Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Escepticismo catalán ante una coalición centrista     
 
 Informaciones.    26/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

26 de octubre de 1976

ESCEPTICISMO CATALAN ANTE UNA COALICION CENTRISTA

Por Enrique SOPENA BARCELONA, 26.

EL proyecto existe, pero, a mi entender, se encuentra aún en fase un tanto prematura», precisaron ayer a

este corresponsal fuentes solventes próximas a las personalidades catalanas presuntamente vinculadas a la

coalición centrista que estaría siendo estimulada desde el Gobierno, en parte como réplica a Alianza

Papular. (Ver INFORMACIONES del día 23.)

Entre los nombres que se barajaban figuran los de don Pedro Duran Farrell, don Juan Antonio Samaranch

y don José María Socías Humbert, a los cuales se ha añadido aquí también como posibilidad el de don

Santiago de Cruylles.

Las mismas fuentes subrayaron para INFORMACIONES que, en relación con su proyección en Cataluña,

el proyecto se hallaba todavía más en ciernes. El problema radica en el hecho de que en esta región

aparece muy consolidado un potente centro, con inclinación hacia la izquierda, acerca del cual numerosos

observadores opinan que cuenta con indudables bazas electorales de triunfo. Este centro-izquierda

catalán, últimamente alentado por el dirigente liberal don Ramón Trías Fargas, abarca un amplio y

matizado espectro que va desde la democracia cristiana de don Antón Canyellas hasta el socialismo no

marxista de don Josep Pallach, teniendo como principal eje al centrismo nacionalista de don Jordi Pujol,

blanqueado por el nacionalismo histórico de Esquerra Republicana (don Heribert Barrera) y por el

liberalismo progresista pilotado hasta hace poco por don Ramón Trías Fargas. Precisamente este político

dimitió de su puesto de presidente de Esquerra Democrática como gesto espectacular para presionar en

favor de la coalición centro-izquierdista, con explícito llamamiento a sus colegas antes citados. Días

después, el señor Trías Fargas insistía en su llamamiento a través de unas importantes declaraciones

concedidas a «La Vanguardia», que fueron saludadas positivamente a través de un editorial de este

periódico, y, posteriormente, a través de otros editoriales y comentarios de «El Correo Catalán» y del

«Diario de Barcelona». La propuesta ha empezado a encontrar concretos ecos favorables. El pasado

domingo, por ejemplo, el dirigente socialdemócrata señor Pallach (P.S.C.) —ex Reagrupament— recogía

la iniciativa públicamente durante su intervención en el mitin de su partido celebrado en Figueras.

Asimismo, el Partit Social-demócrata ha difundido un comunicado sumándose al bloque de

centro-izquierda. Al parecer, las conversaciones formales entre unos y otros han empezado ya, y no se

descarta que en breve se halle confeccionada una alianza catalana de centro - izquierda de indudable

solidez.

Por todo ello, las fuentes pulsadas por este corresponsal, cercanas al grupo catalán del proyecto centrista

pro gubernamental, se muestran particularmente escépticas en cuanto a la viabilidad de la idea en

Cataluña. Incluso extraña que un empresario como el señor Duran Farrell —no ligado a grupo político

alguno, pero muy partidario del «compromiso histórico» a la española— haya sido incluido en este

núcleo. El espacio centrista está ya bien ocupado aquí, y, sobre todo, de forma natural, en un proceso

gestado a lo largo de bastantes años y que recorre una trayectoria catalanista

—sustantivo de la unión—, de distanciamiento franquista y de posición matizadamente rupturista, pues

todo este bloque gira alrededor del Consell de Fuerzas Políticas de Cataluña, organismo unitario entre

cuyos objetivos figura la ruptura con las instituciones vigentes.

 

< Volver