Autor: Figueruelo, Antonio. 
 Para todos los partidos catalanes. 
 Hoy, día clave  :   
 Tanto las derechas como los de izquierdas mantienen importantes reuniones. 
 Pueblo.    09/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

HOY, DIA CLAVE

Tanto los de derechas como los de izquierdas mantienen importantes reuniones

BARCELONA (PUEBLO, por Antonio FIGUERUELO.) Tanto para la derecha como para la izquierda

catalana parece que la jornada de hoy va a ser de decisiva importancia. El Consell, por una parte, va a

afrontar la prueba más dura de la crisis que lo mantiene aletargado desde hace tiempo, y por la derecha se

vislumbra la formación del llamado «pacte catalá», formado por U. C. de Udina, los restos del Club

Catalonia (después del pase a Lliga Catalana de algunos significativos nombres del mismo) y los

fraguistas del club Agora. Empezaremos por la derecha.

LA A. P., REUNIDA EN UN CASTILLO

Desde este mediodía se reúnen en el castillo de Hostairich representantes de los tres grupos de derecha

antes citados. Aquí les llaman la Alianza Popular catalana, aunque los tres nieguen vinculación alguna

con tal agrupación, que, por otra parte, ha sido causa de importantes escisiones en cada uno de sus

colectivos. No hay que olvidar, de todas formas, que el grupo de Udina contactaba con los silvistas; que

los del Agora eran y siguen siendo, oficiosamente, comandados por Echevarría-Puig; los fraguistas

catalanes, y que en el Club Catalonia, una vez desprendidos los lligueros, parece natural cierta inclinación

hacia lo que ha dado en llamarse «derecha fuerte». La reunión de hoy en Hostalrich, donde se ofrecerá a

la firma un «pacte cátala» de derechas, puede ser el inicio de un nuevo grupo conservador, paralelo al de

los «siete magníficos», de Madrid.

LAS TEORIAS DE PALLACH

El Consell tiene bastante más difícil su papeleta. Hay síntomas de crisis inmediata por dos flancos: de una

parte, el contencioso semántico en torno al Partit Socialista, que tiene enfrentados al grupo de Pallach (ex

Reagrupament) y al nuevo que acaba de surgir tras la desaparición de Convergencia Socialista, Partit

Popular Catalá y Partit Socialista-Congres. Pallach exige que,.al igual que se hizo con su grupo se exija al

nuevo el añadido de «Congres». Estos, sin embargo, no están dispuestos a «adjetivarse».

De otra parte, tenemos además la negativa de los democristianos de U. D. E. a firmar el anunciando

documento conjunto sobre la reforma del Gobierno Suárez. A partir de aquí es cuando puede producirse

la dispersión general. En último término, ocurre lo mismo que en el Seno de la P. O. D.: la actitud de los

democristianos (la U. D. C. catalana forma parte, como se sabe, del Equipo del Estado Español, autor del

documento previo de San Sebastián) impide la adopción de una postura unitaria.

Del resultado que se obtenga hoy en las dos importantes reuniones anunciadas dependerá la marcha

política de los partidos catalanes de derecha e izquierda en los próximos meses.

U. D. C.: LOS PROHOMBRES DE LA RECONCILIACIÓN

Al cumplir su cuarenta y cinco aniversario, la Unió Democrática de Catalunya, que preside Antón

Cañellas, ha hecho público un manifiesto, en la que señala que las líneas fundamentales con las que nació

eran «la exigencia del reconocimiento de nuestra personalidad nacional y de una democracia con plena

participación de la defensa de todos los derechos de los ciudadanos en una sociedad libre, justa y

responsable». Refiriéndose después a los años de la dictadura, dice: «Nada más iniciar un período de

prometedoras esperanzas, caía encima nuestro una dictadura, que impedía el ejercicio de los derechos más

elementales de la persona humana y que pretendía aniquilar la existencia de Catalunya como pueblo.»

En todo momento, U. D. C. y sus hombres, «durante aquellos años difíciles, no solamente han servido

fielmente los principios que informaban su creación, sino que los han servido sin desfallecimiento,

pagando algunos de ellos el precio más alto».

Finaliza el comunicado con un «nosotros somos los hombres de la reconciliación» y «ofrecen» a

Catalunya «la más segura posibilidad de su incorporación a Europa, unidos federalmente a los otros

pueblos del Estado español».

 

< Volver