Autor: Sanmillán, J. M. . 
 López Raimundo declara en Madrid. 
 No hablar catalán no es ninguna dificultad     
 
 Pueblo.    17/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

López Raimundo declara en Madrid

"NO HABLAR CATALAN NO ES NINGUNA DIFICULTAD"

MADRID. (PUEBLO.)—«Es mi primer viaje legal a Madrid y estoy contento de estar en libertad»,

declaró anoche a los periodistas el secretario del P. S. U. C., Gregorio López Raimundo, a quien

acompañaban en su presentación madrileña Simón Sánchez Montero, Santiago Álvarez y Manuel

Azcárate.

López Raimundo señaló que el que no sepa hablar catalán no es ninguna dificultad para su cargo y que

parece ser que el P. S. U. C. no tiene prisa en cambiarle. Respecto a las conexiones con el P. C. E.,

significó que el P. S. U. C. es el partido de los comunistas catalanes y que, en realidad, «constituimos un

todo». «Somos una misma cosa, sin que el P. C. E. exija supeditación o vasallaje. Es un buen ejemplo de

internacionalismo.»

Sobre una pregunta referida a la experiencia del Frente Popular, López Raimundo dijo que no se olvida la

lección histórica, pero que la guerra civil fue una tragedia inmensa. «Hay que llegar a la unidad

—prosiguió— de las fuerzas populares, y llegada la democracia, hay que desterrar la violencia.» En

cuanto al episodio de la guerra civil y sobre las causas de la pérdida de la misma, señaló (la pregunta la

hizo un compañero) la situación internacional, la complicidad de las democracias occidentales, las

divergencias internas y «también nuestros errores». Llegado este punto habló del P, O. U. M. y de los

sucesos del 37 en Cataluña... «Fue una lucha triste y se procedió injustamente.» Añadió que actualmente

las circunstancias no son las mismas ni tan siquiera en Europa.

ELECCIONES Y CARNE

Se le preguntó a Azcárate sobre la posibilidad de acudir a unas elecciones con el camuflaje de otro partido

y la respuesta fue tajante: «Cuando llegue su momento, el partido irá a unas elecciones con su bandera y

sus hombres. Haremos nuestra campaña electoral a costa de lo que sea y llamamos la atención de todos

los demócratas españoles en cuanto al problema de la prohibición de nuestro partido en la vida política

del país.» Por otra parte, matizó que las relaciones con el Partido Socialista español son muy buenas.

Simón Sánchez Montero presentó el nuevo formato del carnet, y anunció que en la «semana del partido»

se harían las entregas, y que era intención del partido celebrar, en la medida que se pueda, actos públicos

y políticos para salir de las catacumbas. En la contraportada del carnet se pondrá la nacionalidad o

regionalidad y, al hablar de esto, Sánchez Montero citó a Canarias, y dijo que allí el partido no es

separatista, sino que lo que quiere es un reconocimiento autonomista de la región, y acusó la pasividad

que se tiene con los separatistas y las emisiones de radio que realiza el canario Cubillo.

Azcárate respondió a la pregunta sobre la O. T. A. N. en el sentido de que es postura del partido el ir

contra los bloques militares en Europa, e incitó los ejemplos de las bases americanas y soviéticas.

Volviendo a los carnés, salió la cifra. Antes de salir de la clandestinidad, el partido quiere llegar a la cifra

de 300.000, y el P. S. U. C., a los 50.000.

REFERÉNDUM

Simón Sánchez indicó que no todos en la oposición habían visto la importancia del referéndum, e indicó

que era necesaria la postura de hacerla frente, ya que, según se redacte e intuyendo el sí, el Gobierno se

vería reforzado en su política, y señaló que las libertades deben ser concedidas antes del referéndum.

También manifestó la voluntad de llevar a cabo una campaña de abstencionismo inmediata, para

equilibrar las fuerzas de difusión oficialista, y confirmó la aceptación de una oferta gratuita de unos

publicitarios para realizar esta campaña.

José DE SANMILLAN

 

< Volver