestra mayor y más sincera esperanza es que sea el primer Borbón de la Monarquía restaurada

quien, subsanando todos los errores pasados, reconozca los derechos de nuestro pueblo e inaugure una

nueva época de íntima y cordial colaboración entre los pueblos de España.»

Josep María Figueras, miembro del Comité Político de la Lliga, habló a continuación para decir que la

presencia de la Lliga en Madrid era un signo más de la normalización de la vida política española.

«La Lliga en Madrid —continuó el señor Figueras— quiere, ser un testimonio de que las aspiraciones de

la autonomía política y la reivindicación de una cultura no son la bandera de un grupo minoritario y

partidista, sino el deseo unánime de un pueblo. Afirma aquí hoy, como hace tres cuartos de siglo, de que

hay que reconocer los derechos de la personalidad cata-lana, y afirma asimismo su tranquila confianza en

que ello será pronto una realidad.»

«La Lliga —continuó— pretende ser un partido de centro a la europea, abierto, pragmático, sensato, sin

miedo a los cambios, liberal y no dogmático, y, por tanto, no marxista. que rechaza cualquier etiqueta

religiosa, que rechaza todo sucursalismo de Madrid y proclama su identidad catalana y quiere participar

del destino común de los pueblos hispanos.»

Josep María Figueras terminó su discurso lanzando la idea de un «pacto catalán», al que invitó no sólo a

los partidos políticos catalanes, sino también a los partidos del resto del Estado español.

Por último, hizo uso de la palabra Salvador Millet i Bel, miembro también del Comité Político, quien

expresó su deseo de buscar fórmulas de entendimiento para superar la grave crisis por la que atraviesa

España.

«Si el señor Suárez —concluyó don Salvador Millet i Bel— quiere sacar adelante su proyecto de reforma

política, será indispensable que con rapidez trate de apartar recelos, garantizando a la oposición la

celebración de unas elecciones sinceras y no mediatizadas. Para conseguir este objetivo vemos tan sólo un

camino: la entrada en el Gobierno del propio señor Suárez de elementos representativos de la oposición

moderada, tanto de 1a central como de 1a regional.»

 

< Volver