Autor: Tarín Iglesias, José. 
 Barcelona al día. 
 El Instituto de Estudios Catalanes vuelve a la luz     
 
 ABC.    28/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

BARCELONA AL DIA

El INSTITUTO DE ESTUDIOS CATALANES VUELVE A LA LUZ

La noticia ha causado una viva satisfacción. Este pueblo, profundamente sentimental, y

entrañablemente apegado a sus instituciones, ha visto reparado uno de los más inútiles y

humillantes acuerdos tomados en los albores de la paz, fruto sin duda del apasionamiento y de

la incomprensión de quienes desconocían las características de ésta región. La suspensión de

facto del Instituto de Estudios Catalanes constituyó una de las más desgraciadas operaciones

llevadas a cabo en momentos de euforia triunfalista. Afortunadamente durante estos últimos

cuarenta años no se apagó ni un solo momento la antorcha encendida en 1907 por Enrique

Prat de la Riba al fundar aquel organismo, que fue decisivo para la cultura catalana.

• El gran patriarca del actual renacimiento cultural de nuestra tierra supo en aquellos

instantes, rodearse de hombres de extraordinaria valía para que dieran forma y contenido al

instituto. Ellos fueron, entre otros, Josep y Joan, Eugenio d´Ors, «Gaziel», Maragall y,

posteriormente, Pompeu Fabra, Carlos Riba, Jordi Rubio, etcétera, que llevaron a cabo una

importante labor en todos los aspectos de nuestras Letras configurando, por fin, a través del

inolvidable Fabra nuestra Lengua, a la que se le dieron definitivas reglas.

• Pero aparte de esta labor importantísima, desarrollada durante más de treinta años, creó

un indiscutible instrumento de trabajo, como fue la Biblioteca de Cataluña, instalada en sus

tiempos iniciales en los pisos altos del Palacio de la Generalidad, hasta que en los años 30

comenzó su traslado a las nobles estancias del Antiguo Hospital de la Santa Cruz, donde,

actualmente, se halla ubicada. La Biblioteca de Cataluña que, con los tristes años invernales

denominose Biblioteca Central para recuperar su definitivo nombre hace muy pocos años, ha

constituido ciertamente el auténtico faro de nuestra mejor cultura.

• Desde la presencia de Juan Antonio Samaranch en la Diputación Provincial y, con él,

Marcelino Moreta, constituyó una auténtica obsesión el restablecimiento total del Instituto. Sin

prisa pero también sin pausas fue tejiendo una inteligente política que le llevara a su

reconocimiento oficial, tanto en el plano económico como en el legal e institucional, cosa que

finalmente acaba de lograr tras el acuerdo del último Consejo de Ministros al reconocer al

Instituto como Corporación Académica, Científica y Cultural, cuyo ámbito de actuación se

extenderá a las tierras de lengua y cultura catalana. Con ello el Gobierno de la Monarquía viene

a reparar algo que le dolía profundamente a Cataluña. De ahora en adelante el Instituto vuelve

a la luz gracias, principalmente, a las gestiones de nuestro dinámico presidente de la

Corporación Provincial, que desde el primer momento creyó en la absoluta necesidad de ir al

reencuentro de esa institución, que tanto prestigio le ha dado a nuestro pueblo. La región

catalana y sus hombres más representativos sabrán agradecer al Monarca esa nueva prueba

de afecto hacia estas tierras que fueron en su día uno de los más firmes fundamentos de la

Corona. José TARÍN IGLESIAS.

 

< Volver